Frente Amplio y Pit-Cnt piden movilización para enfrentar proceso a Rousseff

Por: Fabian Cambiaso
Publicado: 18/04/2016 14:24
Frente Amplio y Pit-Cnt piden movilización para enfrentar proceso a Rousseff
Frente Amplio

La izquierda política y sindical exige una condena regional. MPP planteó al gobierno exclusión de Brasil.

A diferencia de otros gobiernos de la región, Uruguay aún no se expresó oficialmente sobre la aprobación del proceso de "impeachment" votado ayer por la Cámara de Diputados, contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff. Aunque el Frente Amplio salió contundentemente a rechazar lo sucedido ayer en Brasilia.

La Mesa Política, órgano de dirección diaria del oficialismo uruguayo manifestó su preocupación por las "acciones desestabilizadoras hacia el gobierno del Partido de los Trabajadores, para lo cual se utilizan mecanismos políticos que desbordan el accionar de los Poderes Legislativo y Judicial".

A la vez que expresa su "solidaridad con la compañera Dilma Rousseff" el Frente Amplio apuesta ahora a que sean "amplios sectores de la población, mediante la movilización popular, los que defiendan la democracia, la legalidad y el rumbo de las políticas progresistas en Brasil".

Llama la atención en cuanto a que entre los Diputados que votaron el inicio del juicio político, "hay personas que tienen causas pendientes con la Justicia o están siendo imputados en casos de corrupción".

Fernando Miranda, candidato de los sectores "moderados" a la presidencia del FA, expresó su profundo rechazo a la situación en el país vecino, a la que calificó de "circo" y "golpe real a la democracia".

Hay sectores del oficialismo que incluso le reclaman al Gobierno que impulse en el Mercosur la aplicación a Brasil de la "cláusula democrática" prevista en el Protocolo de Ushuaia, que implica la suspensión de un país del bloque se aparte de las normas democráticas. Esa cláusula le fue aplicada a Paraguay en 2012 luego de la destitución parlamentaria de Fernando Lugo.

MPP planteó exclusión de Brasil

El Movimiento de Participación Popular planteó este lunes oficialmente que el Gobierno uruguayo y el Mercosur analicen la exclusión de Brasil si prospera el juicio político contra Dilma Rousseff.

El mujiquismo expresó " su mas enérgico rechazo" ante lo que calificó de "frente al golpe de Estado parlamentario".

Sostuvo además que " es responsabilidad de los organismos multilaterales y los gobiernos que los integran dar seguimiento al golpe de Estado parlamentario en curso y evaluar posibles medidas".

En ese sentido también se expidió el diputado Daniel Caggiani, legislador del mujiquismo y vicepresidente del Parlasur, que calificó lo sucedido en Brasil de "golpe de Estado Parlamentario", según publica La Diaria. El sector analizará el tema en las próximas horas.

"Vai ter luta", promete el Partido Comunista de Uruguay, parafraseando las palabras de batalla del Partido de los Trabajadores brasileño. Su Comité Central expresó en las últimas horas su "tajante condena al golpe de estado parlamentario dado por la oligarquía y la derecha en Brasil. En una declaración, sostuvo que lo ocurrido este domingo fue un verdadero "linchamiento político", al no haber ninguna prueba en contra de Rousseff, "en donde con 300 votos se desconoció a más de 54 millones de brasileños".

Para el PCU, esa "también es nuestra lucha" y convoca "a todas las fuerzas democráticas de Uruguay y a todo el pueblo a pronunciarse contra el golpe".

El Comité Ejecutivo del Partido Socialista expresó su "absoluto rechazo a las acciones oportunistas que, utilizando el mecanismo del impeachment, desestabilizan al Gobierno de la compañera Dilma Rousseef, electa por más de 54 millones de brasileños".

También ratifica su "compromiso con el pueblo brasileño para que, mediante la movilización popular, siga defendiendo la democracia y el rumbo de las políticas de izquierda iniciadas en 2003". Expresó asimismo su confianza en que en las próximas etapas previstas en el proceso "prevalezca el respeto a la decisión soberana" de los brasileños.

El diputado Roberto Chiazzaro, quien pertenece al sector "ortodoxo" o "removedor" del PS, expresó que la Cámara de Diputados de Brasil votó el juicio político a Rousseff "sin haber podido probar actos de corrupción, por lo que la democracia en Brasil está alterada". Para Chiazzaro "se está ante un golpe blando que el Mercosur no debe tolerar".

En igual sentido, la Vertiente Artiguista llamó a la "unión de los pueblos y las fuerzas progresistas para evitar la restauración liberal". El ex ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, exhortó a "la derecha a festejar hoy. Aprovechen este día porque el pueblo brasileño entenderá rápidamente que van por las conquistas sociales y los derechos".

La central sindical uruguaya también repudió lo que calificó de "golpe de Estado y anunció que analizará acciones a tomar, entre ellas una movilización en contra de la situación en Brasil.

El que está en el ojo de la tormenta es el senador y líder colorado Pedro Bordaberry. Cuando en la noche del domingo la apertura del proceso de impeachment contra Rousseff llevaba 341 votos, el legislador anunció en un polémico tuit: "Falta uno", lo que despertó la ira de militantes de izquierda en la red social, que lo acusaron de "golpista" y le recordaron el papel de su padre, Juan María Bordaberry, como presidente de facto.

El líder colorado borró ese tuit y en su lugar publicó otro en donde calificó de "triste" el momento que enfrenta Brasil, deseando que "todo se resuelva dentro de la Constitución y el voto".

El diputado y ex vicecanciller Ope Pasquet dijo por su parte que el apoyo que el Gobierno uruguayo le expresara el mes pasado a Rousseff fue un "grave error" ya que ahora debería desconocer al vice Michel Temer si le toca asumir la Presidencia.

Desde el sector batllista, el senador José Amorín "llamó a tener coherencia". Para el legislador, el FA es cómplice de atropellos, mientras que en Brasil y en Paraguay castiga a lo legal". En su opinión Brasil debería ir a elecciones anticipadas si se aprueba el Senado aprueba el juicio político contra Rousseff.