No se encontraron sobrevivientes del avión que se estrelló en Pakistán

Publicado: 7/12/2016 11:43 | Actualizado:
No se encontraron sobrevivientes del avión que se estrelló en Pakistán

La aeronave perdió contacto con el control en el norte de Pakistán con 48 personas a bordo.

Las autoridades paquistaníes reconocieron que no hay supervivientes entre los restos de un avión de la compañía PIA que se estrelló en el norte de Pakistán con 48 personas a bordo.

"Hemos recuperado siete cuerpos sin vida de los restos del avión. Está totalmente destruido, es difícil que haya supervivientes", dijo más temprano el portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, Ahmed Kamal. Ahora son más de 30 los restos hallados.

La fuente aseguró que los equipos de rescate continúan su labor en el lugar del accidente, el pueblo de Saddha Batolni, cerca de la localidad de Havelian, pero subrayó que la llegada de la noche dificulta esas los trabajos.

El ATR-42 de Pakistán International Airlines (PIA) despegó de la norteña ciudad de Chitral rumbo a Islamabad a las 15.00 hora local y perdió la comunicación con la torre de control en torno a una hora y veinte minutos más tarde.

En la aeronave se encontraban 42 pasajeros, cinco miembros de la tripulación y un ingeniero de la compañía, según un comunicado de la aerolínea estatal.

Entre los pasajeros se encontraba Junaid Jamshed, un popular músico pop reconvertido en telepredicador y hombre de negocios, quien iba acompañado de su esposa, según la lista de pasajeros.

La Oficina de Comunicación del Ejército informó en un comunicado del envío de helicópteros y soldados a la zona del accidente.

Por su parte, el primer ministro, Nawaz Sharif, ordenó a las diferentes autoridades que presten todo su apoyo a los trabajos de rescate, así como a las familias de los afectados.

El país asiático vivió en 2010 una de sus peores tragedias aéreas cuando 321 personas murieron en el accidente de un avión en Islamabad.

Dos años más tarde, otro accidente de aviación acabó con la vida de 138 pasajeros cerca de la capital.

EFE