Juan Sartori adquiere club británico y tiene planes con Uruguay

Publicado: 12/08/2018 09:08 | Actualizado:
Juan Sartori adquiere club británico y tiene planes con Uruguay

El empresario uruguayo quería unir su pasión por el fútbol con un proyecto exitoso y sólido financieramente. "Y hacia allá vamos", afirma.

"El fútbol siempre fue una de mis pasiones”, dice el flamante director del club inglés Sunderland F.C, el uruguayo Juan Sartori, de 37 años, presidente de Union Group.

Luego de un intento infructuoso por adquirir el Oxford United, Juan Sartori logró ahora su sueño, aunque esta es una apuesta aún más grande y desafiante. Se ha convertido en dueño del Sunderland FC, una institución británica con larga historia, forma parte del directorio y planea estrategias muy importantes para llevar nuevamente al club al lugar que se merece, la primera división.

“El Sunderland FC demandará muchísimo trabajo pero vemos un gran potencial. Tiene una infraestructura muy importante, instalaciones “top class”, la base está, con uno de los principales estadios ingleses. Pero algo le está faltando, de lo contrario no estaría en la situación que se encuentra. Tenemos las habilidades, y especialmente el deseo de poner el esfuerzo y la dedicación para llegar a muy buen puerto, algo que se merece tanto el plantel como sus hinchas, dedicados y leales”, señala Sartori a ECOS.

De acuerdo al empresario uruguayo, “no hay excusas para que un club de esta magnitud no sea exitoso”. “Ahora debemos tomar buenas decisiones y tener un poco de sentido común. Porque, al final, en el fútbol importan los resultados, ganar. Y eso es lo que estamos intentando cambiar”.

Sartori no disimula su emoción tras el primer partido del Sunderland ya con él como integrante del “board”. “Quería unir mi pasión por el fútbol con un proyecto exitoso. Pero tengo claro que no te diviertes si algo no tiene éxito, si el club no está ganando y es sólido financieramente. Y hacia ello vamos.”.

-Primero que nada, ¿cómo se vivió el sábado pasado el primer partido como director y copropietario de un club de fútbol?

-Con una gran emoción. Es la realización de un sueño que tengo desde niño y que comparto con millones de personas que llevan en la sangre al fútbol. Fue recién el primer partido de la temporada pero ya sentí la importancia y la responsabilidad del proyecto con más de 30 mil personas en el estadio. Y ganamos... con un gol en el minuto 96! Pero el sueño estará cumplido cuando llevemos este club a lo más alto y cumplamos con nuestra idea y la gente así lo sienta, en eso seguimos trabajando.

- Por qué el Sunderland. ¿Qué vio en ese club?

- Sunderland es uno de los clubes más grandes y con más historia de Inglaterra, con infraestructura de primer nivel y una afición casi a la uruguaya, muy pasional y conocedora. Pero después de dos años de malas decisiones el club estaba en muy mal estado. Me pareció una oportunidad única de involucrarme y como ha sido en todos los otros proyectos en mi vida intentar llevarlo de nuevo a lo mas alto. También me gustó la posibilidad de conectarlo a hacer algo con Uruguay en un deporte por el cual somos conocidos en el mundo pero donde todavía podemos mejorar.

-Muchos dicen que el fútbol es para hacerse demasiada mala sangre. ¿Por qué un hombre, que le ha ido muy bien en el ámbito empresarial, se interesa por el fútbol?

- El fútbol esta en mi desde chiquito, como lo está el Uruguay y como está en cada uno de los uruguayos. En este nuevo emprendimiento no hay duda que se mezclan dos grandes motivaciones que son la pasión y la visión pero también el objetivo de lograr desarrollar un proyecto que tenga éxito en lo deportivo Y en lo empresarial. Diría que tienen que ir juntos si se está pensando en lograr algo importante a largo plazo. Pasaré algunas malas noches, perderemos algún partido... pero estoy convencido que podemos armar un club “uruguayo” en Inglaterra, que con garra compita con los mejores del mundo.

-¿Cual cree que puede ser su aporte al Sunderland?

-Inyectarle la garra de nuestra gente y los mejores métodos de gestión que funcionan en cualquier proyecto. Las ganas de ganar y la visión tienen que estar pero también el hacer bien las cosas dentro de una estrategia de largo plazo. Que sea una empresa, un cuadro de fútbol o un país creo que los requerimientos y los métodos para lograr grandes cosas son los mismos. Mi interés esta en la posibilidad de generar oportunidades para todo el talento que tenemos en Uruguay y que el proyecto crezca y sea reconocido en el mundo.

-También está ligado al Mónaco en lo familiar. ¿Ha dado su visión y consejos ahí?

-Más que darlos creo que he podido aprender algunas cosas, es un club que estaba en una situación parecida al momento de la compra (últimos de segunda división) y tres años más tarde salieron campeones de la liga francesa. Es un buen ejemplo lo que se puede lograr haciendo las cosas bien.

-¿Cómo ve el fútbol uruguayo? ¿Y la situación actual de la Asociación Uruguaya de Fútbol?

-Lo veo con optimismo, con confianza, con la seguridad de que siempre podemos llegar tal alto como queramos, lo demuestra nuestra selección que luchando por la camiseta se coloca siempre entre las mejores. Nadie vive y siente el fútbol como lo hacemos en Uruguay. Por otro lado vivimos hoy en el fútbol una realidad que también la veo en el país. No hay lugar con tantas oportunidades para falta de credibilidad o de mala gestión, las instituciones no pueden ser gobernadas por gente involucradas en supuestos problemas de corrupción o transparencia. El fútbol y el país no se merecen esto, las cosas se pueden hacer bien, es lo que tratamos de demostrar también en este proyecto y lo que tantos jugadores y dirigentes con quienes hablo sienten hoy en Uruguay viendo lo qué pasa.

-¿Cree que podrá trabajar a futuro de alguna forma con el fútbol uruguayo? ¿De qué manera?

-En todos mis proyectos siempre tengo al Uruguay en la cabeza. Con el Sunderland me imagino una plataforma de entrada del talento uruguayo al fútbol europeo. Tiene una de las mejores academias de Europa donde pienso llevar jóvenes uruguayos con potencial a desarrollarse en buenas condiciones y darles la oportunidad. También darles acceso a ese mercado a tantos clubes uruguayos que lo precisan y con quienes podríamos hacer buenos acuerdos. Lo importante es que en cierta manera Uruguay tiene ahora una extensión ahí en Europa y seguramente en mis planes termine teniendo alguna pata fútbol funcionando también en Uruguay. En lo genérico siempre estoy en contacto y apoyando al fútbol en Uruguay como puedo, porque reúne todo lo que me apasiona y la satisfacción de poder ayudar desde donde puedo.