Bolivia I Morales dijo que su sucesor se definirá en 2018

Mundo

29/06/2016 17:12

Bolivia I Morales dijo que su sucesor se definirá en 2018
@evoespueblo

El mandatario descartó que se hagan cambios en su gabinete y desmintió rumores. Su partido trabajará en próximo candidato a 2019.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó hoy realizar cambios en el Gobierno y aseguró que la elección del candidato a la presidencia en 2019 por su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), tendrá lugar en 2018.

Morales señaló en una entrevista con radio Santa Cruz que si sus ministros no fueran leales "no estarían en el gabinete".

"Por ahora solo quiero decirles que con el vicepresidente (Álvaro García Linera) y con el gabinete ahora queremos trabajar y dejar a Bolivia en buen camino, esa es nuestra gestión por ahora", insistió.

Desde que el MAS accedió al Gobierno en 2006, todos los ministros ponen su cargo a disposición del presidente cada mes de enero al comenzar la gestión anual.

Morales solo ratificó al gabinete en pleno en 2013 y este año.

El Gobierno tampoco sufrió cambios a raíz de la derrota del oficialismo en el referéndum de febrero pasado, que pretendía modificar la Constitución para permitir una nueva reelección de Morales en 2019.

El resultado adverso de la consulta supuso la primera derrota electoral del MAS en el ámbito nacional en diez años.

Morales sostuvo que de acuerdo con la Constitución promulgada en 2009 "se puede hacer referéndum cuantas veces sea necesario", pero adelantó que será en el 2018 cuando el oficialismo debata quién será su candidato.

Morales ha ganado tres elecciones presidenciales consecutivas en 2005, 2009 y 2014, esta última avalado por un dictamen del Tribunal Constitucional, ya que la Carta Magna boliviana solo permite ejercer la Presidencia dos mandatos seguidos.

A pesar del mandato popular contra una nueva reelección, sectores sociales y medios de comunicación bolivianos especulan con la repetición del referéndum desde que se anunciaron sus resultados oficiales.

Movimientos sociales afines al Gobierno, como la federación de cocaleros del Chapare (Cochabamba, centro), de la que Morales aún es formalmente máximo dirigente, han abogado por la celebración de una nueva consulta.

Esta exigencia se apoya en la idea de que los bolivianos votaron condicionados por una revelación periodística que implicaba a una expareja de Morales en delitos económicos y de tráfico de influencias y que más tarde se mostró parcialmente falsa en lo relativo a la existencia de un presunto hijo de la pareja.

Ni el presidente ni ninguno de sus ministros se ha adherido abiertamente a la reivindicación de una nueva consulta, aunque tampoco la han rechazado de forma explícita.

La ministra boliviana de Comunicación, Marianela Paco, garantizó esta semana el respeto a los resultados del referendo de febrero.

EFE