"Gracias, Chile por esta alegría" fue el grito unísono del país

Publicado: 27/06/2016 09:13

La historia se repitió en una dramática definición. Los chilenos festejaron con júbilo esta nueva alegría que les da su Selección.

Por Jaiden Martínez / Corresponsal en Chile.

Desde Arica hasta Punta Arenas. Así fue la celebración del triunfo de la selección chilena como Bicampeón de la Copa América. A casi un año de haberse coronado como ganadores en la Copa América 2015, la historia vuelve a repetirse y ante el mismo rival: Argentina. Es la primera victoria que obtiene La Roja fuera de su país.

Las calles de la capital retumbaron. El invierno no fue un impedimento para una enérgica celebración. Caravanas de autos iban y venía por las grandes avenidas de Santiago. Las bocinas manifestaban el regocijo que embargaba a los fanáticos

La emergencia ambiental decretada para este lunes tampoco empañó la fiesta. Los chilenos no hicieron caso a las restricciones vehiculares. Estaba contemplado que el 40% del parque automotriz no se movilizara por la capital.

La plaza Italia, que se ha convertido por tradición en un lugar emblemático para celebrar cualquier hazaña deportiva, estuvo colmada de miles de hinchas, que con gritos y enarbolando banderas, mostraron su orgullo de ser Bicampeones.

La plaza se vistió de los colores de la bandera. Los chilenos intentaban darse calor para vencer el difícil frío, aunque la efervescencia lo pasaba por alto. La fiesta se prolongó toda la madrugada.

“Gracias, Chile por esta alegría. Hemos logrado dos triunfos consecutivos”, aseguraba
Hernán Bustamante, ataviado de la bandera de Chile y quién salió corriendo de su casa
a Plaza Italia para festejar la nueva Copa.

“Fue pésimo el arbitraje. Sentimos tristeza cuando expulsaron a Marcelo Díaz. Pese a eso, logramos mantenernos y dimos la batalla hasta el final. Le agradezco a mi selección por esta alegría que le ofrece a nuestro país”, manifestó Gustavo Fuente, quién siguió el partido desde un restaurante capitalino que abrió sus puertas a la fanaticada para que disfrutara de esta gran final.

“Es una alegría que no puedo contener. Estamos haciendo historia. Mis papás esperaron 50 años para vivir este triunfo. En menos de un año ganamos dos torneos. ¡Qué grande eres Chile!, gritaba Francisco Puertas, quién aseguró que se mantendría durante toda la madrugada en plaza Italia.

La concentración tampoco estuvo exenta de polémicas. Un grupo de estudiantes desplegaron una pancarta gigantesca que decía: “11 luchando por una Copa, más de
120 mil por Educación". El mensaje hacía alusión a la batalla que actualmente el sector estudiantil mantiene con el Gobierno nacional para lograr que prospere la gratuidad en la enseñanza y se ponga fin al lucro educativo.

La algarabía recorrió todas las regiones. Ningún rincón de Chile pasó por alto este festejo. Quizás también ayudó que este lunes es feriado en el país. No pudo caer mejor esta celebración.

El despliegue de seguridad no estuvo ausente. Las autoridades buscaban evitar cualquier tipo de alteraciones del orden público, que es muy característico en estos festejos deportivos. Hasta el cierre de esta nota no se habían reportado accidentes o hechos violentos de gran magnitud.

“Que el triunfo de Chile no se transforme en un hecho de irresponsabilidad. Celebra con prudencia. Cuídate y cuida de los tuyos”, era el mensaje que a través de Twitter difundía Carabineros de Chile.

El Gobierno también celebró. Desde Panamá, la Presidenta Michelle Bachelet, quien siguió minuto a minuto el partido, felicitó a La Roja y al cuerpo técnico por haber alcanzado esta nueva victoria.

“Estoy tan contenta y emocionada como todos nuestros compatriotas. Agradezco a nuestra selección que no se cansa de hacer historia, una vez más nos transforma en campeones”, manifestó.

Mauricio Macri, Presidente de Argentina, pese a la derrota de su selección, felicitó al equipo a través su cuenta twitter. “Un abrazo a la selección. La tristeza pasa y dieron todo. Gracias por habernos hecho vibrar por los colores”, aseguró el mandatario.

Juan Antonio Pizzi, DT de la selección, visiblemente emocionado, agradeció el apoyo del pueblo chileno. "Estoy contento por la gente de Chile. Nos llegaban las buenas vibras de los hinchas y me alegro mucho de que puedan festejar este nuevo campeonato".

Arturo Vidal, emblema del equipo, también dedicó esta copa a sus compatriotas. "Hemos hecho un gran esfuerzo, por todo lo que uno deja detrás para venir a representar a un país. Esto es para todos los chilenos que nos apoyaron en las buenas y en las malas".

Claudio Bravo, arquero de la selección, pidió a la fanaticada confiar siempre en su equipo. “Uno lucha por estas cosas. Creo que vinimos con una ilusión tremenda. Nadie
creía en nosotros, ésta una lección para todo el mundo, para que crea. Hoy lo demostramos ante un gran equipo, con grandes jugadores, ante un marco de público increíble”, sostuvo.

No está contemplado que se desarrolle un recibimiento oficial del equipo en el país. La mayoría de los jugadores, incluyendo el técnico, iniciarán su período de vacaciones en Estados Unidos.

La Roja cierra así un ciclo exitoso. Su imagen toma un respiro, en medio de los escándalos de corrupción en los cuales está envuelta y la salida de su antiguo director técnico, Jorge Sampaoli.

Su arranque estuvo lleno de tropiezos, pero en el camino lograron corregir la táctica en el campo que les permitió llegar a coronarse como campeones. El nuevo reto será la Copa Confederaciones que se realizará el próximo año.

La victoria de Chile ha provocado un terremoto en la selección de Argentina. Leonel Messi anunció que no jugará más con la Albiceleste y es muy probable que otros jugadores también decidan retirarse. Un efecto dominó que podría generar consecuencias irreparables para los trasandinos.