Abril en Latinoamérica: golpe, juicios, represión, elección y tragedia

Mundo

9/04/2017 08:06

Manifestaciones opositoras en Venezuela

EFE

Michel Temer, un perfil en la mira.

EFE

Niñas en un refugio luego de la avalancha de agua en Colombia.

EFE

Lugar donde cayó abatido por la Policía el dirigente opositor en Paraguay.

EFE

En Venezuela se habló de golpe de todas las formas posibles. Temer enfrenta juicio. Tragedia en Colombia. Represión en Paraguay. Y más.

Este sábado abril termina su primera semana. Como suele pasar en América del Sur, parece que hubiera pasado un mes. Vea si no.

SÁBADO 1: En Venezuela, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela deja sin efecto su decisión previa de arrogarse potestades parlamentarias; la presión internacional y las denuncias de golpe de Estado provenientes de adentro y de afuera del país habían logrado que el presidente Nicolás Maduro, en su carácter de titular del Consejo Nacional de la Defensa, sugiriera al Poder Judicial que diera marcha atrás, lo que bajó los decibeles pero reforzó la idea de que ahí no existe tal cosa como separación de poderes.

En Paraguay, a la madrugada siguiente que senadores del gobernante Partido Colorado y del Frente Guasú, del ex presidente Fernando Lugo, aprobaran por ley, de forma por demás polémica, la reelección presidencial, las protestas –que incluyeron el incendio de parte del Congreso- y la represión de las autoridades terminan con un militante opositor muerto a quemarropa por la Policía.

Esa situación no le impidió al canciller de Paraguay estar presente en la cumbre del Mercosur en la que se pidió a Venezuela liberar presos políticos y que haya separación de poderes.

También en la madrugada pero en Colombia, el desborde de tres ríos provoca una inmensa tragedia en la ciudad de Mocoa: con los días se contabilizarán más de 300 muertos, un tercio de los cuales son niños.

En Argentina, miles de ciudadanos se concentraron en distintos puntos del país en una inédita manifestación en apoyo de un gobierno, en este caso el de Mauricio Macri; la mayor de ellas ocurrió en Plaza de Mayo, bastión del peronismo.

DOMINGO 2: En Paraguay caen el ministro del Interior y el jefe de Policía, por los sucesos de la noche del viernes y la madrugada del sábado; la población sigue dividida por la reelección presidencial y la región empieza a mirar con atención a uno de los países más olvidados de la región.

Ecuador vive sus elecciones, en una segunda vuelta entre el opositor Guillermo Lasso y el oficialista Lenin Moreno; para el presidente Rafael Correa, la victoria de este último era crucial para frenar el avance de la derecha en la región; ya con los primeros resultados adversos, la oposición denuncia fraude y se producen incidentes en varios puntos del país.

En Venezuela, en su programa de televisión “Domingos con Maduro”, el presidente Nicolás Maduro –cuyo gobierno ya había descalificado a la cumbre del Mercosur, a la que Venezuela no estuvo invitada- arremete contra Rodolfo Nin Novoa, canciller de Uruguay, el único país que se mantenía bregando en favor de Venezuela en el Mercosur, al que acusa de confabular contra ellos junto al departamento de Estado de EE.UU.; a su lado está el dirigente del PIT-CNT Marcelo Abdala, que había sido invitado por el gobierno de Caracas, quien le asegura que todo el pueblo uruguayo acompaña a la Revolución Bolivariana.

LUNES 3: Mientras en Ecuador el candidato opositor sigue hablando de fraude electoral, en la región todos están apuntando a Venezuela. Bolivia, en su carácter de presidente del Consejo Permanente de la OEA, suspende la sesión convocada para tratar del tema de Venezuela, de la cual es fuerte aliado. Sin embargo, apelando a su asesor jurídico, el organismo decide reunirse igual y tratar el tema; eso es calificado por Venezuela y Bolivia de “golpe institucional”. La OEA, a su vez, decide calificar de “grave alteración constitucional” lo que pasa en ese país. Nicolás Maduro, presidente venezolano, brama: “¡OEA saca tus manos inmundas y llenas de sangre de Venezuela!". El que le soltó las manos a Venezuela es Uruguay, casi el único aliado que tenía en el Mercosur: el presidente Tabaré Vázquez rechaza los dichos de Maduro sobre Nin Novoa, le pide que presente pruebas o se retracte públicamente. Las relaciones bilaterales entre ambos países encuentran su peor momento en más de 30 años.

MARTES 4: En Brasil inician el proceso judicial contra el presidente Michel Temer por financiación de la campaña electoral que lo llevó al poder como compañero de fórmula de la ya depuesta Dilma Rousseff. Las donaciones de empresas bajo la mira como Odebrecht y Petrobras pueden hacer que el gigante vuelva a perder un presidente.

En Argentina, otra ex mandataria quedó en la mira: Cristina Fernández de Kirchner fue procesada y embargada por 8,5 millones de dólares por ser parte de una “asociación ilícita en calidad de jefa”, en el marco de una investigación sobre una empresa familiar; sus dos hijos y otros dos empresarios afines también están involucrados. Ella a su vez responsabiliza a los medios y a su sucesor, Mauricio Macri, de lo que le pasa. Ecuador oficializa el triunfo del candidato oficialista, Lenin Moreno.

En Venezuela hubo dos marchas: una opositora, que terminó con nueve heridos, uno de ellos de bala, y otra chavista, por el “golpe” de la OEA.

MIÉRCOLES 5: En Brasil, cuya clase política sufre un descreimiento cada vez más pronunciado, el presidente Michel Temer gana tiempo en el juicio en su contra al recibir más plazo judicial para su defensa.

El Parlamento de Venezuela pretende remover a siete magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, por los episodios de finales de marzo; los legisladores chavistas acusan a los opositores, la mayoría, de querer dar un “golpe parlamentario”. La palabra golpe –sea “institucional”, “parlamentario” o “autogolpe”- está siendo cada vez más usada en ese país.

En Argentina, la procuradora general Alejandra Gils Carbó, uno de los últimos bastiones del kirchnerismo en ese país, dictamina que la prisión preventiva de la dirigente social Milagro Sala, la jujeña líder de Tupac Amaru, no es ajustada a derecho y debe ser dejada “sin efecto”. Su detención había sido cuestionada por organismos internacionales pero defendida por la Justicia argentina.

Perú, por su lado, recuerda el 25° aniversario del autogolpe dado por Alberto Fujimori, hoy en prisión por sonados casos de corrupción y flagrantes violaciones a los derechos humanos ocurridos durante su gobierno; las vueltas de la vida, el fujimorismo hoy tiene la mayor bancada parlamentaria.

JUEVES 6: Las tres centrales obreras argentinos organizaron el primer paro general contra el gobierno de Mauricio Macri. Hubo incidentes aislados y posturas tan divergentes como pueda pensarse: para los gremios el acatamiento fue del 90%; para el gobierno, la medida de enfocó en el transporte lo que impidió que la población –que según ellos desaprobó la manifestación- fuera a trabajar.

En Venezuela, lo que todo el mundo pensaba que era inminente que pasara, pasó: un joven estudiante de ingeniería llamado Jairo Ortiz fue asesinado de un balazo durante protestas contra el régimen de Maduro. Y la reacción fue la obvia: el gobierno y la oposición se intercambiaron responsabilidades.

VIERNES 7: La ex presidenta argentina Cristina Kirchner apeló el fallo en su contra, al que calificó de “desconcertante” e “ilegítimo”.

En una Venezuela que hace mucho perdió la paz, el dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles, uno de los principales dirigentes opositores, fue inhabilitado por 15 años para ejercer la función pública; el tema es que él es gobernador del céntrico estado de Miranda, cargo que dice seguirá manteniendo.

Ese mismo día, Estados Unidos bombardea Siria, en respuesta a los ataques químicos a la población el martes, atribuidos al gobierno de ese país, lo que generó el rechazo sirio y ruso También un ataque terrorista en Estocolmo, Suecia, que mata a cuatro personas, obligó a los ojos del mundo a prestar mucha más atención a otros lares.