Free Shops: preparan medidas para mitigar impacto de "lojas francas"

Publicado: 13/06/2018 18:45
Free Shops: preparan medidas para mitigar impacto de "lojas francas"

En la frontera temen que la instalación de las tiendas libres de impuestos de lado brasileño liquide la actividad comercial en la zona.

El gobierno prepara un paquete de medidas ante el impacto que generará en la frontera la instalación, por parte de Brasil, de "lojas francas", que estarán en competencia directa con los free shops ubicados en territorio uruguayo.

El decreto, publicado el mes pasado en el Boletín Oficial de ese país, está pronto para ser implementado. Se espera que en la primera semana de julio abran sus puertas las primeras tiendas.

La llegada de estos nuevos emprendimientos es vista con un profundo temor por sus similares locales, ante los seguros efectos que tendrán en la actividad y en las fuentes de trabajo.

Según anunció este miércoles ante la Comisión de Hacienda de Diputados el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, las medidas pasan por un cambio en la tributación de este tipo de comercios. La fórmula oficial plantea que dejen de aportar un canon fijo y pasen a pagar un porcentaje de sus ventas.

El paquete incluye además la inclusión de 30 nuevos productos al listado de lo que están autorizados a comercializar, explico a ECOS el diputado colorado Conrado Rodríguez (Espacio Abierto).

En los próximos habrá una reunión bilateral en donde las autoridades uruguayas plantearán el tema. La propuesta del gobierno es que lo relativo a las "lojas francas" sea discutido a nivel regional, dado el impacto que tendrá en todos los países con frontera con Brasil.

La llegada de las "lojas francas" se sucede en un momento muy complicado para los free shops y para todo el comercio de frontera en general. Estimaciones elevadas ante el Parlamento por las asociaciones de comerciantes señalan que unos 45.000 puestos de trabajo están en riesgo.

Datos citados en la comisión por el diputado nacionalista riverense Gerardo Amarilla (Todos), indican una reducción del 25% de la actividad en la zona en el primer cuatrimestre de este año, con respecto al mismo período de 2017.

En ese lapso, afirmó el legislador, hubo en Rivera 200 envíos al seguro de desempleo.

La diferencia en la normativa bajo la que estarán amparadas en Brasil las "lojas francas" es sustanciamente diferente a la que rige hoy a los free shops uruguayos.

Por ejemplo, podrán vender no sólo productos del Mercosur sino también brasileños. La carga tributaria que afrontarán será sustancialmente menor y, a diferencia de los que sucede a nivel local, estarán habilitados a venderle a ciudadanos de su país.

En ese sentido las "lojas" deberán pagar aranceles de un máximo de 5%, frente al 15% al que están obligados los uruguayos, que además deben aportar un depósito fiscal adicional de 1,7% previo al ingreso de los productos.

Otra de las diferencias es que los brasileños tendrán una cuota de venta por persona de US$ 300, y podrán aceptar tarjetas de crédito nacionales.

En Rivera, la crisis económica del país vecino hizo descender 70% las ventas de los free shops locales en los últimos dos años, según datos elevados por sus propietarios al Parlamento. En ese período los puestos de trabajo se redujeron 25%.