Espinel: "Los uruguayos peleamos contra cualquiera de igual a igual"

Por: Cristian Panzardo
Publicado: 21/01/2018 09:38
Espinel: "Los uruguayos peleamos contra cualquiera de igual a igual"
Wanderers ya entra en la recta final de cara al debut en la Libertadores. Foto @mwfc_oficial

Wanderers ultima detalles previo a su debut ante Olimpia de Paraguay por Copa Libertadores, lunes a las 19:15 en el Estadio Luis Franzini.

Wanderers será el primer equipo uruguayo en debutar en Copa Libertadores, y al igual que en la edición 2017 lo hará desde fase previa. El rival será Olimpia de Paraguay y jugarán el lunes 22 a las 19:15 en el Estadio Luis Franzini, y la revancha se disputará el viernes 26 a las 20:15 en Asunción.

El bohemio tendrá bajo la conducción técnica a Eduardo Espinel, quien se consagró Campeón del Torneo Clausura 2016, cuando dirigió a Plaza Colonia, y definió el Campeonato Uruguayo 2015 – 2016 con este equipo. Luego partió a Chile donde estuvo al mando de Santiago Wanderers de Valparaíso.

ECOS conversó con el entrenador y este expresó sus sensaciones previo al estreno en el certamen continental, además de manifestar lo que le dejó su pasaje por tierras trasandinas.

-¿Cómo se encuentra Wanderers para este debut internacional?

-Bien, ultimando detalles. El grupo está trabajando bien, que eso es lo más importante, estamos contentos.

-Esta es su primera experiencia dirigiendo fuera de Colonia en el fútbol uruguayo, ¿Qué tal lleva el proceso de adaptación a un equipo capitalino?


-Si bien el cambio de venirse para la capital siempre te lleva al adaptarte, lo venimos haciendo muy bien porque es un club bastante familiar donde el grupo de jugadores realmente se rinde al trabajo. Entonces día a día todo eso lleva a que te sientas cómodo, pensamos que nos iba a costar un poco más pero en línea general estamos muy contentos en un club como Wanderers y más con todo lo que se nos viene por delante.

-Wanderers tiene una línea futbolística que ha acostumbrado a sus hinchas en los últimos años, ya que con otros entrenadores se ha plasmado (Daniel Carreño, Salvador Capitano, Alfredo Arias, Gastón Machado), ¿Cuándo fueron a buscarlo se lo hicieron sentir los directivos?

-Uno sabe la filosofía que tiene el club y me la hicieron saber que hay que mantener esa idea, nosotros nos sentimos muy identificados con ella. Estamos tratando de construir un juego de proponer, mantener el estilo futbolístico de Wanderers, inculcándole eso a los jugadores. Tenemos futbolistas que tienen buena técnica, y eso hace más llevadero el proyecto, algunos jugadores son muy jóvenes, y les falta un poco de madurez, pero si logramos potenciarlos seguramente vayan por ese camino. Sabemos a lo que tenemos que apuntar en cuanto al juego de Wanderers.

-¿Qué pudieron observar de Olimpia?

-Hoy en día la tecnología te ofrece eso, de poder de sacar datos para tanto el cuerpo técnico como para los jugadores. Hemos estado mirando algo, ellos tienen un técnico nuevo que seguramente quiera implementar su idea, estamos analizando y en estos días tratar de resolver la estrategia que vamos a llevar a cabo en estos dos partidos.

-¿Juega a favor que el peso histórico de Olimpia lleve a qué ellos tengan la presión de pasar de fase?

-Creo que la presión se la hace uno mismo, de acuerdo a cuando uno va a jugar el partido. La historia implica que Olimpia en los papeles tiene un poco más de favoritismo, por todo su historial y poderío que involucra ser un equipo grande de un país sudamericano, que tiene un presupuesto que es muy grande y trae los jugadores que quiere. Todo esto hace que tengan mucho más posibilidades que nosotros, pero si hay presión la tendremos los dos, porque queremos pasar la fase. A nosotros más que a ellos el pasar la fase nos posibilita un rédito económico para el club, que el fútbol uruguayo está complicado con ese tema, y nos daría un oxígeno más allá de lo deportivo.

-¿Han cumplido con la preparación que planificaron o tuvieron algún contratiempo?

-Estuvo todo dentro de lo programado, nos faltaron algunos días más de preparación principalmente para poder haber jugado algún par de partidos con mejor ritmo con rivales exigentes, que no pudimos concretarlos. En línea general lo planificado previo al debut se ha hecho, y el único contratiempo que hemos tenido, es que han venido jugadores tarde a entrenar, que desde el punto de vista físico están un poco dispar con el primer grupo que empezó a trabajar el 26 de diciembre. Son tres jugadores muy importantes para nosotros, pero no están al 100. En líneas generales estamos muy conformes.

-¿Cómo ha visto al plantel en estas primeras semanas de trabajo?

-Jugamos con Delfín y Emelec de Ecuador, con Boston River, en líneas generales lo más importante es que se han hecho cosas que venimos trabajando. Hay otras que nos dejaron en claro que tenemos que mejorar, por eso en estos días atacamos sobre eso. En la predisposición de los jugadores en cada partido estamos buscando esa forma física y ritmo competitivo que pretendemos, y ellos han hecho un esfuerzo muy grande. A veces se los ve cansados por los dobles horarios, pero se han brindado para hacer buenos partidos.

-Se refería a jugadores que se habían integrado más tarde que el resto del grupo, por ejemplo los casos de Ignacio González y Adrián Colombino, que en los últimos años se han transformado en referentes para un plantel muy joven ¿Están prontos para ser de la partida el lunes?

-Estamos evaluando eso, tenemos algunos días para trabajar y tenemos que analizar si van a estar a la orden, o jugarán algunos minutos. Ellos tienen jerarquía y experiencia.

-Una de las polémicas en este período de pases fue el destino de Facundo Waller, usted lo dirigió en Plaza Colonia y se manejó que podía desembarcar en Wanderers, ¿tiene esperanza aún de contar con el jugador pese a toda la novela que existió sobre su futuro?

-Uno no pierde las ganas de tenerlo en el plantel, pero como hay una situación muy complicada y se ha desvirtuado un poco en cuanto a comentarios, uno no quiere meterse. Cuando llegamos al club y antes que surgieran los intereses de los cuadros grandes, hablamos con Facundo y con los gerentes de Plaza Colonia que lo queríamos, pero cuando empezó todo el cruce de declaraciones, nunca más nos quisimos meter en el tema. Ellos saben que si tiene posibilidad de salir del club y no tiene otra chance, él tiene la puerta abierta de Wanderers. Balconeamos la situación de lejos.

-¿Qué nos puede decir de su experiencia dirigiendo en Chile?

-Fue una experiencia muy buena desde el punto de vista profesional, yo siempre comento con mis amigos que fue como un master que hicimos en cuanto a la dirección técnica, porque tuvimos infinidades de problemas y eso te lleva a esforzarte y tomar resoluciones. Todo eso te hace crecer. El fútbol chileno nos enriqueció desde su organización, de su forma de jugar, fue muy positivo todo. Nos dio muchos amigos y dejamos las puertas abiertas para en algún tiempo volver. Tuvimos la oportunidad de dirigir otros equipos de Chile, pero por una decisión personal nos vinimos para Uruguay.

-Respecto a eso que manifiesta usted ¿el fútbol uruguayo está muy lejos ya sea desde el punto de vista económico como en lo organizativo?


-Si, hay muchas distancias, te encontrás con una realidad totalmente diferente por esos motivos que manejás vos. Pero a la vez te hace sacar conclusiones que con todas esas diferencias nosotros los uruguayos peleamos contra cualquiera de igual a igual, siguen saliendo jugadores, y a veces te queda la sensación de que lástima que no podamos tener esa organización, porque si así como estamos siguen saliendo jugadores...

-Pasó un año y medio de aquella histórica consagración del Torneo Clausura con Plaza Colonia venciendo a Peñarol 2-1 en el Estadio Campeón del Siglo, ¿Cómo se siente cuando ve a muchos de esos jugadores que integraban ese plantel que han partido del club, y a eso se le suma el estar triunfando en otros clubes ya sea en Uruguay como en el exterior?

-Felicidad por ese grupo de gurises. Estamos muy orgullosos por haber aportado un granito de arena en el crecimiento profesional y económico, y después la permanente amistad que quedó. Fue algo muy lindo que a todos nos quedó como trampolín para seguir una actividad que nos es fácil, el tener la posibilidad de trabajar gracias a ese logro nos llena de orgullo. Igual no nos podemos quedar con ese recuerdo, ya sea ellos como jugadores como nosotros como entrenadores. Se le dio poca trascendencia en nuestro fútbol, fue de los triunfos más grandes que hubo en el fútbol uruguayo y sin embargo no se le dio mucha importancia porque era un equipo humilde. Nosotros sabemos como se hizo y se forjó, y eso nos llena de orgullo.