Uruguay se recuperó y venció 3-1 a Ecuador

Por: Brahian Kuchman
Publicado: 20/01/2019 21:41
Uruguay se recuperó y venció 3-1 a Ecuador
EFE.

La celeste levantó el nivel en el complemento y se quedó con los tres puntos por la segunda fecha del Sudamericano Sub 20. Ganó y respiró.

Uruguay llegó a su segundo partido del Sudamericano Sub 20 ante Ecuador prácticamente con la obligación de ganar tras su derrota 1-0 en el debut frente a Perú. Con varios cambios con respecto al estreno, la celeste salió al estadio La Granja de Curicó de Chile con un solo objetivo: sumar de a tres.

Con algo de sufrimiento, Uruguay ganó 3-1 y consiguió el objetivo. Pero no le fue nada sencillo. En los primeros 30’, el partido fue entrecortado, lento, anunciado y por momentos, aburrió. Ninguno dio ventaja sobre el otro y ambos se preocuparon más por defender que por mirar el arco rival.

Fue parejo hasta por demás. Incluso, hasta en las faltas que ambos equipos cometieron, que fueron una multitud. Infracciones y más infracciones, eso fue lo que se pudo presenciar en la primera media hora y el juego se volvió ultra friccionado.

La dinámica ni el juego fluido existió ni tampoco las oportunidades de gol, salvo algún remate de afuera del área aunque sin mayor peligro.

Sin embargo, en el último cuarto de hora, aparecieron las llegadas y los goles. Uruguay destrabó el partido tras un tiro de esquina, la pelota rebotó en un rival y el que aprovechó fue Agustín Dávila que remató de aire y puso el 1-0, a los 30’.

Fue un premio para Dávila, que hasta ese momento había sido el más activo de la celeste, que sacó una necesaria ventaja en un momento clave. Sin embargo, la tranquilidad del gol a su favor apenas le duró cuatro minutos.

Un grave error de Sebastián Cáceres intentando pasar atrás una pelota que no llegó ni a tocar, le permitió a Ecuador empatar el partido a los 34’. El que aprovechó la jugada fue Leonardo Campana, que corrió varios metros y definió cruzado. Fue el 1-1 y todo volvió como al comienzo.

Después de ahí, el partido volvió a caer en las faltas e imprecisiones. Uruguay perdió el rumbo y el equipo que comenzó a tomar confianza con pelota fue Ecuador, que reaccionó tras la igualdad. Los juveniles ecuatorianos comenzaron a tocar y proyectarse en el campo de juego.

En el peor momento de Uruguay y cuando más sufría a su rival, apareció otra vez su mejor hombre, Agustín Dávila, quién definió sutilmente por encima del arquero y puso el 2-1 antes del descanso. La celeste encontró oro en esa jugada aislada y el delantero de la Real Sociedad la transformó en un golazo.

En el inicio del complemento, Ecuador tomó el control de la pelota y con el resultado en contra, salió a proponer en busca de la igualdad. Ante esta intención, la Celeste se replegó en su campo y fiel a su estilo, comenzó a responder de contragolpe.

Pese a cederle la pelota a su rival, a Uruguay le quedó más cómodo el juego de respuesta y comenzó a aprovechar la velocidad de Darwin Núñez y Nicolás Schiappacasse, quien mejoró mucho su nivel en el segundo tiempo.

Uruguay, que comenzó jugando con cuatro delanteros, nunca renunció a su idea ofensiva pese a ir en ventaja. Fabián Coito apeló a los cambios, tras el cansancio de algunos de sus jugadores, pero no movió su esquema. Boselli y Emiliano Gómez ingresaron para darle frescura y más velocidad aún a la delantera celeste.

Hasta el final, el partido transcurrió de ida y vuelta pero con Uruguay siendo más peligroso que su rival cada vez que avanzó. La celeste se paró firme atrás y se dedicó a contrarrestar cada avance de Ecuador.

Con los cambios, Uruguay utilizó el físico de los que entraron y ello le bastó para sellar el tercero en los descuentos tras una gran definición de Schiappacasse, quien terminó siendo gran figura junto a Dávila.

La celeste ganó un partido clave y respiró, porque ahora tendrá fecha libre y recién volverá a jugar el jueves ante Argentina por la cuarta fecha. Quedó con 3 puntos al igual que Ecuador y Perú, mientras que Paraguay y Argentina suman 1 tras el empate 1-1 entre ambos a primera hora.