Bergara: “Hay que hablar sobre acuerdos comerciales"

Publicado: 13/06/2018 17:44
Bergara: “Hay que hablar sobre acuerdos comerciales"

La economía uruguaya navega serena en "el mundo que nos rodea caótico, incierto, volátil", dijo el presidente del Banco Central.

El presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, apuntó que, en tiempos de "turbulencia" económica en la región, la economía uruguaya navega "razonablemente" y con serenidad, aunque no desprovista de ciertos desafíos.

Bergara, que brindó esta mañana una charla titulada "Mundo incierto y región turbulenta. Y por casa, ¿cómo andamos?," dijo que pese a la alta volatilidad que se vive tanto a nivel global como regional, en particular por las dificultades económicas que transitan Argentina y Brasil, Uruguay evoluciona saludablemente.

"A pesar de que el mundo que nos rodea es caótico, incierto, volátil, y de que la región le agrega aún mas incertidumbres y volatilidad, creo que nosotros seguimos navegando razonablemente desde la serenidad, desde la tranquilidad y adecuando lo que hay que adecuar", destacó.

Bergara sostuvo, en esa línea, que en un contexto donde los asuntos geopolíticos y las "posibles guerras cambiarias y comerciales" influyen cada vez más en los mercados y "un tweet tiene más impacto que los fundamentos que lo soportan" el país posee una "plataforma" de medidas preventivas que le garantizan estabilidad.

El presidente acotó, sin embargo, que Uruguay tiene por delante ciertos desafíos, entre los que destacó la necesidad del país de adecuar el marco fiscal para "seguir consolidando la sustentabilidad de las cuentas públicas" y aspectos como mejorar la inversión y la generación de empleo.

En cuanto a la situación en Argentina, Bergara apuntó que el panorama para ese país es "muy difícil" con un déficit fiscal que sumado al déficit del Banco Central argentino ronda un 8 % del PIB, un flujo inversor más débil que lo previsto y una inflación del 25 %.

"La perspectiva en Argentina es complicada y el punto de partida son niveles de pobreza e indigencia muy preocupantes (...) lo que hay en Argentina hoy es la oportunidad de hacer las correcciones necesarias. El acuerdo con el FMI básicamente permite tener el tiempo para esa oportunidad, pero obviamente es un proceso doloroso", valoró.

Asimismo, Bergara puntualizó que la situación de Brasil, si bien es distinta, también es negativa, ya que el proceso político del país tiene "impactos importantes" sobre los aspectos económicos y financieros y no le brinda estabilidad.

Por otra parte, aseguró que pese a que el dólar está "bastante volátil" y genera incertidumbre en el mundo, es posible afrontar estas dificultades cuando se pagan ciertos costos.

"Está claro que el tipo de cambio subió de manera bastante rápida pero en la medida en que se mantenga dentro de rangos que equilibran los distintos objetivos de la política económica (...) uno tiene esa plataforma que nos permite evaluar y vivir esto desde la serenidad y no desde el dramatismo", resaltó.

"Cuando uno elige no endeudarse en dólares al 100 % o endeudarse más a largo plazo, cuando uno elige ir a un ritmo posible y no necesariamente deseable con todo lo que es el impulso productivo y social uno paga costos y el pago de esos costos da sus frutos en momentos de siniestro", dijo.

“Estamos a tiempo de hacer una adecuación aprovechando el crecimiento de la economía, manteniendo los objetivos explicitados por el gobierno en inversión y gasto público, pero adecuando el resultado para consolidar esa trayectoria sustentable de las cuentas públicas, lo cual ha sido explicitado en la formulación de la Rendición de Cuentas”, agregó.

Sin embargo señaló que aunque se está en crecimiento eso no se refleja en un aumento en el empleo. Bergara reiteró la "necesidad que existe en el país de reactivar el proceso inversor", "insertarse en un mundo complejo" en un proceso que "Uruguay tiene mucho para ganar porque hoy se pagan cientos de millones de dólares de aranceles".

“Hay que hablar sobre acuerdos comerciales y luego decidir en base a los intereses del país; lo que no se puede hacer es decir de esto no hablo”, concluyó.