Repudio y consternación mundial ante la matanza en Orlando; 49 muertes

Publicado: 13/06/2016 10:49 | Actualizado:
Repudio y consternación mundial ante la matanza en Orlando; 49 muertes
Se realizaron vigilias en prácticamente todas las capitales de los Estados. EFE/John G. Mabanglo

Confirman que fueron 49 las muertes, incluido el atacante. Los familiares de las víctimas ya fueron notificados.

Líderes mundiales, gobiernos de todo el mundo y miembros de la comunidad gay expresaron su repudio y consternación ante el tiroteo que dejó 49 muertos en un club homosexual en Orlando (EE.UU.), donde se realizaba un evento de música latina.

La matanza, cuya autoría asumió el grupo terrorista Estado Islámico (EI), generó la condena del papa Francisco y la Santa Sede, que la calificaron de "manifestación de locura homicida y de odio insensato", y del presidente de EE.UU., Barack Obama, que afirmó que se trata de "un acto de terrorismo y odio".



Obama subrayó que se trata del "tiroteo más letal en la historia" de Estados Unidos, tras reunirse con el director del Buró Federal de Investigación (FBI) y sus asesores en materia de seguridad nacional.

La matanza perpetrada en la madrugada de este domingo en el club Pulse por un hombre armado se cobró la vida de 50 personas, treinta más de lo informado al inicio, y la cifra puede aumentar, pues algunos de los 53 heridos se encuentran en "estado crítico".



En un breve texto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el "horrible ataque" y extendió su "más profundo pésame" a los familiares de las víctimas.

Mientras el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que "la violencia debe ser erradicada en las Américas" y el trabajo "tiene que ver con la dimensión de buscar soluciones sociales a este tipo de problemas".

"Estoy horrorizado por las noticias sobre el tiroteo de esta pasada noche en Orlando", sostuvo, por su parte, el primer ministro británico, David Cameron.

Asimismo, el mandatario francés, François Hollande, que no se refirió a un posible carácter terrorista, condenó "con horror" la matanza y expresó su solidaridad con el Gobierno de Barack Obama.

A las condolencias se sumó el Gobierno español, que transmitió a través del Ministerio de Asuntos Exteriores "el deseo de una plena y pronta recuperación a todos los heridos" de ese "horrendo crimen".

Y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien añadió que "Israel está al lado de Estados Unidos en esta hora trágica".

En América, el gobernante mexicano, Enrique Peña Nieto, expresó su pesar y "su solidaridad con las familias afectadas y el pueblo estadounidense" y la mandataria chilena, Michelle Bachelet, manifestó su "más profunda consternación" y afirmó que "la violencia irracional, sea cual sea su origen, no tiene fundamento en sociedades libres y diversas".

También el jefe de Estado panameño, Juan Carlos Varela, envió sus "condolencias al pueblo y Gobierno de EE.UU. por el brutal atentado". "Mis pensamientos y oraciones con víctimas y familiares", escribió en Twitter.

"Nuestra solidaridad con las víctimas de la masacre en Orlando, Florida. Repudio y condena total a la violencia", coincidió el presidente colombiano, Juan Manuel Santos"; en tanto el gobernante interino de Brasil, Michel Temer, lamentó "enormemente la tragedia" y envió la "solidaridad brasileña" a las familias y víctimas del "atentado".

"Estamos viviendo tiempos horribles, tiempos de prejuicios e intolerancia que acaba con vidas humanas", advirtió la jefa de Estado brasileña suspendida, Dilma Rousseff, quien instó a "luchar contra la barbarie".

El Gobierno de Guatemala, además de expresar su pesar, dijo que está realizando pesquisas para saber si hay guatemaltecos entre las víctimas, pues se da por seguro que entre el público había muchos hispanos atraídos por una "Latin Night. Reggaeton, Bachata, Merengue, Salsa".

El director del departamento chileno de derechos humanos del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, dijo que la matanza demuestra que la homofobia sigue viva en el mundo.

"Demuestra que en sociedades, incluso mucho más desarrolladas que las de Latinoamérica, la homofobia respecto de los derechos humanos de la diversidad sexual van a seguir existiendo", señaló.
En 2013 Mateen hizo comentarios incendiarios a sus compañeros de trabajo que dejaron entrever sus posibles lazos con terroristas

Precisamente, Mir Seddique, padre de Omar Mateen, sospechoso de ser el autor de la matanza, descartó los motivos religiosos en el suceso y apuntó a la homofobia.

Tras la masacre, la Policía de Washington reforzó seguridad en el Festival del Orgullo de la Capital, que congrega a miles de homosexuales y cuyos organizadores indicaron que el evento se celebraría como estaba planeado y se guardará un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Nexo del autor con grupos terroristas

Las primeras investigaciones sobre la matanza de medio centenar de personas en la discoteca estadounidense revelaron ayer posibles nexos entre su autor, que fue investigado dos veces, y grupos terroristas.

Después de la matanza en la discoteca Pulse, frecuentada por homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales, el FBI dio a conocer algunos datos de Omar Mir Seddique Mateen, de 29 años y nacionalidad estadounidense, quien murió en el mismo lugar del tiroteo por disparos de la Policía.

Al mismo tiempo se conocieron las identidades de las 50 víctimas mortales de este "acto de terrorismo y odio" como lo calificó el presidente de EE.UU., Barack Obama.

La discoteca Pulse había organizado para este sábado una "Noche latina", dedicada a ritmos como bachata y reguetón, por lo que es muy probable que un alto porcentaje de las víctimas sean hispanos, una comunidad que representa el 29 % de la población de Orlando, famosa en todo el mundo por sus parques temáticos y de atracciones.

Antes de la matanza Seddique Mateen, nacido en Nueva York en el seno de una familia de origen afgano, llamó al teléfono de emergencias 911 y declaró su lealtad al grupo terrorista ISIS.
La exesposa de Seddique Mateen declaró que no era una persona estable y que la maltrataba

La agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas, subrayó en un comunicado que el ataque armado contra un club nocturno de homosexuales en la ciudad de Orlando "fue perpetrado por un combatiente del Estado Islámico".

El agente del FBI Ron Hopper consideró el presunto autor de los disparos en la discoteca llamó la atención de las autoridades en 2013 por primera vez.

Según Hopper, en aquel entonces Seddique Mateen hizo "comentarios incendiarios a sus compañeros de trabajo que dejaron entrever sus posibles lazos con terroristas" y fue entrevistado hasta en dos ocasiones.

Posteriormente, en 2014, fue entrevistado por su presunta relación con Moner Mohammad Abusalha, un terrorista con nacionalidad estadounidense que murió en un ataque suicida en Siria, pero se resolvió que "el contacto fue mínimo y no constituyó una amenaza".

La empresa de seguridad G4S confirmó en un comunicado que Seddique Mateen era desde 2007 uno de sus empleados, y se declaró "conmocionada" por lo ocurrido.

Según G4S, el joven no estaba de servicio cuando perpetró la matanza y la compañía está cooperando con las autoridades.

La exesposa de Seddique Mateen, que pidió no ser identificada, declaró que no era una "persona estable" y que la maltrataba.

"Me golpeaba. Venía a casa y empezaba a golpearme porque la colada no estaba acabada o cosas así", dijo al diario The Washington Post la mujer, quien se casó con él en marzo de 2009 pero se separó a los pocos meses.

Según la exesposa, el presunto asesino no dio nunca señales de haberse radicalizado, poseía una pistola de pequeño calibre y trabajaba como guardia en un centro de delincuentes juveniles.

El senador demócrata por Florida Bill Nelson señaló, sin embargo, que la matanza tendría "alguna conexión" con el grupo terrorista EI, según pudo saber de personal del Comité de Inteligencia del Senado en Washington, aunque indicó que es necesario esperar los resultados de las investigaciones para confirmarlo.

Un grupo de policías inspeccionó y sacó hoy varios objetos de una casa propiedad de Omar Seddique Mateen en la localidad de Fort St. Lucie, a unos 180 kilómetros de Orlando, y también registró tres automóviles estacionados allí.

La agencia EFE pudo ver cómo se llevaban varias cajas y una computadora Apple y colocaban esos objetos en vehículos policiales.

Además del medio centenar de muertos, el tiroteo en la discoteca dejó 53 heridos, algunos de los cuales se encuentran en "estado crítico", según autoridades médicas de Orlando, que hicieron un llamamiento a los ciudadanos para donar sangre.

El alcalde de Orlando, Buddy Dyer, declaró hoy que 39 de las 50 personas muertas como consecuencia de la matanza perecieron en el local, incluido Seddique Mateen, y las otras 11 en el hospital.

El jefe del Departamento de la Policía de Orlando (OPD), John Mina, explicó cómo sucedieron los hechos.

Al promediar las 02.00 de la madrugada un oficial de policía respondió a disparos de arma de fuego dirigidos contra él por el sospechoso en la afueras de Pulse.

"El sospechoso ingresó en la discoteca donde se registraron más disparos, y esto derivó en una toma de rehenes", explicó Mina.

Agregó que al lugar de los hechos acudieron agentes de varias agencias de seguridad y que sobre las 05.00 hora local (09.00 GMT) se tomó la decisión de rescatar a los rehenes, por lo que un escuadrón de agentes SWAT ingresó en el recinto y tras un tiroteo dio muerte al sospechoso.

De acuerdo con el alcalde Dyer, previamente efectivos de este cuerpo especializado colocaron un artefacto explosivo en una de las paredes de la discoteca y luego un vehículo blindado derribó el muro.

Seddique Mateen portaba un rifle de asalto AR-15 y una pistola cuando fue abatido.

Mina dijo que en el asalto al club participaron once agentes especiales de la policía y tres oficiales de la oficina del alguacil de Orlando y que solo uno resultó herido levemente en un ojo.

EFE