Peñarol perdió por 3 a 0 ante la U. de Chile en su primera prueba

Por: Brahian Kuchman
Publicado: 16/07/2016 23:15
Peñarol perdió por 3 a 0 ante la U. de Chile en su primera prueba
Peñarol fue derrotado por la Universidad de Chile por 3 a 0 en el cotejo amistoso denominado "La Noche Azul" disputado en Santiago de Chile.

Con dos tiempos muy diferentes, el renovado equipo aurinegro cayó ante la Universidad de Chile por 3 a 0 en su primera presentación formal.

El equipo de Universidad de Chile pactó como parte de la transferencia de Guzmán Pereira, que fuese Peñarol el rival designado para disputar el compromiso amistoso denominado “La Noche Azul”, el tradicional evento que realiza el conjunto chileno todos los años para presentar a su plantel en el Estadio Nacional de Santiago.

Significó el primer encuentro formal para el nuevo y renovado equipo que dirige Jorge "Polilla" Da Silva. La evaluación para sus jugadores sería diferente con respecto a su doble compromiso que jugó entre semana frente a la selección de Maldonado y San Lorenzo (San José) respectivamente, por una lógica razón de exigencia futbolística.

Ilusión y expectativa en el hincha aurinegro por tener la posibilidad de percibir un compromiso de significativa magnitud ante un exigente rival como lo es Universidad de Chile, y de apreciar a un equipo renovado con futbolistas jóvenes que recién crean sus primeras armas con la camiseta mirasol.

Da Silva presentó dos variantes en relación a su primera presentación, Maximiliano Olivera quién se recuperó de su lesión e ingresó en lugar del juvenil Mathías Rodríguez en el lateral izquierdo, y la gran novedad en la oncena inicial fue la incorporación de Nicolás Dibble por Nicolás Albarracín en zona de volantes.

Con un marcado esquema (4-4-2) se presentó Peñarol en tierras trasandinas, Da Silva optó por un sistema bastante arriesgado teniendo en cuenta las características ofensivas de sus volantes externos (Dibble y Urruti) quiénes supieron ser delanteros en sus clubes de procedencia.

Guruceaga; Rodales, Valdéz, Perg y Maxi Olivera; Guzmán Pereira y Ángel Rodríguez en la doble contención, Dibble se mostró por el sector derecho de los volantes, Urruti por izquierda, mientras que Murillo y Rossi estuvieron en ofensiva.

La exigencia del juego rival forjó a un inicio de cotejo intenso y dinámico por parte de ambos. Se percibió a un equipo aurinegro con gran poder de respuesta a la hora de recuperar y rápido para contraatacar. Si bien en la primera mitad, el encuentro se volvió de constante ida y vuelta y con interesantes momentos de buen fútbol, fueron escasas las situaciones claras de gol que se generaron.

Apenas sí un remate de Reyes que detiene Guruceaga y en el rebote salva en la línea Maxi Olivera. Un remate de afuera del área de Ángel Rodríguez para Peñarol, y un gol de cabeza mal anulado convertido por el defensor Maximiliano Perg, quién estaba habilitado.
Mientras Guzmán Pereira estuvo en cancha, el doble cinco aurinegro funcionó a la perfección mostrando su jerarquía y personalidad

Las figuras de Guzmán Pereira y Ángel Rodríguez se hicieron enormes en mitad de cancha mostrando su jerarquía y personalidad. El doble cinco aurinegro presionó constantemente y no dejó jugar al rival, mientras que al momento de generar, lo hicieron en gran forma.

Los volantes externos, tanto Dibble como Urruti, también lo hicieron a gran nivel, cada vez que Peñarol recuperaba el balón, éstos intentaban contraatacar de forma rápida con buenas acciones individuales. Siempre le brindaron sorpresa procurando frescura en el ataque mirasol.

El complemento fue diferente. Da Silva realizó dos variantes, Frascarelli por Guruceaga y la otra que fue clave para el desarrollo posterior del encuentro, sale Guzmán Pereira, quién había sido fundamental en el mediocampo sustituido por Tomás Costa.

El conjunto local se adueñó de la pelota y tomó protagonismo. Ante la ausencia de Pereira, Peñarol dejó espacios en mitad de cancha, el equipo aurinegro se desordenó y llegó la apertura para la “U” por parte de Gastón Fernández.

El equipo chileno fue muy superior en la segunda mitad , apenas algunas acciones de Dibble y Urruti en respuesta para Peñarol, pero el equipo trasandino aprovechó la supremacía futbolística y aumentó por parte del mismo “Gata” Fernández. Posteriormente, Carmona selló tercero.

Albarracín, Freitas, Hernán Novick, Boselli, Santiago Bueno y Mathías Rodríguez tuvieron sus minutos en cancha pero sin poder revertir la situación.
En el complemento se percibió a un equipo que sintió y mucho la ausencia de Guzmán Pereira

Para resaltar algunos aspectos positivos en Peñarol, el buen rendimiento de los volantes en el primer tiempo. Un medio campo joven que promete, se percibió a un equipo que sintió y mucho la ausencia de Guzmán en el complemento. Muy preocupante el bajo rendimiento de la ofensiva, escaso los aportes de Murillo y Rossi, mientras que la defensa mientras se mantuvo el respaldo de los volantes en la primera mitad, respondió bien.

Todo indica a que el entrenador aurinegro apostará a un equipo rápido y dinámico de cara a este nuevo desafío, las principales modificaciones con respecto al que se consagró campeón, vienen por el lado de los volantes. El mediocampo de este Peñarol es prácticamente nuevo, el “Polilla” echó manos en un sector dónde tuvo las mayores falencias en el torneo anterior sobre todo en la parte de recuperación y generación.