El Real Madrid da un golpe a la Liga y gana el derbi

Publicado: 19/11/2016 19:35
El Real Madrid da un golpe a la Liga y gana el derbi

El triplete de Cristiano Ronaldo le permite al plantel aumentar su ventaja como líder. Zidane supera con nota su primer examen.

El Real Madrid dio un golpe encima de la mesa de La Liga Santander con un triunfo autoritario en el derbi ante el Atlético de Madrid (0-3) con un triplete de Cristiano Ronaldo, lo que de paso le permite aumentar su ventaja como líder al haber empatado el Barcelona en casa ante el Málaga (0-0).

El conjunto del francés Zinedine Zidane sale reforzado de una jornada redonda. Todo le salió a pedir de boca. Con ello pasa a disponer de cuatro puntos de ventaja sobre el Barcelona y deja al cuadro del argentino Diego Pablo Simeone a nueve.

En el regreso de La Liga tras el parón de las selecciones, el Real Madrid reverdeció sus mejores momentos y sus mejores derbis, los que se le habían atragantado en los últimos tiempos.

Ante el último rival que le había ganado en el torneo doméstico emergió con una versión brillante, con Cristiano Ronaldo en punta, Isco Alarcón en la media punta, Gareth Bale por la izquierda y Lucas Vázquez por la izquierda. Con ello ganó en equilibrio, en manejo y mandó ante un Atlético que no tuvo más remedio que claudicar.

Cristiano Ronaldo abrió la cuenta a los 23 minutos con un lanzamiento de falta que rozó en la barrera y despistó a Jan Oblak en un justo premio a la superioridad de un Real Madrid que disponía de un Isco excelso.

En la segunda mitad el Atlético acosó con todo, pero sin argumentos ante Keylor Navas. El conjunto de Zidane capeó el temporal, recobró el control y se encontró con un penalti del montenegrino Stefan Savic sobre Cristiano que el luso no perdonó. Y para rematar el choque hizo el 0-3 tras una galopada de Bale.

Zidane supera con nota su primer examen

Zinedine Zidane firmó uno de sus grandes partidos como técnico del Real Madrid, modificó su pizarra en búsqueda de equilibrio por las bajas y sacó con nota su primer gran examen, cambiando el sistema y la posición de sus jugadores, colocando a Isco Alarcón en la media punta donde nadie lo frenó, y a Cristiano Ronaldo de nueve.

El derbi del Vicente Calderón era un examen duro para Zidane. Las bajas provocaban que tuviese que tomar decisiones importantes y no dudó. Personalidad le sobró para no forzar a Sergio Ramos cuando todos pensaban en el regreso del capitán. Confianza plena en Nacho Fernández para no forzar con unas pequeñas molestias del camero.

Su única derrota en Liga desde que reveló a Rafa Benítez en el banquillo había sido contra el Atlético de Madrid del 'Cholo' Simeone. Fue un día en el que la impotencia se apoderó del madridismo en el Santiago Bernabéu, incluido Zidane que nada pudo hacer para escapar de la trampa táctica de su rival. Hoy se desquitó.

En su primera visita al Calderón tenía que tomar una decisión que fue clave. Karim Benzema estaba recuperado para jugar pero su presencia de inicio restaba equilibrio, con el habitual 4-3-3 en el que gran parte de la clave del éxito iba en función del balance defensivo que hiciera el tridente, no siempre lo suficientemente involucrado cuando hay que mirar hacia atrás.

La ausencia de un especialista en el mediocentro por las lesiones de Casemiro y Toni Kroos, dejaban tan solo de candidato a Mateo Kovacic retrasando unos metros su posición y asumiendo labores a las que no está acostumbrado. Lo ideal era que estuviese arropado y por quien mejor que por su compatriota croata Luka Modric en un doble pivote que nunca perdió su posición y salió airoso de la batalla en la medular. En esa zona se comienzan a decidir los derbis y así lo interpretó en esta ocasión Zizou para poblarla.

Además los dos croatas aseguraban una buena salida de balón e Isco Alarcón era el encargado de poner a salvo la posesión y asociarse con todos sus compañeros a la perfección. Zidane entendió que su zona de confort es la media punta, con libertad de movimientos para asumir el liderazgo y le respondió a lo grande.

Renunció a Benzema por el bien del colectivo, para aumentar la presencia de efectivos en el centro del campo e instalar el orden con Lucas Vázquez en la derecha y Gareth Bale en su posición natural en la izquierda. Se desplazaba para jugar de nueve Cristiano Ronaldo que firmó uno de sus mejores partidos de su irregular temporada. El día que asuma que cuanto más cerca de la portería más goles volverá a marcar será un gran avance para él y el equipo.

Fue la reivindicación de Zidane como entrenador, ante el mayor estratega enfrente, Simeone, y dando un golpe a la pelea por el título liguero en una jornada redonda para el Real Madrid. Deja a cuatro puntos al Barcelona y a nueve al Atlético de Madrid.

El primer puerto del 'Tourmalet' lo subió sobrado el conjunto madridista que no acusó las importantes bajas de Ramos, Pepe, Casemiro, Kroos o Álvaro Morata para sumar su vigésimo cuarto partido consecutivo sin perder en Liga. El gran objetivo del curso está un poco más cerca y para superar el récord de la 'Quinta del Buitre' de Leo Bennhacker habrá que superar otra salida durísima, el Camp Nou, con la tranquilidad de no haber cedido el liderato y haber aumentado el colchón de puntos.

EFE