PIT-CNT sale a debatir sobre el agro tras ruido de los autoconvocados

Publicado: 17/05/2018 16:05
PIT-CNT sale a debatir sobre el agro tras ruido de los autoconvocados
Presidencia

A través del Instituto Cuesta Duarte, la central sindical plantea nueve temas del agro que los trabajadores para la discusión.

El Instituto Cuesta Duarte hizo público un informe titulado “Los 9 temas del agro que los trabajadores queremos debatir” y plantea un diagnóstico de la situación del sector agropecuario en Uruguay, a raíz de la aparición de los "autoconvocados"y su debate con el gobierno nacional.

El economista Daniel Olesker, director del Instituto que pertenece al PIT-CNT, dijo a ECOS que, si bien la situación del agro se estudió y trabajó en 2017, fue la creación del movimiento Un solo Uruguay y su ruido político lo que motivó este informe desde una mirada sectorial.

"A lo largo del año pasado hicimos documentos caracterizando el desarrollo productivo e incluso presentamos un apoyo a la central de trabajo sobre su grado de primarización, con planteos sobre cómo agregar valor y cuestionando la relación que se establece entre salarios y precios de la tierra, a través de una estructura muy primaria que favorece la valorización de los recursos naturales en desmedro del trabajo. En el correr de este año surgió una propuesta genérica que ponía la discusión en términos de agro versus ciudad y eso nos llevó a plantear la necesidad de mirar la cosa con un enfoque más social", afirmó Olesker.

Según los datos que se desprenden del informe del Cuesta Duarte, las actividades agrícolas representaron aproximadamente el 5% de la producción total del país en el año 2017 y sostiene que, en los últimos años, creció "prácticamente siempre".

Olesker visualiza la situación del agro como diversa y compleja y cree que “las diferentes heterogeneidades expresan realidades diferentes y un enfoque genérico del campo es inconducente, además de ser absolutamente superficial desde el punto de vista académico”.

Para el economista el grupo de los "autoconvocados" planteó dos discusiones centrales. “Un agro contra Estado que se explica por la presión tributaria y un agro contra trabajadores que se explica por el salario, pero no está planteado el tema de la cadena de valor”.

El informe alienta a debatir nueve puntos centrales de la actividad.

En cuanto a los impuestos y la presión tributaria se plantea que desde 2005 se mantiene en un guarismo estable, entre el 6% y el 9%. Según datos del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), en 2017 esa cifra se instaló en el 8,8%, muy cerca del límite.

El informe advierte además que la presión tributaria en el agro es menor a la de industria y el comercio y también al promedio de la economía. Tras la reforma tributaria de 2007 se intentó equiparar la situación tributaria del agro, con exoneraciones de IVA a la compra de insumos, así como las vigentes sobre el impuesto al patrimonio y el elevado monto mínimo no imponible.

“Los salarios tienen un peso relativo muy bajo y la presión tributaria es menor al 9%".

Otro de los puntos centrales del documento trata de los aportes a la seguridad social, los salarios, las condiciones de trabajo mejoradas bajo la ley de ocho horas para los trabajadores rurales, el precio de la tierra que registró un valor exponencial en los últimos tres quinquenios, la heterogeneidad estructural y el rol del agro en esas cadenas de valor.

Relación con "autoconvocados"

Luego de algunos chispazos públicos, el PIT-CNT y representantes del movimiento Un solo Uruguay acordaron reunirse el 11 de abril en la sede de los trabajadores y, tras varias horas de intercambiar opiniones, llegaron a estar de acuerdo en la elaboración de una agenda común.

Sin embargo, días después los trabajadores nucleados en los sindicatos metalúrgico (Untmra), construcción (Sunca), bancario (AEBU) y comercio (Fuecys) elevaron un comunicado donde trataron a los “autoconvocados” de hacerle el juego a la derecha.

“El llamado movimiento de los 'autoconvocados', desarrollado desde principios de este año, son también en sus postulados centrales una clara manifestación de lo que decimos más arriba. [...] Los grandes empresarios rurales que están al frente de estas movidas han hecho planteos de derecha.
Por ejemplo, la de bajar el 'costo del Estado', la de terminar con políticas sociales reivindicadas por el movimiento obrero, y especialmente considerar al salario y su crecimiento real como un problema y no una solución", afirma el documento.

Previo al discurso del 1o. de mayo varios dirigentes del PIT-CNT repartieron banderas de Uruguay entre los asistentes para evitar que los autoconvocados se adueñaran del pabellón patrio, ya que fue una señal de identidad en cada acto realizado en el interior del país.

“Yo no estuve en la reunión esa, sí conozco lo que me contaron los compañeros dirigentes que estuvieron. Acuerdos puntuales puede haber porque buena parte de los problemas en los sectores de pequeña y mediana producción coinciden con los problemas de los trabajadores”, dijo Olesker cuando fue consultado sobre la relación, de tire y afloje, que tiene la central sindical con el movimiento.