El "Loco" Abreu no quiere "cagarle la fiesta" a Romagnoli y se bajó

Publicado: 18/10/2018 12:03
El "Loco" Abreu no quiere "cagarle la fiesta" a Romagnoli y se bajó

El uruguayo, quien estaba invitado a la despedida del ídolo de San Lorenzo, no estará presente por temor a ser insultado por los hinchas.

Leandro "Pipi" Romagnoli, uno de los grandes ídolos de San Lorenzo, le dirá adiós al fútbol profesional con un partido despedida que se jugará en el estadio Nuevo Gasómetro a mediados de diciembre, y en su lista de invitados figuraba el nombre de Sebastián "Loco" Abreu, quien fue su compañero de equipo en las temporadas 2000 y 2001.

Sin embargo, el propio uruguayo se bajó de la fiesta porque su relación con los hinchas azulgranas no terminó para nada bien y no quiere empañar la noche de su amigo.

La polémica entre la afición del "Ciclón" con Abreu viene desde hace una década, cuando jugando para River el uruguayo gritó con euforia el segundo gol para el "Millonario" en la que fue conocida como la "noche del Silencio Atroz", cosa que a muchos hinchas azulgranas les dolió. En esa noche, San Lorenzo terminó empatándole a River 2 a 2, luego de ir perdiendo 2 a 0, jugando con nueve hombres, por la Copa Libertadores.

Incluso, Abreu reveló que la única vez que le tocó regresar al estadio de San Lorenzo no la pasó nada bien. “Volví al Nuevo Gasómetro con mi hijo hace tres años y cuando salí fue horrible. Parecía un delincuente, un violador de un menor de edad. Yo antes le había mostrado fotos a mi hijo, con recuerdos lindos y se quedó con que me puteaban 200 personas”, dijo este jueves en un programa radial argentino.

“Me encantaría ir, pero no quiero que esté (Romagnoli) preocupado por el hecho de que pueda haber cierta cantidad de gente que empiece a insultar y en vez de disfrutar de su despedida, esté tratando de tranquilizar a los que tengan todavía esa sensación de traición”, dijo el uruguayo.

"Trato de tener cierta coherencia. Me sentiría realmente incómodo”, agregó.

A su vez, contó qué le dijo al "Pipi" en una comunicación telefónica. “Vos fuiste el que levantaste las copas más importante del club, entonces es tu momento. Aunque sea mínimo, no tengo que ir yo a cagarte la fiesta. Que el hincha disfrute de su ídolo de la manera que tiene que disfrutar y yo lo haré desde casa“, concluyó.