Épica clasificación de Lanús que hace historia al eliminar a River

Por: Brahian Kuchman

Deportes

1/11/2017 07:01

Épica clasificación de Lanús que hace historia al eliminar a River
Foto. Efe.

El "Granate" consiguió una memorable remontada ante el "Millonario", venció 4-2 de atrás y está en la final de la Copa Libertadores.

Épico, memorable e histórico fue el triunfo 4-2 de Lanús ante River Plate en el partido de vuelta por las semifinales de la Copa Libertadores. El "Granate", que había perdido en la ida por 1-0, tuvo la jerarquía necesaria para dar vuelta el marcador tras ir perdiendo por 0-2, y se clasificó por primera vez en la historia para la final del torneo más importante de Sudamérica a nivel de clubes.

River Plate se impuso en el inicio y sacó una ventaja de 2-0 con goles de Ignacio Scocco a los 17 minutos de penal y Gonzalo Montiel a los 22'.

A esa altura, y con un global adverso de 0-3, Lanús estaba obligado a marcar 4 goles para poder clasificar. Incluso, con el 2-0 a favor, el "Millonario" tuvo la posibilidad de sacar una mayor ventaja en una jugada en el área dónde la pelota le pegó en la mano del defensor de Lanús, pero el árbitro Wilmar Roldán la desestimó y no cobró un claro penal a favor de River.

Todo el banco "Millonario" reclamó penal y le rogó al árbitro el parate para ver la jugada por televisión (VAR) y que lo determine por esa vía. Sin embargo, ello no ocurrió, el juez no accedió a la tecnología y fue la jugada dónde hubo un antes y un después en el partido.

Inmediatamente, José Sand descontó para Lanús en la última jugada del primer tiempo y dejó el partido en el descanso con el 2-1 a favor de River.

En el complemento, el "Granate" salió con actitud e ilusión de poder revertir la historia. Volvió a convertir en el inicio y puso en aprietos a River, que pasó de ir ganando 2-0 a quedar 2-2 en el marcador. Lanús marcó en el momento justo y se puso a dos goles de la clasificación, a falta de 40 minutos para el final.

El local tomó impulso con esos dos goles, reaccionó a tiempo y siguió de largo. Lautaro Acosta puso el 3-2 a los 61 minutos y el delirio para la hinchada, que auguraba una remontada histórica. El milagro estaba cada vez más cerca.

Apenas pasaron 5 minutos del 3-2, a los 66', cuando Lanús tuvo una posibilidad inmejorable, un penal a su favor. La hazaña parecía llegar. El árbitro, esta vez sí consultó al VAR (Sistema de Asistencia Arbitral por Vídeo) sobre una infracción en el área dónde tomaron de la camiseta a un delantero de Lanús, y sancionó penal.

El uruguayo Alejandro Silva tuvo en sus manos el pasaje histórico. Lo que parecía una quimera, se acercaba a la realidad. Tomó la pelota y la acarició contra el vertical para poner el 4-2 y el delirio para una hinchada que a esa altura vivía un sueño.

Después de ahí, River se volcó al ataque, insistió, pero lo hizo más con el corazón que con fútbol. Lanús, por su parte, tuvo la jerarquía necesaria para conservar el resultado y llevarlo a su manera hasta el final. Ignacio Fernández, ofuscado y con mucha impotencia, se fue expulsado en el final por doble amonestación.

Fue un partidazo de principio a fin. Típico de Copa Libertadores, dinámico y de ida y vuelta. Hubo emociones para los dos lados aunque Lanús fue el que corrió con mejor suerte. Nunca bajó los brazos y logró la hazaña.

El "Granate" jugará la final de la Copa Libertadores por primera vez en su historia, y queda a la espera del ganador entre Gremio y Barcelona de Guayaquil (partido de ida ganó Gremio 3-0 en Ecuador).

Alineaciones:

Lanús: Esteban Andrada; José Luis Gómez, García Guerreño, Diego Braghieri, Maximiliano Velázquez (m.90, Santiago Zurbriggen); Román Martínez (m.70, Leandro Maciel), Iván Marcone, Nicolás Pasquini; Alejandro Silva (m.83, Nicolás Aguirre), José Sand y Lautaro Acosta. Entrenador: Jorge Almirón

River Plate: Germán Lux; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco (m.90, Alexander Barboza); Enzo Pérez (M.56, Carlos Auzqui), Leonardo Ponzio, Ariel Rojas (m.70, Nicolás De la Cruz), Ignacio Fernández; Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco. Entrenador: Marcelo Gallardo.