UPM negocia segunda planta en cuenca de Río Negro

Economia & Agro

13/07/2016 19:06

UPM negocia segunda planta en cuenca de Río Negro

Recién se está en conversaciones con el gobierno uruguayo pero sería aún más grande que la instalada en Fray Bentos.

Mientras la central sindical PIT CNT ofrecía sus primeros datos sobre la repercusión del paro general, en la mañana de este jueves, en Suárez y Reyes, el presidente Tabaré Vázquez convocó a sus ministros para un Consejo de emergencia, para tratar el interés de la multinacional UPM de instalar una tercera planta de celulosa en Uruguay.

“Estamos manejando el tema con mucha discreción. Está en consideración y se va a seguir avanzando pero queremos mantener un perfil bajo porque queremos seguir este proceso”, y no entorpecer las negociaciones, dijo ayer el ministro de Economía Danilo Astori.

En conferencia de prensa, este jueves también, el vicepresidente de Desarrollo de Negocios de UPM, Jaakko Sarantola, señaló que Uruguay tiene "una gran oportunidad de ser parte del desarrollo de la industria de la celulosa para fines de la década del 2020".

Se volvió a reiterar, sin embargo, lo ya comunicado desde UPM ayer: la necesidad de mejorar la infraestructura y logística. Y que tanto las mejoras en caminería, puerto y ferrocarril deben ser inversiones que realice el Estado uruguayo.

"Este es un proceso largo que requiere paciencia de todos los involucrados en el proceso", señaló Sarantola, agregando que "la nueva planta", de instalarse en Uruguay, "será más grande que la de Fray Bentos".

"Es muy prematuro definir donde se va a ubicar la planta, la ubicacion exacta hoy no se conoce, si podemos transmitir que seria en la cuenca del río Negro", dijo el vicepresidente.

"Me gustaría recalcar que recién estamos iniciando la etapa de conversaciones", agregó
Sarantola.

Las conversaciones con el gobierno ya se iniciaron; luego, de llegar a un acuerdo con el Ejecutivo, UPM comenzaría lo que Sarantola denominó "desarrollo logístico y de infraestructura para que estén dadas las condiciones de instalar la fábrica. Eso tomará entre un año y medio y dos".

La construcción de la planta de celulosa llevaría unos 30 meses más, destacó.

"Estas plantas requieren un movimiento importante de materia prima, millones de metros cúbicos que van de un lado a otro. Si tomamos el ejemplo de Fray Bentos, ingresan 400 camiones de madera por día, 4.000 toneladas de celulosa por barco, estas plantas están diseñadas para operar las 24 horas, los 365 días del año".

Según un comunicado emitido ayer por la empresa, es necesario adecuar la infraestructura logística “que permita el desarrollo de emprendimientos de gran escala orientados a la exportación”. Al lograr esto, en 2020 el país podría estar entre los destinos para una nueva instalación de la multinacional.

En las conversaciones con el Gobierno UPM pondrá sobre la mesa la necesidad de que el país desarrolle su infraestructura logística en lo que se refiere a ferrocarril, carreteras y caminos.

Esas infraestructuras "son actualmente el principal desafío en el interior profundo del país para la instalación de operaciones industriales de gran escala, conectada a un puerto con profundidad adecuada", indicó la compañía en el comunicado.

"Si éstos desafíos pueden ser resueltos en los próximos años, Uruguay podría ser una alternativa competitiva para atender las oportunidades del mercado de la celulosa de UPM en la década del 2020", dijo el vicepresidente senior de Desarrollo de Negocios de UPM en Uruguay, Jaakko Sarantola, según recoge el documento.

UPM estima que la demanda de fibras de celulosa continuará de manera firme en el largo plazo y espera que hacia el final de la década del 2020 la demanda global de celulosa kraft blanqueada aumente aproximadamente unos 20 millones de toneladas, creándose oportunidades para el desarrollo de nuevos proyectos competitivos.

En ese sentido, la empresa dijo estar evaluando "alternativas de crecimiento en diferentes partes del mundo" y que esa "posibilidad en Uruguay está en línea" con su "estrategia de crecimiento de múltiples tipos de fibras".

Las planta de UPM de Fray Bentos gestiona cerca de 230.000 hectáreas de tierra, de las que el 60 % son plantaciones de eucalipto.

"En un corto período de tiempo, Uruguay ha creado las condiciones necesarias y desarrollado exitosamente la industria de la celulosa en un negocio de exportación, que ha generado impactos positivos al país en muchos aspectos", reseñó el comunicado de UPM.