Francia investiga primer atentado yihadista contra policías en su casa

Publicado: 14/06/2016 13:14
Francia investiga primer atentado yihadista contra policías en su casa
El fiscal de París, François Molins, dio detalles sobre el hecho en conferencia de prensa.

Una pareja de efectivos fue ultimado en su casa, sobrevivió el hijo de 3 años. Hay tres detenidos.

Francia investiga hoy el asesinato de una pareja de policías en su propio domicilio, a unos 50 kilómetros al noroeste de París, a manos de un yihadista francés reincidente y radicalizado por internet que anoche perpetró el crimen en nombre del Estado Islámico (EI).

Se ha detenido a tres hombres de 27, 29 y 44 años en relación con el autor de los hechos, un francés de 25 años que responde al nombre de Larossi Abballa y que salió de la cárcel en 2013 tras cumplir tres años de prisión incondicional por su pertenencia a redes yihadistas.

Abballa apuñaló al agente de policía Jean-Baptiste Salvint, de 42 años, en la puerta de su casa en Magnanville y "después secuestró a la pareja del policía, una mujer de 36 años" también funcionaria de policía y al hijo de ambos, de 3 años y medio, informó en rueda de prensa el fiscal de París, François Molins.

La mujer fue asesinada "con arma blanca" y el pequeño fue rescatado "sano y salvo", aunque en estado de "conmoción".

Tras el ataque, que comenzó sobre las 20.20 hora local (18.20 GMT) y terminó con el asalto policial a la vivienda hacia la "medianoche", el terrorista aseguró en un vídeo haber jurado lealtad hace tres semanas al jefe de EI, Abu Bakr al Bagdadi.

Abballa dijo que con su acto respondía al llamamiento de Al Bagdadi de "matar a los infieles en sus casas con sus familias", según Molins, quien reveló que el yihadista sabía que sus víctimas eran policías.

Lea también: Francia creó una app oficial para salvarse de un atentado en el país.

Francia ha vivido en el pasado atentados de terroristas con perfil de "lobo solitario", el más grave en 2012, cuando el joven Mohamed Merah, francés de origen argelino, mató a siete personas en la ciudad de Toulouse y sus alrededores.

También había registrado ataques islamistas contra agentes de las fuerzas de seguridad, pero esta es la primera vez que se atenta contra funcionarios de policía en sus casas, con lo que se ha subido "un escalón en el horror", declaró en la Asamblea Nacional el primer ministro de Francia, Manuel Valls.

El yihadista, un "musulmán practicante que cumplía el ramadán", reivindicó su ataque en nombre del EI ante la policía y también en un vídeo de 12 minutos que publicó en Facebook y que envió a "un centenar de contactos".

Además, anunció su ataque durante el mismo a través de una cuenta de la red social Twitter creada el 8 de junio.

Los policías que lo abatieron durante el asalto hallaron en la casa varias armas blancas, "un cuchillo ensangrentado, un corán, una chilaba blanca", entre otros objetos.

Los agentes han encontrado también una lista de objetivos entre los que había personalidades públicas, periodistas, policías y raperos, agregó el fiscal.

Molins precisó que en el registro del domicilio de Abballa en Mante-la-Jolie, localidad cercana en cuya comisaría trabajaba como secretaria la mujer asesinada, no se encontraron armas ni explosivos, pero sí material informático que está siendo analizado.

El terrorista había sido detenido en Francia en mayo de 2011 como miembro de una red que se dedicaba a enviar yihadistas a Pakistán.

Estuvo en prisión preventiva hasta su juicio en 2013, en el que fue condenado a tres años de prisión firme y salió de la cárcel en septiembre de ese mismo año.

Entonces el propio Abballa reconoció ante el juez que, desorientado en la vida, había terminado refugiándose en la religión y se había radicalizado a través de internet.

Al abandonar la cárcel volvió a instalarse en la vivienda de protección oficial en la que residían sus padres, quienes hace unos meses se trasladaron a Marruecos para cuidar de un familiar.

Abballa abrió entonces cerca de su domicilio un pequeño restaurante nocturno de entrega de comida rápida al que llamó "Dr. Food".

Desde hace unas semanas estaba siendo vigilado por la policía porque aparecía en una investigación judicial abierta a un individuo que había viajado a Siria para integrarse en las filas yihadistas, pero las escuchas policiales no permitieron imputar a Abballa en ese sumario.

El atentado, ocurrido dos días después de la matanza de 50 personas también en nombre del Estado Islámico en una discoteca gay en la ciudad estadounidense de Orlando, se produce en un contexto de máxima alerta antiterrorista en Francia.

Tras los atentados del pasado 13 de noviembre en París, donde varios comandos yihadistas mataron a 130 personas en ataques simultáneos en la capital y sus alrededores, se aplica en Francia un protocolo de seguridad de estado de emergencia.

La amenaza terrorista ha obligado a las autoridades de Francia a blindar la Eurocopa de fútbol que se desarrolla en el país hasta el próximo 10 de julio.

Javier Albisu, EFE.