Uruguay derrotó a Rusia 3 a 0 en su mejor actuación en el Mundial

Por: Danilo Costas
Publicado: 25/06/2018 13:24 | Actualizado:
Uruguay derrotó a Rusia 3 a 0 en su mejor actuación en el Mundial
EFE

Tabárez ordenó un sistema muy parecido al utilizado en Sudáfrica, se apoyó en sus jugadores históricos y ganó con claridad el Grupo A.

16 de junio de 2010, Estadio Loftus Versfeld, ciudad de Pretoria, Sudáfrica. El entrenador de Uruguay llega al estadio y anuncia el equipo con una variante.

Óscar Tabárez se para frente al grupo y explica: 3-4-1-2. Los jugadores, que se habían memorizado el 4-4-2 clásico durante las Eliminatorias, entienden el pedido, hacen un partido perfecto y Uruguay golea al anfitrión, Sudáfrica, por 3-0. Diego Lugano, Diego Pérez y Diego Forlán fueron la columna vertebral que llevó adelante el plan maestro.

25 de junio de 2018, Estadio Cosmos Arena, ciudad de Samara, Rusia. Tabárez llega al estadio con los deberes resueltos y los jugadores lo saben. Las victorias ante Egipto y Arabia Saudita dejaron un debe en el juego y un sector medular para el funcionamiento como la zona de volantes necesita un cambio.

Como en sus épocas de maestro dibuja un 3-5-2 y explica. Ocho años después, los jugadores vuelven a ejecutar el plan a la perfección y el resultado es el mismo: paliza y victoria 3-0 contra el dueño de casa.

Uruguay derrotó a Rusia 3-0 con un golazo de tiro libre de Luis Suárez, un gol en contra de Denis Cheryshev y otro de Edinson Cavani para adueñarse del grupo A y esperar, más tranquilo y confiado que nunca, el rival de octavos de final.

El equipo de Óscar Tabárez saltó a la cancha ya clasificado y eso le dio margen al entrenador para hacer modificaciones tácticas y algunos cambios de nombres.

Sebastián Coates, Diego Laxalt o Lucas Torreira, de nominal participación en el certamen, saltaron a la cancha como titulares y fueron fundamentales.

Uruguay comenzó el partido con la pelota y la iniciativa, fue superior a Rusia en los primeros 10 minutos y un tiro libre que Suárez ejecutó de forma brillante sirvió para hacer inútil el esfuerzo de Igor Akinfeev y firmar el 1-0.

Con el gol Uruguay se acomodó en el campo y el sistema elegido por Tabárez volvió funcionar a la perfección, con tres defensores por delante de Fernando Muslera y dos carrileros que se desdoblaron continuamente.

En el dibujo y en la cancha, Uruguay formó un rombo que liberó a Rodrigo Bentancur y el equipo tuvo una versión mucho más profunda y aceitada.

Fue justamente uno de los volantes, Diego Laxalt, quien apareció por el costado zurdo tras un tiro de esquina para poner el 2-0.

El volante nacido en Defensor Sporting encontró una pelota tras un despeje y, con mucha fortuna tras el rebote en Denis Cheryshev festejó el 2-0. El estadio de Samara quedó en silencio, salvo por el grupo de uruguayos que copó su sector para darle color y calor a la tarde rusa.

Con dos goles de ventaja en el marcador el equipo celeste logró soltarse, hizo circular la pelota y la línea de volantes entregó su mejor versión en lo que va de la Copa del Mundo, con Torreira ocupando espacios y con la sociedad Vecino-Bentancur flotando por delante de la línea media para generar opciones de pase.

En ese escenario, Suárez y Cavani fueron asistidos como nunca lo hicieron en este Mundial. Tocando la pelota y con mucho movimiento de sus piezas, Uruguay obligó a Rusia a cumplir un rol secundario en el partido, corrió de atrás la pelota durante todo el primer tiempo y cometió faltas para intentar cortar el juego celeste.

De esas infracciones Uruguay también sacó una renta porque a los 36 minutos Igor Smolnikov vio la segunda tarjeta amarilla y dejó a Rusia con un hombre de menos.

En ataque el equipo local no mostró nada porque Denis Cheryshev fue bien escalonado en el medio y porque Artem Dzyuba, la referencia ofensiva de Rusia, fue controlado por Coates, Godín y Cáceres, los zagueros que se turnaron para pelear posiciones con el gigante.

En el complemento el partido mantuvo la tónica, Uruguay manejó el trámite y volvió a ganar intensidad cuando Giorgian De Arrascaeta y Cristian Rodríguez ingresaron en la zona media.

Rusia, que ya tenía en cancha a Andrei Kuziaev y al delantero Fiodor Smolov, intentó ganar terreno en los últimos 15 minutos y Uruguay se replegó para cerrar filas.

Pero quedaba una bala más y Uruguay fue al frente con Rodríguez como abanderado obligando a Akinfeev a convertirse en figura y con el deseo de un gol más para terminar de ponerse el traje de favorito en su grupo.

Y el gol llegó porque Cavani fue a pelear un rebote tras un cabezazo de Godín y encontró un arco vencido para cerrar el partido con goleada, 3-0 al anfitrión, como hace ocho años en Sudáfrica.

Como en 2010, Uruguay se aferró a sus referentes para cambiar el dibujo durante el certamen y obtener un resultado que le devolviera la confianza y lo hizo, una vez más, apoyado en sus referentes, con la seguridad de Fernando Muslera en su partido récord (llegó a 14 y es el arquero con más partidos en un Mundial defendiendo a Uruguay), el trabajo a destajo de Godín y la capacidad de Suárez para abrir el partido.

RUSIA 0:3 URUGUAY

Estadio: Cosmos Arena de Samara.

Árbitro: Malang Diedhiou (Senegal).

Rusia: Igor Akinfeev, Fyodor Kudryashov, Ilja Kutepov, Sergey Ignashevich, Igor Smolnikov, Yuri Gazinskiy (47′ Andrei Kuziaev), Román Zobnin; Alexander Samedov, Aleksey Miranchuk (57′ Fiodor Smolov), Denis Cheryshev (36' Mario Fernándes) y Artem Dzyuba. DT: Stanislav Cherchesov.

Uruguay: Fernando Muslera; Martín Cáceres, Sebastián Coates, Diego Godín, Diego Laxalt; Nahitan Nández (72′ Cristian Rodríguez), Lucas Torreira, Matías Vecino, Rodrigo Bentancur (63′ Giorgian De Arrascaeta), Luis Suárez y Edinson Cavani (90' Maximiliano Gómez). DT: Óscar Tabárez.

Tarjetas amarillas: 9' Iury Gazinsky (R), 27' Igor Smolnikov (R), 59′ Rodrigo Bentancur (U).

Tarjeta roja: 36' Igor Smolnikov (R).

Goles: 10' Luis Suárez (U), 23' Denis Cheryshev (en contra), 89' Edinson Cavani (U).