Para Gendarmería argentina, el fiscal Alberto Nisman fue asesinado

Mundo

14/09/2017 13:56

Para Gendarmería argentina, el fiscal Alberto Nisman fue asesinado

EFE (Archivo)

El análisis, realizado por 28 peritos, concluyó que el escenario fue alterado para que parezca un suicidio.

Peritos de la Gendarmería argentina concluyeron que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado y sus matadores modificaron la escena del crimen para que similara ser un suicidio, según publicó este jueves el portal Infobae.

Nisman apareció muerto en el baño de su apartamento el 18 de enero de 2015 con un tiro en la cabeza. Eso fue cuatro días luego de acusar a Cristina Fernández de Kirchner, por entonces presidenta, de encubrir a Irán en el atentado a la mutual israelita AMIA, de 1994. Al día siguiente estaba previsto que expusiera su denuncia en el Parlamento.

El informe, en el que concluyeron 28 peritos desde expertos en balística hasta psicólogos, se basó como evidencia en los siguientes puntos, según publicaron medios como Infobae y Clarín: no se encontraron restos de pólvora en el cadáver cuando el arma utilizada deja restos de disparos; el arma fue encontrada en la puerta del baño al lado del cuerpo, lo que quiere decir que fue tirada ahí; el disparo fue hecho atrás de la oreja, entró de forma perpendicular y sin que el caño se apoye, lo que es imposible para un suicida; el fiscal tenía un golpe en la pierna izquierda y otro en la cabeza, que fueron señalados como golpes "profesionales" con el objetivo de reducir a una persona; se encontraron restos del sedante Ketamina en el cuerpo del fiscal pero no en el resto de la vivienda; solo había huellas dactilares del fiscal en la casa, cuando el apartamento era muy concurrido por varias personas tales como su madre, sus dos hijas y sus empleados. Este último punto demostraría, para los peritos, que la escena del crimen fue limpiada.

Este informe será entregado a la Justicia a fines de este mes.

La muerte de Nisman ha sido calificada de "dudosa". Desde el anterior gobierno de Fernández y sus aliados se ha sostenido la hipótesis del suicidio. En ese mismo enero, la primera fiscal de la causa, Viviana Fein, había dicho del episodio que no se infería "la participación de terceras personas".

El caso promete atizar las semanas previas a las elecciones parlamentarias del 22 de octubre, en las que medirán fuerzas el oficialismo y el kirchnerismo. También tienen lugar en momentos en que la Gendarmería argentina está siendo muy cuestionada, acusada por el kirchnerismo de estar detrás de la presunta desaparición forzada del activista Santiago Maldonado, el 1 de agosto.