Real Madrid aplastó a Roma en el mejor partido con Lopetegui al mando

Publicado: 19/09/2018 19:16
Real Madrid aplastó a Roma en el mejor partido con Lopetegui al mando

El dominador de las tres últimas ediciones de la Liga de Campeones se estrenó con un contundente 3-0 con goles de Isco, Bale y Mariano.

Real Madrid, dominador de las tres últimas ediciones de la Liga de Campeones, inició un nuevo camino a la historia con una exhibición de fuerza en su mejor encuentro con Lopetegui al mando y atropelló a un semifinalista de la pasada edición, Roma, que no pudo ante el recital de fútbol que ofrecieron Isco, Bale y Mariano.

El arranque del rey de Europa no decepcionó. Una nueva era sin Cristiano Ronaldo nació en un Santiago Bernabéu donde la Liga de Campeones siempre tiene un sabor especial.

Mientras el portugués se marchaba expulsado entre lágrimas de Mestalla, en su antigua casa sus excompañeros daban espectáculo con un juego brillante y solidario, un bloque unido en el que todos demuestran que el Real Madrid no ha perdido potencial.

Su primer examen no era sencillo. Un semifinalista de la pasada edición como Roma, aunque inmerso en un mar de dudas. Con un estilo por definir y sin confianza.

Añorando las figuras de Nainggolan y Strootman en su centro del campo, donde tampoco ayudó la baja de Pastore, a Roma le quemó el balón y no encontró salida nunca a la presión madridista. Modric adelantó unos metros y al unísono se movieron las líneas para recuperar balón en terreno contrario y generar peligro continuo.

Hasta dieciséis remates madridistas precedieron al primer gol. Cuando Robin Olsen se erigía como el héroe de la noche apareció Isco para poner justicia en el marcador y decretar el 1-0.

Lopetegui devolvió la portería a Keylor Navas y el debate se incendió por su firmeza. El castigo a un portero que este año no ha fallado habría sido excesivo en caso de quedarse solo con la Copa del Rey tras ceder su lugar a Courtois en Liga. Campeón de las tres últimas Champions, Navas disfrutó de una gran noche.

Un Real Madrid comprometido, unido en el esfuerzo, trabajado tácticamente con retoque de Julen para dar al fin libertad a Isco, dejándole disfrutar por el centro, a costa de renunciar a su tridente.

Jugar con dos arriba dio mayor libertad a Modric para inventar, dejó solo a Isco en un mano a mano que salvó Olsen, a Kroos para probar suerte con disparos de media distancia y Bale tuvo espacios para correr y hacer la diferencia.

Se mantuvo en pie lo que pudo el conjunto italiano, que cuando llegó a área rival se topó con Keylor. Nzonzi era el primero en probar la seguridad de un portero que no bajó los brazos.

Tan cómodo con el balón como al contragolpe, la sentencia llegó con espacios que Bale aprovechó a la perfección para el 2-0.

El madridismo se divirtió tanto como sus jugadores sin que un solo espectador se acordase del rey destronado. Pedía el Balón de Oro desde la grada para Modric, despedía en pie a Benzema y Bale, de silbados hace meses a admirados, se asombraba ante gestos de Isco y Asensio y recibía con honores a Mariano en su estreno, quien se encargó de cerrar la goleada en una tarde redonda para los fanáticos merengues.

REAL MADRID 3-0 ROMA

Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Concurrencia: 79.000 espectadores.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric (85' Ceballos); Isco, Bale (72' Mariano) y Benzema (62' Marco Asensio).

Roma: Olsen; Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov; Zaniolo (54' Pellegrini), De Rossi, Nzonzi (69' Schick); El Shaarawy (62' Perotti), Cengiz Under y Dzeko.

EFE