Fiscal pide prisión por homicidio para médico tras muerte de uruguaya

29/01/2019 15:44

Fiscal pide prisión por homicidio para médico tras muerte de uruguaya

Pixabay

"Consideramos por la gravedad de las circunstancias que merece la máxima de las imputaciones en cuanto a los homicidios", dijo el fiscal.

Iris Amaro planeó su viaje a Argentina como un paseo con su marido José Bellasi. Pero el principal motivo del viaje desde Paysandú a Concorida era realizarse una lipoaspiración, contó a ECOS el fiscal del caso Germán Dry.

Tal como estaba pactado el sábado llegó a las 9 de la mañana al lugar acompañada de su esposo. Ingresó para realizarse la intervención, que tuvo un costo de unos 2.000 dólares, sin saber que el desenlace sería fatal.

Según el relato de su pareja, un importante empresario del departamento dueño de la empresa de transporte Carmisol, la mujer de 45 años, madre de dos adolescentes, había entrado en contacto vía Facebook con una clínica estética que estaba a cargo de un cirujano de nombre Daniel Ojeda, según informó el diario El Sol de Concordia.

José regresó a la clínica sobre las 12. Allí le informaron que el procedimiento, que es considerado relativamente sencillo, ya había finalizado pero debía esperar un momento a que se recuperara, prosiguió el relato el fiscal argentino en diálogo con este portal.

"Pasaron unas tres horas, la mujer no salía del interior de la habitación por lo que su marido decidió ingresar", explicó. En ese momento, la mujer se descompensó e incluso debió ser reanimada por su marido que le realizó maniobras de Reanimación cardiopulmonar (RCP).

Ya completamente descompensada, la mujer fue auxiliada por un comerciante vecino que fue el encargado de llamar a la emergencia móvil. Iris fue trasladada al hospital Masvernat donde falleció el lunes.

La autopsia determinó que la causa de la muerte fue un paro cardiorespiratorio. Sin embargo, Dry señaló que hay elementos fisiológicos del cuerpo y presencia de determinada materia grasa en lugares donde no debería estar que "indicarían que no fue realizada como corresponde la intervención".

Además, según el fiscal, también hubo "inacción posterior a que se descompensara la mujer" por parte del cirujano." La Fiscalía considera que estos fueron los motivos de la muerte", aseguró Dry.

De acuerdo a las primeras investigaciones, la clínica no estaba habilitada, información que era totalmente desconocida por la pareja que llegó al lugar.

"Hubo conductas a nuestro criterio entorpecedoras de la investigación por parte del doctor Ojeda que intentó ocultar y retirar elementos del lugar, por lo cual se pidió el allanamiento y la detención", explicó el fiscal.

"En la noche (Ojeada) prestará declaraciones y la Fiscalía va a pedir la prisión preventiva del imputado por el delito de homicidio", adelantó el fiscal.

"Consideramos por la gravedad de las circunstancias que merece la máxima de las imputaciones en cuanto a los homicidios, y por eso fue calificado como doloso, no culposo", sostuvo.

La diferencia sustancial entre uno y otro radica en la intención el autor del ilícito, mientras que en el primer caso, la persona de manera voluntaria y deliberada tiene la intención de matar a otra, en el culposo es la negligencia, imprudencia o la omisión de los deberes lo que lleva a un desenlace fatal.

El artículo 79 del Código Penal Argentino establece una pena de 8 a 25 años de prisión para un delito de estas características.

El cirujano ya estaba siendo investigado por una denuncia que fue realizada en 2018 pero, según Dry esta era "respecto a lesiones, no era un hecho de la gravedad que reviste" el caso de Iris. Por ese hecho, Ojeda también será imputado.