FIFA intervino la AUF y el Ejecutivo pedirá explicaciones a Infantino

Deportes

21/08/2018 21:51

FIFA intervino la AUF y el Ejecutivo pedirá explicaciones a Infantino

AUF

En la sede de la Asociación Uruguaya de Fútbol todos fueron tomados por sorpresa; la FIFA alegó "falta de transparencia" en las elecciones.

La bola de nieve comenzó a correr ladera abajo el sábado 28 de julio. Ese día, el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez, se bajó sorpresivamente de sus pretensiones de ser reelecto, tres días antes de la elección. Adujo motivos personales y familiares, que confirmó un día después en una entrevista televisiva.

Muy poco demoró en saberse que el motivo real fue la existencia de unos audios que lo afectaban de una forma que -para mayor condimento de esta situación- aún no ha podido establecerse a ciencia cierta en medio de denuncias penales e investigaciones en el seno de la Fiscalía General de la Nación.

Menos de un mes después, la FIFA anunció este martes, cuando se iba a levantar el cuarto intermedio de esa elección trunca, que intervendrá a la AUF hasta el 28 de febrero del año próximo, según indicó en un comunicado.

Según el comunicado de la FIFA (ver imagen), el proceso electoral para elegir a su presidente "no cumple los requisitos de transparencia que establecen los estatutos de FIFA y de Conmebol". La FIFA fue informada, justamente, por la Conmebol de todo lo que había ocurrido en los últimos días, agregó el texto.

Esta resolución tomó de sorpresa a la AUF, indicó a ECOS su actual presidente, Edgar Welker. Si bien en el seno asociacionista sabían que la intervención de la FIFA era una "muerte anunciada", pensaban que eso se debería a las dificultades de implementar un nuevo estatuto que signifique una profunda reforma orgánica.

Welker le dijo a este portal que la AUF está en "total desacuerdo" con el inciso que habla de falta de transparencia del proceso electoral ya que, agregó, todo está ocurriendo conforme a los estatutos de la Asociación. En tal sentido, luego de la sorpresa surgida por la comunicación, prepararon una respuesta.

Este martes, la FIFA decidió nominar "con efecto inmediato" un comité regularizador de la AUF que tendrá como efectos gestionar a la Asociación, revisar sus estatutos para que ellos estén en línea con lo exigido por la Conmebol y la FIFA, y una vez que eso ocurra, llamar nuevamente a elecciones.

Este punto es el que más incomoda a los dirigentes de clubes de Primera División, que tenían hasta este martes un poder casi absoluto en la elección del nuevo presidente con un 94% del peso en la decisión, que con el nuevo estatuto se verá disminuido hasta el 52%.

¿Cómo se reparte el resto? Ahí es donde otros actores del fútbol uruguayo, hasta ahora relegados en la toma de decisiones, cobran fuerza. La Organización de Fútbol del Interior (OFI) pasa a tener el 19% de poder electoral (hasta este martes su poder era nulo), mientras que la Segunda Profesional pasa del 6% al 19%. La Segunda Amateur, el Futsal y el Fútbol Femenino también tendrán posibilidad de elegir presidente de la AUF.

Esa pérdida de poder hizo encender la mecha de varios dirigentes, aunque todos fueron tomados por sorpresa. Muchos se enteraron de la noticia yendo a la propia sede de la calle Guayabo. Algunos, incluso, se desayunaron ahí mismo de lo ocurrido. El ambiente generalizado era de incredulidad.

"Me enteré por la radio manejando y pensé que era una broma. Cuando llegué me di cuenta que se hablaba en serio. ¿Qué va a pasar ahora? Ni nosotros sabemos, esta Asamblea no puede durar ni 10 minutos porque no tiene validez", dijo un delegado a ECOS mientras subía las escaleras.

"Los dirigentes hemos actuado con responsabilidad. No entendemos los motivos de la intervención. Me causa sorpresa lo que detona esto", agregó Gastón Tealdi, delegado de Peñarol, en una rueda de prensa improvisada.

Ninguno de los dirigentes se negó hablar aunque el discurso era el mismo o muy parecido: sorpresa, incredulidad, negación e incertidumbre.

"Supongo que vendrá gente del exterior. No lo tenemos claro. Por el tema del nuevo estatuto había un plazo hasta el 3 de diciembre. Para poder opinar hay que estar más enterados. Estamos en shock, no es una situación normal", afirmó por su lado Daniel Jablonka, presidente de Defensor.

Muy prudentes fueron las expresiones del presidente de Liverpool, José Luis Palma, que señaló que lo más importante es que no se detenga la actividad, acatar la decisión y ver qué autoridades designa la FIFA: "Hay que acatar. No nos podemos rebelar. El fútbol tiene que seguir existiendo. El domingo tenemos que jugar al fútbol. La pelota tenía que seguir rondando. Mañana (por el miércoles) Nacional tiene que jugar por la Copa Sudamericana. Los clubes tienen grandes necesidades económicas y la detención del fútbol es el fin del fútbol. Que el cambio de autoridades no implique ninguna perturbación de la actividad en la cancha. Veremos a quiénes designan".

Ya en la asamblea, que fue abierta a los medios de comunicación presentes, el secretario general Alejandro Balbi leyó la carta de la FIFA y todos los delegados tomaron la palabra.

"Esto es un atropello a la soberanía del fútbol uruguayo. Mañana mismo hay que tomarse un avión, ir a golpear la puerta y dar la cara", dijo el presidente de River Plate, Willie Tucci.

El presidente de Racing fue más allá en su intervención y planteó sus dudas en cuanto a la defensa. "Lo que no me queda claro es quien va a defender a los dueños de todo esto que son los clubes. Este Ejecutivo ya fue desafectado, no pueden llevar adelante ninguna defensa porque ya no tienen el poder para hacerlo. Esto fue un golpe de estado", agregó.

Fue allí cuando aparecieron en escena Jorge Barrera y Leonardo Goicoechea, quienes le pusieron una cuota de mesura y conocimiento jurídico al debate.

Tras su intervención se resolvió suspender la asamblea, enviar a la FIFA una respuesta formal por escrito y pedir una entrevista personal con el suizo Gianni Infantino para "aclarar malentendidos".

"No podemos tomar una decisión en caliente, hay que ser mesurados, pensar bien los pasos a seguir y pedir una reunión para aclarar algunos puntos", dijo a ECOS el presidente de Peñarol.

Proceso
Lo que ocurrió luego de esa renuncia de Valdez -oficializada el lunes 30- fue un culebrón que terminó inhabilitando a los otros dos candidatos originales a la presidencia, Arturo del Campo y Eduardo Abulafia.

Lo que había ocurrido, entre otras cosas, era que ni Del Campo ni Abulafia salvaron el test de idoneidad del ente rector del fútbol sudamericano. Todo eso sazonado por el "escándalo de los audios". Estos habían sido grabados por un empresario vinculado al fútbol, Wálter Alcántara, y contenían el registro de unos diálogos ocurridos en 2016 entre él y Valdez durante el proceso de licitación de unas cámaras de seguridad para el Estadio Centenario.

El reparto del culebrón, que desfiló ante la Fiscalía General de la Nación, estuvo integrado por varios actores: Alcántara, Valdez, Del Campo, el periodista Julio Ríos y los dirigentes Jorge Barrera y José Luis Palma.

En la Asamblea de Clubes del 31 de julio, donde se iba a votar a un nuevo presidente, lo que se hizo fue acordar un cuarto intermedio hasta este martes. La sorpresa de la renuncia de Valdez y el envío a la Fiscalía de este tema ya habían hecho mella. Y cuando se pensaba que no podía haber más sorpresas, las hubo.