Coronavirus en Uruguay
789

Confirmados

22

Fallecidos

638

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
Argentina reporta 706 nuevos casos de COVID-19 y las muertes suman 500 /// Almagro asume segundo mandato en OEA con promesas frente al COVID-19 /// Gobierno amplía prestaciones y cupos en refugios del Mides de 24 horas /// Ancap tuvo primer trimestre con resultado negativo de U$S 42 millones /// Seis de cada 10 uruguayos aprueban gestión del presidente Lacalle Pou
Internacionales

17/09/2019 14:06

Maduro insultó a Mujica tras afirmar que Venezuela era una dictadura

"Quien lo diga, donde lo diga, es un estúpido. Venezuela es una democracia sólida, amenazada, asediada", aseguró Maduro.

Maduro insultó a Mujica tras afirmar que Venezuela era una dictadura

ARCHIVO EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduró, calificó de "estúpidos" a todos los que dicen que "Venezuela es una dictadura", incluido el expresidente José "Pepe" Mujica, quien recientemente hizo unas declaraciones en ese sentido.
También candidato argentino por el peronista Frente de Todos, Alberto Fernández, afirmó que hay abusos, una declaración que Maduro tampoco dejó pasar: "Quien lo diga, donde lo diga, es un estúpido. Venezuela se respeta. Venezuela es una democracia sólida, amenazada, asediada".

Además, el presidente de Venezuela expresó su convicción de que "la paz" se impondrá "frente a las amenazas y locuras" de los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, y Brasil, Jair Bolsonaro.

"No quiero hablar de guerra, quiero hablar de paz", dijo el mandatario venezolano en una entrevista publicada este martes por el diario brasileño Folha de Sao Paulo. Maduro acusó a la "ultraderecha de Bolsonaro y Donald Trump" de querer inmiscuirse "militarmente" en Venezuela.

En ese sentido, consideró una "locura" querer imponer un "cambio de régimen con visión militar" y afirmó que es "tiempo de respeto al derecho internacional" y "a la autodeterminación de los pueblos".

"Tiene que ser el siglo de la paz, no de las amenazas militares de Bolsonaro y Trump", agregó.

Durante la entrevista concedida a la periodista brasileña Mónica Bérgamo, Maduro calificó a Bolsonaro de "extremista ideológico", una "especie de Hitler sudamericano" que, según recordó, recientemente declaró su admiración por el exdirector chileno Augusto Pinochet. "Es una estupidez que se declare admirador de Pinochet y diga que la revolución bolivariana es una dictadura", puntuó.

Por otro lado, el presidente justificó la situación económica del país al declarar que Venezuela "es torturada", "perseguida" y "sometida a una persecución financiera, comercial" y acusó a la oposición de querer "derribar inconstitucionalmente la revolución".

"Nosotros en Venezuela tenemos una oposición peor que Bolsonaro que tiene el objetivo de derribarinconstitucionalmente la revolución", subrayó.

Maduro también opinó sobre la decisión de doce países de apoyar la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), mecanismo de defensa regional que, según algunos críticos, pudiera abrir la puerta a una intervención militar.

El presidente venezolano, sin embargo, consideró que se trata de un "tratado muerto", pero precisó que en caso de una intervención militar la Fuerza Armada Nacional Bolivariana "está más unida que nunca".

Maduro recordó que recientemente ordenó "un conjunto de ejercicios militares" con el fin de prepararse "para defender" su tierra y acusó a Colombia de crear acusaciones falsas para provocar un "ataque al territorio venezolano".

"Querían una escalada militar en la frontera para que el ejército estadounidense apoyase al de Colombia. Esas son mentes locas que planean escenarios violentos y que nosotros, simplemente con el uso de la fuerza persuasiva, seguiremos evitando", aseguró.

Según Maduro, la guerra "es un negocio" para Colombia porque "la oligarquía que gobierna en Bogotá está subordinada, de rodillas a la estrategia militar y geopolítica del imperio estadounidense". Concluyó que "es la punta de lanza de la agresión contra Venezuela".

EFE