Peñarol cayó 3-2 ante Palmeiras en San Pablo

Por: Brahian Kuchman
Publicado: 13/04/2017 00:20
Peñarol cayó 3-2 ante Palmeiras en San Pablo
Peñarol perdió 3-2 ante Palmeiras en la última jugada del partido.

El aurinegro jugó con carácter en Brasil pero cuando parecía que se traía el empate, Fabiano selló el tercero al noveno minuto de descuento.

Peñarol estaba sacando un gran empate en Brasil y el árbitro había dado cinco minutos de descuento. Sin embargo, las discusiones de ambos equipos en tiempo de descuento, hicieron que se jugara el doble y a los 99' Palmeiras anotó el agónico tercer gol.

Intenso, dinámico y friccionado comenzó el partido entre Palmeiras y Peñarol en el estadio Allianz Parque de San Pablo por Copa Libertadores. Ambos equipos presionaron y anticiparon constantemente al rival en los primeros minutos, y el encuentro se volvió muy disputado y con mucho roce, sobre todo en mitad de cancha.

Peñarol sorprendió a Palmeiras con un buen planteamiento y gran orden táctico. El aurinegro esperó al rival en campo propio con la intención de generar algún contragolpe.

A los 9’ se generó la primera aproximación del partido y fue para Palmeiras, tras una combinación entre Tché Tché y Willian Siqueira, quién remató a las manos de Gastón Guruceaga.

Minutos después, Peñarol tuvo su primera ocasión luego una contra letal que creó el “Cebolla” Rodríguez quién cambió de frente para Junior Arias que se apuró y definió por arriba del horizontal.

Los de Leonardo Ramos se mostraron muy concentrados y no dieron pelota por perdida. El constante anticipo en mitad de cancha sumado a la solidez en defensa, de la mano del juvenil Yefferson Quintana, fueron los indicios de un equipo que salió a ganar en Brasil.

Pasaron los minutos y el aurinegro insistió mostrando firmeza y anticipó sin pelota, y cada vez que la recuperó, encontró la rápida respuesta ofensiva.

Tanto fue así, que a los 21’ volvió a avisar tras un débil cabezazo de Nahitan Nández que se fue desviado. Diez minutos más tarde, el aurinegro tuvo su premio y abrió el marcador. Junior Arias lanzó un córner y Ramón Arias anticipó ante la defensa rival y ganó en el área con un potente cabezazo para poner el 1-0.

A esa altura, el aurinegro había hecho mejor las cosas y obtuvo su merecida ventaja. Incluso, minutos después del gol, tuvo para ampliar diferencia con una doble oportunidad en una misma jugada: el arquero Fernando Prass le sacó un claro mano a mano a Junior Arias, y en el rebote, Affonso cabeceó por encima del horizontal.

El desconcierto fue generalizado en el local que no logró imponer su juego ya que estuvo incómodo y nervioso en todo el primer tiempo. Peñarol se fue al descanso con una merecida ventaja.

Para el complemento, Palmeiras fue otro equipo. Cambió la actitud, encontró el juego colectivo que acostumbra exponer y salió decidido a darlo vuelta. Tanto fue así, que al minuto consiguió el empate, cuando Willian Siqueira aprovechó una pelota que no logró definir Borja en el área.

Apenas cuatro minutos más tarde, logró el segundo con una definición en el área de Dudu tras recibir el pase al medio de Alejandro Guerra y puso el 2-1.

Palmeiras tuvo un inicio de segundo tiempo arrollador. A los 55’, pudo seguir de largo con un penal a favor, luego de una infracción de Petryk, y que Miguel Borja remató por arriba del horizontal.

Ante la intensa reacción de Palmeiras, Ramos desesperó y mandó a la cancha a Gastón Rodríguez en el mirasol en lugar de Marcel Novick. Con el cambio, Nández se cerró al doble cinco junto a Pereira y los Rodríguez se ubicaron por los extermos.

El equipo se paró mejor tácticamente, recuperó el orden en mitad de cancha y de la mano del "Cebolla" y Gastón Rodríguez generó diversas oportunidades de contra.

A partir de ahí, el partido se volvió de constante ida y vuelta con llegadas para ambos equipos, dónde Guruceaga se transformó en la gran figura del partido salvando diversos mano a mano ante los delanteros de Palmeiras. En una de ellas, Lucas Hernández sacó una pelota de la línea.

Peñarol volvió a afianzarse en defensa y retomó la concentración. A los 75’ logró la igualdad tras una pelota quieta que cabeceó Quintana, despejó Prass y en el rebote apareció Gastón Rodríguez para el 2-2. El empate le puso dinámica y tensión al juego.

El equipo brasileño no bajó los brazos y tuvo para sellar el tercero en una contra letal que Dudu ganó en velocidad, que gambeteó a Guruceaga y cuando definió con el arco libre su balón dio en el travesaño.

Sobre el final se generaron múltiples ocasiones, sobre todo en el arco de Guruceaga quién agrandó su figura cada vez que Palmeiras lo inquietó.

Los últimos minutos fueron de ida y vuelta y Peñarol lo tuvo con dos contraataques que no pudo aprovechar y lo pagó caro. El árbitro había dado cinco minutos de descuento, sin embargo las discusiones en tiempo de adición hicieron que se jugara el doble de tiempo.

En el noveno minuto de adición, en un corner lanzado desde la izquierda que encontró a Fabiano en el área, quien conectó de cabeza y desató el delirio para sellar el 3-2 inesperado para los aurinegros, que hicieron todo para llevarse un punto, pero una desatención en el final le costó una dolorosa derrota.

De esta forma el grupo 5 quedó con Palmeiras líder con 7 unidades, Wilstermann 6, Peñarol 3 y Atlético Tucumán 1.