Obama acusa a Rusia de abuso y pide consecuencias para Corea del Norte

Publicado: 20/09/2016 14:12 | Actualizado:
Obama acusa a Rusia de abuso y pide consecuencias para Corea del Norte

Tras la alocución en ONU de Michel Temer, quien expresó su compromiso inquebrantable con la democracia, Barack llamó a la cooperación.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, acusó a Rusia de tratar de recuperar la "gloria perdida" mediante el uso de la fuerza y subrayó que debe haber "consecuencias" para Corea del Norte por su última prueba nuclear.

"Estamos viendo cómo Rusia trata de recuperar su gloria perdida a través de la fuerza", dijo Obama en el último discurso de su mandato ante la Asamblea General de la ONU.

"Si Rusia sigue interfiriendo en los asuntos de sus vecinos, (...) con el tiempo menguará su estatura (internacional) y hará menos seguras sus fronteras", añadió.

Aunque Obama se refería en parte a la tensión rusa con Ucrania, sus declaraciones llegan en un momento de especial tensión entre EE.UU. y Rusia a raíz de la fragilidad del cese de hostilidades en Siria y el ataque de este lunes contra un convoy humanitario en ese país, del que EE.UU. responsabilizó al Ejército ruso o al sirio.

"No habrá una victoria militar" que pueda resolver del todo la guerra civil en Siria, por lo que debe confiarse en "el duro trabajo de la diplomacia para acabar con la violencia y entregar la ayuda humanitaria a quienes lo necesitan", sostuvo Obama.

Sobre Corea del Norte, aseguró que "cuando prueba una bomba" pone a todo el mundo "en peligro", y "cualquier país que rompa las normas internacionales (sobre las armas nucleares) debe enfrentar consecuencias".

Estados Unidos está negociando con China y otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU una resolución con nuevas medidas en respuesta a los últimos ensayos con misiles del régimen norcoreano, quien el pasado 9 de septiembre efectuó su quinta prueba nuclear, la segunda en ocho meses y la más potente hasta la fecha.

Obama también se refirió a las disputas territoriales entre el Gobierno chino y sus vecinos en el Mar de China Meridional, al asegurar que merece más la pena "resolver pacíficamente" esas tensiones "generará mucha más estabilidad que la militarización de unas pocas rocas y arrecifes".

Aseguró, por otra parte, que los palestinos deben "rechazar la incitación (a la violencia) y reconocer la legitimidad de Israel", quien a su vez debe "admitir que no puede ocupar permanentemente las tierras palestinas con asentamientos".

Habló Temer

Más temprano el presidente de Brasil, Michel Temer, expresó ante la ONU el "compromiso inquebrantable con la democracia" en su país tras el reciente juicio político que culminó con la destitución de la presidenta Dilma Rousseff.

Temer se estrenó en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, en la primera intervención de un jefe de Estado, cumpliendo con una tradición que se mantiene desde 1955 para que sea ese país el que inicie las exposiciones en ese órgano de la ONU.

"Brasil acaba de vivir un proceso largo y complejo, dirigido por el Congreso nacional y la Corte Suprema", afirmó al referirse al "proceso de destitución" que terminó el 31 de agosto pasado, cuando fue despojada de su mandato Rousseff.

"He de recalcar que todo tuvo lugar en el absoluto respeto del orden constitucional", recalcó el gobernante brasileño.

"Este ejemplo que hemos dado al mundo -insistió-, demuestra claramente que no puede haber democracia sin estado de derecho. Es decir, que las normas se aplican a todos, incluso a los más poderosos".

El proceso que condujo a la destitución de Rousseff, agregó Temer, se está haciendo en medio de una "depuración del sistema político".

"Contamos con una judicatura independiente, una fiscalía activa y también órganos ejecutivos y legislativos que cumplen sus labores", insistió Temer.

"Por lo tanto -agregó-, la voluntad de los individuos no es lo que prevalece, sino la fortaleza de las instituciones bajo la vigilancia de una sociedad plural y de una prensa libre".

El gobernante brasileño agregó que la tarea del Gobierno ahora es la de reanudar el crecimiento económico para garantizar que los trabajadores "recuperen los millones de empleos perdidos", en medio de una "responsabilidad fiscal y social".

En su mensaje, y al referirse a temas internacionales, Temer insistió en la necesidad de aplicar reformas al Consejo de Seguridad, dominado ahora por cinco potencias mundiales (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido).

"Seguiremos trabajando por superar el punto muerto que hay sobre esta cuestión", agregó Temer al referirse a gestiones que, entre otras ideas, proponen limitar el derecho de veto de esas cinco potencias o ampliar el número de integrantes del consejo.

Respecto al conflicto de Siria, Temer dijo que "sigue siendo una fuente enorme de sufrimiento", en la que "las mujeres y los niños son sus principales víctimas".

"Pedimos a las partes que respeten los acuerdos respaldados por el Consejo de Seguridad", afirmó Temer, y pidió entre ellos que se permita el acceso de la asistencia humanitaria a la población civil.

También mencionó el "peligro" que representan las últimas pruebas nucleares y con misiles de Corea del Norte, lo que recuerda la necesidad de terminar con la proliferación nuclear.

Entre los temas que mencionó figura el reciente acuerdo en Colombia para terminar con el conflicto armado de las FARC, y felicitó por ello al presidente Juan Manuel Santos.

EFE