Los "Topos" salen otra vez al rescate en México, 32 años después

Publicado: 23/09/2017 14:35
Los "Topos" salen otra vez al rescate en México, 32 años después
EFE

Notan mejoras en la tecnología y en la protección personal, no tanto en la organización ni en la coordinación entre los poderes.

Por Isabel Reviejo/EFE

Nacidos con el terremoto que conmocionó la Ciudad de México en 1985, los Topos Adrenalina Estrella se ven envueltos, 32 años más tarde, en otra tarea de rescate en la capital, en la que confían que puedan sacar personas con vida pese a lo complejo de la situación y de que el ritmo de trabajo es "lento".

La coordinadora de esta brigada de rescate, Pola Díaz, lleva días trabajando en el edificio Álvaro Obregón 286, que colapsó por el sismo de magnitud 7,1 en la escala de Richter que se sintió el 19 de septiembre en el centro del país y que hasta el momento ha dejado 305 muertos víctimas mortales, más de la mitad en la capital.

Después de tantas horas, aún quedan alrededor de cincuenta personas bajo los escombros y los trabajos "se empiezan a complicar", asegura Díaz en una entrevista con EFE.

La lluvia que ha caído en la ciudad "es un factor determinante". Cuando llueve, hay que detener los trabajos, y aparece la "remota posibilidad" de que alguna parte del edificio derrumbe, por el agua que absorbe la construcción.

Después de que los equipos de expertos de Israel y Japón hicieran un análisis del estado de la infraestructura al cumplirse las 72 horas del derrumbe y de que se hiciera un nuevo apuntalamiento de tipo metálico, el equipo de 16 topos trabaja, junto con los otros rescatistas, por encontrar vida entre los escombros.

Si las víctimas tienen "fortaleza física y espiritual" -asegura la coordinadora- "pueden darnos sorpresas". Hasta el momento, cerca de 30 personas han sido rescatadas en el lugar.

Díaz espera que los trabajos se desarrollen "un poquito más rápido" porque su percepción hasta ahora es que "se ha estado trabajando lento".

"Siento que el personal que tomó la emergencia es muy joven, que tiene muy buena teoría, capacitación, cursos, pero no tienen experiencia, lo que aprendieron lo están poniendo en práctica porque no hay edificios colapsados todos los días", dice en referencia a los agentes de Protección Civil y Seguridad Pública.

Sostiene que esta falta de experiencia se traduce en que las tareas de rescate "no dan los resultados que espera la sociedad".

La coordinadora cuenta que su agrupación tiene unos conocimientos más "prácticos" por haberse ocupado desde 1985 -cuando la tierra también tembló el 19 de septiembre- en este tipo de catástrofes.

Ella, por ejemplo, trabajó entre los escombros del Hotel Regis, que se derrumbó en la tragedia en la que murieron miles de personas.

Comparando la situación con la de hoy, la brigadista extraña la forma "rápida, organizada" de trabajar que había hace 32 años.

Además, "en el 85 ya se veía, pero ahora es más palpable esta lucha de poderes" entre lo local y lo federal, en las áreas de rescate y en la administración y coordinación.

Por otra parte, sí se han registrado mejoras, "definitivamente", en temas de protección personal y en el campo tecnológico. El intercambio de información con otras instituciones, agrega, también ha generado valor.

En la Ciudad de México trabajan otras brigadas de Topos, como la Tlaltelolco y la Azteca. Los Adrenalina Estrella se quedaron únicamente en Álvaro Obregón 286, "debido a la cantidad de víctimas".

Díaz relata que el primer día de trabajo "el acceso se dificultó un poco para los rescatistas", porque no había información adecuada sobre los colapsos.

A día de hoy, continúan teniendo problemas puntuales, pero "no son de peso", sino que están relacionadas con temas como la constante rotación del personal de seguridad que vigila los accesos y que en ocasiones no les deja acceder con facilidad.

Pese a esto, matiza, en la propia participación del rescate sí se ha notado que están "un poco restringidos". "Como que puede más la presencia oficial", reflexiona la rescatista.