Maulella salvó a Defensor que empató con Gremio por Copa Libertadores

Por: Brahian Kuchman
Publicado: 27/02/2018 21:27
Maulella salvó a Defensor que empató con Gremio por Copa Libertadores
Foto. Efe.

El equipo brasileño se había puesto en ventaja a los 81' pero tres minutos después, el zaguero violeta puso el 1-1 con un cabezazo salvador

Con una muralla en defensa, con las líneas bien compactas y sin dar espacios. Con todas esas precauciones, salió Defensor a jugarle al último campeón de América, que llegó al estadio Franzini con todo su potencial y todas sus figuras.

Con la orden clara de cuidar su sector y no subir al ataque, Mathías Suárez y Goñi se dedicaron a cerrar los laterales y los avances de Cícero y Everton. Los tres zagueros, Carrera, “Coto” Correa y Maulella fueron fieles compañeros para rechazar todas las pelotas aéreas y cortar cualquier ataque de Gremio.

Benavídez y Cardacio se asociaron a la perfección para cerrar la zona central de los volantes y fueron los encargados de mantener el orden. Mientras que los extremos, Castro y Cougo, estuvieron más preocupados por defender que por atacar y cumplieron con éxito el planteo táctico, al que también se sumó y colaboró su único punta, Germán Rivero. El delantero trabajó mucho sobre la salida del equipo rival y a la hora de ofender, se dedicó constantemente a jugar de espaldas al arco.

Con un planteo de cinco defensores, cuatro volantes y un delantero, salió Defensor a jugarle a Gremio. El violeta lo esperó en su campo y buscó el contragolpe en todo el primer tiempo. Sin embargo, perfeccionó tanto el orden defensivo que se olvidó de atacar. Apenas pudo llegar en alguna ocasión por las bandas aprovechando la velocidad de Castro, aunque sus avances fueron sin peligro.

Gremio, por su parte, fue el equipo que manejó la pelota. Tomó el protagonismo del partido y la hizo circular por todo el ancho de la cancha entre Jailson, Maicon, Ramiro, Everton y Luan. Sin embargo, abusó del toque en corto y nunca pudo perforar la sólida defensa violeta, que siempre se mostró bien parada.

Los jugadores del equipo brasileño exhibieron toda su calidad en el Franzini a la hora de pasar la pelota y tomar la posesión del juego, pero les costó mucho elaborar jugadas claras de gol gracias al gran trabajo de Defensor, que no se la hizo fácil.

Con mucho estudio y sin emociones, se fue el primer tiempo. Concentración y orden en los violetas, juego y toque en los brasileños.

Para el complemento, Defensor no cambió su postura y tampoco lo hizo Gremio. El equipo brasileño fue el protagonista, manejó la pelota a su gusto pero otra vez, le costó una enormidad ser vertical en su juego. Colmado de impotencia por no poder profundizar, comenzó a rematar desde afuera del área y por esa vía terminó transformando en figura al arquero Guillermo Reyes, que despejó todo.

Luego de intentar con remates de media distancia, el equipo brasileño creció en los minutos finales y ante la propuesta tan defensiva de su rival, se volcó con todas sus líneas al ataque. Después de llevar peligro en más de una ocasión, finalmente Gremio llegó al gol a los 81’ tras un rebote que aprovechó Maicon.

El gol en contra para Defensor fue como un baldazo de agua fría porque se vio desmoronado en el final después de haber plasmado 80 minutos de trabajo defensivo casi a la perfección.

Sin embargo, el violeta no desesperó y reaccionó a tiempo. Casi no lo dejó festejar al conjunto brasileño porque apenas tres minutos después, logró empatar con un cabezazo de Maulella, que hizo explotar el Franzini.

El gol del empate fue premio al sacrificio y al corazón que le puso Defensor a lo largo del partido. Los minutos finales fueron tensos y el violeta terminó defendiendo el punto con uñas y dientes.

En su primera presentación por Copa Libertadores, salvó una igualdad en el final ante nada menos que el último campeón de América. Una batalla nada sencilla para el equipo uruguayo, que rescató un valioso punto.