Peleó contra un uruguayo y falleció tras estar cuatro días internado

Deportes

25/07/2019 11:24

Peleó contra un uruguayo y falleció tras estar cuatro días internado

@dinamitasantillan

El boxeador argentino Hugo "Dinamita" Santillán murió luego de desmayarse en el ring al escuchar el fallo de la pelea ante Eduardo Abreu.

El boxeador argentino Hugo "Dinamita" Santillán falleció en la madrugada de este jueves en el hospital de Agudos San Felipe, de San Nicolás, donde luchaba por su vida desde el sábado, luego de desmayarse al escuchar el fallo de la pelea ante el uruguayo Eduardo Abreu.

"Su deceso se produjo esta mañana a las 0:35 por una falla cardíaca. El sábado había ingresado en coma", confirmó Graciela Olocco, la doctora que había atendido al deportista de 23 años cuando arribo al centro de salud de San Nicolás, ciudad ubicada a 230 kilómetros al norte de Buenos Aires.

"Tras ingresar al hospital fue teniendo fallas sucesivas en los riñones, sin haber podido salir del coma. Una falla de bomba determinó su muerte", agregó la profesional en diálogo con la radio LT9 de Santa Fe.

Santillán se encontraba en estado “muy delicado” como consecuencia de un traumatismo de cráneo severo que le provocó un coagulo cerebral. En la madrugada del domingo, pocas horas más tarde de haber finalizado el combate, ya había sido sometido a dos intervenciones quirúrgicas.

Ese sábado, el trámite de la pelea había sido durísimo desde el inicio y en el curso de la misma el boxeador, que en los primeros rounds se había mostrado superior a Abreu -sacándole ventaja en el puntaje-, sufrió una inflamación que le entrecerró el ojo derecho y un profuso sangrado por las fosas nasales durante la mayoría de los asaltos.

Sin embargo, nada hacía prever el dramático desenlace. Una vez finalizado el combate, el santafesino, nacido en Ceres, levantó los brazos en señal de victoria y saludó al público.

Luego, comenzó a evidenciar molestias físicas y una vez que se conoció que los jueces había determinado un empate -y, por ende, era el uruguayo el que retenía el título Latino Plata de categoría Ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB)- se desplomó sin que su técnico, que se encontraba a su espalda, se percatara de lo que en realidad estaba pasando.

Hacía cuatro años que Santillán había comenzado como pugilista profesional y, en ese tiempo, logró consagrarse campeón sudamericano y latino superpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Su récord fue de 19 victorias (8 por nocaut), siete derrotas y un empate.