Elecciones italianas dan victoria al M5S y siembran incertidumbre

Publicado: 5/03/2018 00:52
Elecciones italianas dan victoria al M5S y siembran incertidumbre
EFE
Riccardo Fraccaro

Los comicios del domingo dieron al Movimiento 5 Estrellas la victoria que ansiaba y que le convierten por fin en el partido más votado.

Con el 50 % de parte de los votos escrutados en un recuento muy lento que comenzó tras el cierre de los colegios electorales a las 23:00 horas locales del domingo, los datos oficiales confirman, ya en la madrugada italiana, la primera posición para ese movimiento político.

Los sondeos y proyecciones de resultados publicados tras la votación fueron durante las primeras horas los únicos elementos en los que se pudo basar la victoria del M5S como partido en solitario y la de los de la derecha, coaligados, a falta de cifras oficiales.

Logrado en torno al 30 % de los votos en los comicios legislativos para el Senado, la cámara con el escrutinio oficial más avanzado tras el cierre de las urnas, el movimiento fundado por Beppe Grillo se hace con casi el doble de los alcanzados por Forza Italia (FI) del ex primer ministro Silvio Berlusconi, que lidera la coalición de derechas que reúne en conjunto más votos.

Pero estos partidos, que ganan juntos los comicios con alrededor del 37 % de los sufragios para las candidaturas uninominales para el Senado, no se han revelado, con los datos oficiales disponibles, suficientes para garantizar la mayoría necesaria que permita formar un gobierno en Italia.

Los resultados obtenidos por el M5S no tardaron en ser calificados de "apoteósicos" por su diputado Alessandro di Battista, uno de los pocos políticos que comparecieron ante los medios durante la madrugada.

"Los datos demuestran que todos deberán venir a hablar con nosotros. Es la mayor garantía para el pueblo italiano. Deberán utilizar nuestros métodos de transparencia, corrección, credibilidad, basado en las propuestas", afirmó en una breve intervención ante los medios en Roma.

Di Battista pareció indicar con estas declaraciones que su formación podría estar dispuesta a hablar de coaliciones para llegar al Gobierno, lo que supondría un cambio en su política de rechazo categórico a colaborar con los partidos al uso.

A falta de datos oficiales definitivos que los confirmen todavía y que se conocerán en las próximas horas, un sondeo de "Consorzio Opinio Italia" para el canal público RAI apunta a que la derecha tendría en la Cámara de Diputados entre 225 y 265 escaños mientras que el M5S estaría entre los 195 y los 235 escaños.

En el Senado, los partidos de la derecha junto a Berlusconi tendrían entre 112 y 152 escaños y el M5S entre 75 y 115 senadores, lo que supondría un importante avance del partido antisistema respecto a los comicios generales del 2013.

El Partido Demócrata (PD, centroizquierda), del primer ministro saliente, Paolo Gentiloni, y que ha gobernado Italia en los últimos cinco años, reconoció su derrota "neta y muy clara" en las elecciones, en las que la coalición que lidera se sitúa en tercera posición.

"Claramente se trata de un resultado muy claro en su negatividad", reconoció en una breve y seria comparecencia pública el ministro de Agricultura en funciones y mano derecha del líder, Matteo Renzi, Maurizio Martina.

A falta de conocer porcentajes y escaños, los líderes de los partidos políticos italianos evitaron las comparecencias públicas y ninguno de ellos, ni siquiera el líder del victorioso M5S, Luigi di Maio, confirmaron sus anunciadas presencias ante los medios de comunicación.

Di Maio se limitó a exhibir fotos suyas, sonriente, en la red social Facebook.

Tampoco comparecieron el ex primer ministro Matteo Renzi, ni el líder de la derecha y de Forza Italia, Silvio Berlusconi; evitó también a los medios su coaligado Matteo Salvini (Liga Norte), que fue otro de los vencedores de la noche.

La Liga sale de estos comicios habiendo superado los resultados de Berlusconi, inhabilitado políticamente para desempeñar el cargo de primer ministro que vuelve a ambicionar y a quien Salvini despoja de este modo del liderazgo de la derecha italiana.

Otro de los datos destacados de los comicios italianos es el escaso éxito obtenido por los partidos de ideología fascista, como CasaPound o Fuerza Nueva que, a falta de los datos definitivos, quedan fuera del Parlamento.

EFE