Italia: ganan Forza Italia y Liga Norte pero sin mayoría para gobernar

Publicado: 16/02/2018 11:55
Italia: ganan Forza Italia y Liga Norte pero sin mayoría para gobernar

Una coalición de centroderecha, con integrante decididamente xenófobo, es la favorita para los comicios del 4 de marzo.

Italia celebrará el 4 de marzo elecciones generales y los últimos sondeos legalmente permitidos publicados este viernes vaticinan que la coalición de centroderecha formada por Forza Italia y la xenófoba Liga Norte ganará, aunque sin mayoría para gobernar, y que la batalla se jugará en el sur.

Así lo vaticinan las encuestas que publican este viernes diarios, como la realizada por de Ipsos para el "Corriere della Sera", que entrega al centroderecha el 35 % de los votos, al antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) el 28,6 % y al gubernamental Partido Demócrata (PD), de Matteo Renzi el 22,6 %.

También la de Demos para "La Reppublica", que otorga un 35 % de los votos al centroderecha, M5S (27,8 %) y PD (21,9 %); la del Instituto Piepoli para "La Stampa", centroderecha (37 %), M5S (27 %) y PD (24,5 %); y la del comité científico del Centro Italiano de Estudios Electorales (CISE) para "Il Sole 24 Ore", centroderecha (34,7 %), M5S (29,4 %) y PD (23,7 %).

La alianza de centroderecha es la favorita en las regiones del norte de Italia pero su victoria no está tan clara en el sur, donde en opinión del politólogo Raffaele De Mucci, de la Universidad "Luiss" de Roma y miembro del CISE, se jugará la batalla con el M5S.

"El sur es decisivo y por sur se entienden todas las regiones situadas a partir del Lazio. Es un espacio tiene el mayor número de electores (...) probablemente decidirá la contienda", valoró en entrevista con Efe.

En su opinión, en esta zona la lucha se dará entre el M5S, apoyado por el 38 % de los electores, y el bloque conservador, que simpatiza con el 32 %.

En cualquier caso, lo que se desprende de las encuestas es que de acertar ninguna formación llegará al umbral del 40 % preciso para gobernar por lo que serán necesarias las negociaciones postelectorales para configurar el Ejecutivo de la próxima legislatura.

Según De Mucci, Italia asistirá tras las elecciones a un escenario complicado de "tripartidismo", "sin ganadores claros y en el que va a ser muy difícil formar gobierno".

Si no hay acuerdos, "Corriere della Sera" vislumbra un "riesgo de ingobernabilidad", mientras que "La Repubblica" subraya que "a dos semanas de las elecciones prevalece la incertidumbre".

El secretario general del PD, Matteo Renzi, y el líder del conservador Forza Italia, Silvio Berlusconi, ya han avanzado que preferirían repetir las elecciones si no hay una mayoría clara, una opción que según la encuesta de "La Repubblica" atrae a la mitad los italianos.

De Mucci ve tres escenarios posibles: la formación de un Gobierno de coalición, "difícil" en su opinión, pues requeriría que el "M5S cambiara de orientación para aliarse con el centroderecha o el centroizquierda"; una gran coalición siguiendo el modelo alemán entre el centroderecha y el centroizquierda, "poco probable" a su juicio.

Y el tercero, por el que se inclina: que el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, nombre a un gobierno de transición que dirija el país hasta la implementación de una nueva ley electoral que permita repetir comicios en otoño y acabe con el empate de fuerzas.

Italia vota el 4 de marzo en las elecciones con una ley electoral, conocida como "Rosatellum bis", que propone un método mixto (mayoritario y proporcional) que establece un listón mínimo de porcentaje de votos para acceder a las cámaras y que premia las coaliciones.

Este sistema tuvo que ser aprobado en la pasada legislatura, durante el Gobierno del actual primer ministro en funciones Paolo Gentiloni, que sustituyó a Renzi cuando este dimitió en diciembre de 2016 por perder un referéndum sobre la reforma constitucional que este había impulsado.

Una reforma para la que, antes de celebrar la consulta, ya el Parlamento italiano había aprobado otra ley electoral, que quedó inservible y que tuvo que ser sustituida por la actual.

No obstante, el futuro que se dibuja para Italia puede cambiar porque hay una gran parte de la población, el 41,3 % para "Il Sole 24 Ore", el 34 % para "Corriere della Sera" y hasta el 45 % para "La Repubblica", que aún no ha decido su voto.

Será fundamental comprobar si estos indecisos acuden a los colegios electorales el 4 de marzo y de qué manera se expresan, lo que podría cambiar las previsiones de las encuestas, o si por el contrario se registra un fuerte abstencionismo.

Tras la publicación de los sondeos, Gentiloni ha afirmado desde Alemania que el futuro "del país lo deciden los electores", mientras que el ex primer ministro y líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, ha celebrado las encuestas y ha dicho que el centroderecha "ya ha ganado".

EFE