Nacional venció 1-0 a Sol de América y se metió en octavos de final

Por: Brahian Kuchman

Deportes

15/08/2018 00:32

Nacional venció 1-0 a Sol de América y se metió en octavos de final

EFE.

El tricolor cumplió como local y se transformó en el primer equipo uruguayo en clasificar entre los dieciséis mejores de Copa Sudamericana.

Tras el 0-0 registrado en la ida en Paraguay, a Nacional le servía cualquier triunfo ante Sol de América para avanzar a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Los hinchas tricolores colmaron las tribunas del Gran Parque Central esperanzados de conseguir la anhelada clasificación, y tuvieron su premio.

Los dirigidos por Alexander Medina no defraudaron y cumplieron con su obligación al ganar 1-0 como local y se metieron entre los dieciséis mejores del torneo.

Nacional presionó en campo contrario desde los primeros minutos y salió decidido a convertir y hacer valer su condición de local. Sin embargo, pese a que llevó a su rival contra su arco, la ansiedad y el nerviosismo le jugaron en contra porque le costó hilvanar el buen juego que acostumbra mostrar.

La obligación de tener que salir a buscar el resultado en su casa le pasó factura a la hora de jugar y pasar la pelota, y ello se reflejó en lo impreciso que estuvo el tricolor en cada intento.

La primera llegada de Nacional fue tras una larga corrida de Espino, quien avanzó desde su propio campo y terminó la jugada con un remate que pasó apenas afuera. Ante la impotencia de no poder elaborar situaciones colectivas, el tricolor acudió a una acción individual del lateral izquierdo y casi se puso en ventaja.

Pasaron cuatro minutos de esa jugada y llegó el gol tricolor. Luego de un despeje en el área de un defensor de Sol de América, la pelota dio en Zunino, quien estaba de espaldas al arco, y se metió tras una jugada muy fortuita.

Fue el 1-0 para Nacional, que significó la calma para el equipo y sus hinchas.
A partir del gol, preponderó la marca sobre la propuesta y ambos se dedicaron a no dejar jugar a su rival.

Si bien Nacional propuso algo más que Sol de América, le faltó vértigo en ataque y le costó una enormidad profundizar sus acciones. Apenas tuvo una clara más, pero Zunino se lo perdió de manera increíble.

El tricolor se mostró impreciso con la pelota y nunca pudo imponer su idea primordial: tomar el protagonismo del partido.

Los volantes centrales Christian Oliva y Luis Aguiar no estuvieron claros a la hora de elaborar el juego, mientras que Zunino y Sebastián Fernández estuvieron muy marcados y se mostraron poco participativos por los extremos. Lo mismo pasó con Viudez, quien tuvo chispazos de su categoría, y Bergessio, que entró muy poco en juego.

El equipo paraguayo estuvo replegado en su campo y planteó el partido para jugarlo de contragolpe. Si bien trabajó de gran manera la parte defensiva, le costó mucho fructificar ocasiones en ataque.

El inicio del complemento no cambió a lo que fue el primer tiempo a diferencia que Sol de América se animó algo más y el partido se equiparó. Nacional no superó los nervios ni la ansiedad y le costó mucho poder elaborar situaciones de gol.

Debido a las condicionantes que estaban en juego y por cómo se había dado el desarrollo, el entrenador Medina buscó conservar el resultado y comenzó a mover el banco de suplentes. Romero y Barcia a la cancha por Aguiar y Viudéz.

Con los cambios, el tricolor intentó cambiar la dinámica en zona de volantes pero Sol de América siempre se mostró bien parado y no le dio espacios. Pese a ir en desventaja, el conjunto paraguayo nunca se desordenó tácticamente, incluso pudo abrir el marcador en varias ocasiones que generó de contragolpe.

Conde se lució en más de un mano a mano y fue clave en la clasificación tricolor.

En el final, la visita se mandó al frente, adelantó sus líneas y el partido se volvió de ida y vuelta. Aparecieron los espacios, las llegadas y las múltiples situaciones de gol en cada arco. Pelotas en los palos, otras que no entraron de casualidad y las grandes atajadas de los arqueros fueron los factores determinantes que impidieron que se festeje otro gol.

Los últimos minutos fueron intensos, Sol de América en busca del empate y Nacional defendiendo con uñas y dientes la ventaja, aunque también pudo aumentar mediante algunos contragolpes que malogró.

El equipo paraguayo insistió hasta el final, pero Nacional contó con la gran figura de Conde, que demostró todo su repertorio de atajadas espectaculares para cerrar una trabajosa y sufrida clasificación.

Nacional cumplió con su deber y avanzó a los octavos de final de la Copa Sudamericana en una serie muy reñida ante Sol de América. Ahora, se las verá ante el ganador de San Lorenzo o Temuco de Chile.