Plan Cóndor: 15 represores condenados entre 8 y 25 años de cárcel

Publicado: 27/05/2016 18:28
Plan Cóndor: 15  represores condenados entre 8 y 25 años de cárcel
EFE/ Familiares de desaparecidos colmaron la sala de audiencias del Tribunal argentino.

El uruguayo Cordero y el último dictador argentino Bignone fueron algunos de los acusados de asociación ilícita y secuestro.

En un hecho histórico, por primera vez un órgano judicial condenó a militares por las acciones del Plan Cóndor, que coordinó las actividades represivas de dictaduras militares instaladas en el Cono Sur durante las décadas del 70’ y 80’. En Argentina, el Tribunal Oral Federal 1 condenó este viernes a 16 represores por asociación ilícita y secuestro de personas durante los gobiernos de facto.

Después de tres años de juicio y en una audiencia pública colmada de familiares de desaparecidos principalmente, los jueces Adrián Grünberg, Oscar Amirante, Pablo Lafuer y el sustituto Ricardo Basílico detallaron las condenas de cada acusado que en 2003 eran 32 pero 17 llegaron vivos a la lectura del veredicto.

En las causas que pesaban sobre el uruguayo Manuel Cordero, quien cumple prisión preventiva en Argentina, el Tribunal condenó al represor a 25 años de prisión por asociación ilícita y secuestro de 11 personas entre las que se encontraban: Adalberto Soba, Maria Emilia Islas Gatti de Zaffaroni, Jorge Zaffaroni y María Claudia García de Gelman. Por otra parte, se rechazó el pedido de nulidad de las acusaciones, presentada por el ex represor.

Mientras que el último dictador argentino, Reynaldo Bignone, fue condenado a 20 años de prisión por el secuestro de cuatro personas y se lo absolvió de haber cometido este delito respecto a otras dos.

El ex comandante argentino Santiago Riveros fue condenado a 25 años de prisión por asociación ilícita y privación de libertad de 18 personas entre las que estaban: Jorge Zaffaroni y María Emilia Gatti de Zaffaroni. Así como fue absuelto de las acusaciones de secuestro de otras seis personas entre las que se encontraba José Luis Urtasún.

El coronel Rodolfo Feroglio, ex director de la Escuela de Caballería y Jefe del Área Militar 430, fue condenado a 20 años de prisión por el secuestro de cuatro personas. Mientras que el ex represor Luis Sadi Pepa deberá cumplir con 12 años de cárcel por privación de libertad de Florencio Benítez, así como fue absuelto por otros dos casos.

Por su parte, Néstor Falcón, el ex jefe del Batallón de Comunicaciones 601, fue condenado a 12 años de prisión por el secuestro de Elba Gándara Castromán.

El militar Eduardo De Lío fue condenado a 12 años de cárcel por el secuestro de Ari Severo y absuelto en el caso de Julio César D’Elía.

Antonio Vañek deberá cumplir con 13 años de prisión pro el secuestro de Gustavo Inzaurralde. Mientras que el represor Humberto Román Lobaiza fue acusado por la misma causa pero vinculada a tres personas, una de ellas María Claudia García de Gelman, y deberá cumplir con 18 años de reclusión.

El ex jefe del Regimiento de Infantería I “Patricios”, Felipe Alespeiti, fue condenado a 12 años por secuestrar a María Magnet, y absuelto en la causa de María Claudia García.

Eugenio Guañabens deberá cumplir con 13 años de cárcel por el secuestro de Juan Filarti. Mientras que Carlos Caggiano, acusado del mismo delito, fue condenado a 12 años por privación de libertad de Casulo Vera. Lo mismo ocurrió con el ex represor Enrique Olea, pero por participar de dos secuestros.

En tanto, Miguel Furci, ex agente de la inteligencia argentina, fue condenado a 25 años de prisión como coautor de secuestros violentos o con amenazas, en el caso de 67 personas. Mientras que en otros siete casos se considera un delito de privación de libertad agravado porque su duración fue más de un mes. Entre los casos está el de Maria Claudia García y Marcelo Gelman. Así como fue absuelto por “imposición de tormentos” en cuatro casos.

Mientras que el ex represor Federico Antonio Minicucci fue condenado a ocho años de cárcel por asociación ilícita en el marco del Plan Cóndor y absuelto de un cargo de secuestro.

En total, los represores están acusados por el secuestro y asesinato de 105 personas: 45 uruguayos, 22 chilenos, 13 paraguayos, 11 bolivianos y 14 argentinos.