Embajador griego en Brasil asesinado por su esposa y policía militar

Publicado: 31/12/2016 07:05
Embajador griego en Brasil asesinado por su esposa y policía militar

Tres personas, entre ellas su esposa, están implicadas en el homicidio del diplomático Kyriakos Amiridis.

La investigación sobre el asesinato del embajador griego en Brasil, Kyriakos Amiridis, terminó en la detención y el envío a prisión preventiva de tres personas, entre ellas, su esposa y un policía militar, quienes eran amantes y que habrían pleaneado el crimen.

La esposa del embajador, la brasileña Françoise Amiridis, el policía Sergio Gomes, quien sería el autor material, y el primo de este último, cómplice por ayudar a deshacerse del cuerpo, están acusados de participar supuestamente en el homicidio, según informaron las autoridades brasileñas.

Evaristo Magalhães, de la Unidad de Homicidios de la Baixada Fluminense, manifestó que se trata de "un crimen" en el que "ella (la esposa del embajador) habría planeado junto al policía militar toda la organización", dijo.

Las cámaras de seguridad de alrededor de la residencia de la mujer, en Nova Iguaçu, municipio próximo a Río de Janeiro, y las continuas contradicciones en los testimonios de los tres sospechosos fueron fundamentales para esclarecer el caso. "Inicialmente (la esposa) negó los hechos", contó Magalhaes. Luego Françoise se derrumbó y relató que el agente Gomes, su amante, "había cometido el homicidio"

En su declaración "el policía también entra en contradicciones, no soporta más y confiesa el crimen", agregó el delegado.

Según las investigaciones, el policía Sérgio Gomes Moreira fue el autor material del crimen. También contó con la ayuda de su primo para deshacerse del cuerpo que estaba "completamente carbonizado". Las causas de la muerte de Amiridis aún no han sido esclarecidas.

El primo del policía implicado, que también fue detenido y enviado a prisión preventiva, confesó que la esposa del diplomático, la brasileña Françoise Amiridis, le contrató y le ofreció unos 24.400 dólares por llevar a cabo el crimen.

Kyriakos Amiridis fue cónsul de Grecia en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 y había asumido como embajador en Brasilia a comienzos de 2016. El diplomático era abogado, formado en la Universidad de Aristóteles de Tesalónica y acostumbraba a pasar algunas temporadas en Río de Janeiro.

EFE