Formalizaron a directora del Cerro por abuso sexual a sus alumnos

Publicado: 9/11/2018 18:22 | Actualizado:
Formalizaron a directora del Cerro por abuso sexual a sus alumnos

La directora de la escuela 364 del Cerro fue imputada por abuso sexual, violencia privada y privación de libertad a niños de cinco años.

La directora de la escuela 364 del Cerro fue formalizada y deberá cumplir 120 días de prisión domiciliaria con un dispositivo electrónico tras ser imputada por los delitos de abuso sexual, violencia privada y privación de libertad contra un grupo de ocho alumnos preescolares, de cinco años de edad.

La docente, que concursó para el cargo y asumió la dirección del centro en 2017, fue detenida luego de ser denunciada en la seccional 24 por los padres, quienes la acusaron de atar, amordazar, golpear y aplicar distintos abusos sexuales contra los niños, quienes relataron la situación de abuso y violencia.

"La directora fue formalizada a 120 días de prisión domiciliaria con un dispositivo electrónico de vigilancia y fue imputada por delitos de abuso sexual en reiteración real, privación de libertad y violencia privada. Hubo gritos, insultos, golpes, abuso sexual y hasta un corte de pelo forzado", dijo este viernes a la prensa el fiscal del caso, Fernando Romano.

La directora tuvo acceso a los niños tras una inasistencia de la maestra titular por licencia médica y debió hacerse cargo del grupo de preescolares durante una sola jornada, tiempo suficiente para ejercer los maltratos.

Primaria inició una investigación administrativa y la apartó del cargo mientras que se solicitó un informe sobre la salud mental de la docente, que ya había tenido altercados con docentes y otros desbordes de conducta, aunque sin llegar a la agresión física.

Si bien el equipo de la Fiscalía solicitó 120 días de prisión preventiva, el juez a cargo de la causa otorgó una "prisión domiciliaria real" ya que, según Romano, la imputada no podrá desplazarse ya que es vigilada por un dispositivo.

La mujer, que no presentaba antecedentes penales, fue también inhabilitada para ocupar cargos públicos como educadora y otros en los que entre en contacto con niñas, niños y adolescentes y en la audiencia -de carácter reservado- no asumió los delitos cometidos.

“Las familias han tenido un comportamiento ejemplar, desde julio. Llama la atención por lo positivo. Hoy estuvieron presentes, participaron de la audiencia, van a ser parte del juicio. Y a pesar de escuchar elementos duros y difíciles ningún padre dijo nada ni reprochó nada. Eso habla muy bien de estas personas que tuvieron que escuchar el relato de la Fiscalía, un relato que era difícil para cualquier padre”, afirmó Romano, quien se negó a dar detalles sobre los abusos sexuales por respeto a los involucrados y sus familias.

Lo que si se descartó fue un delito de violación, ya que las pericias médicas no confirmaron lesiones genitales en ninguno de los alumnos abusados.

Si bien no hubo pericias médicas que pesaran en contra de la directora, la Fiscalía tomó como válido el testimonio de los menores ya que fue "espontáneo, coincidente entre las partes y consistente en el relato".

Según el equipo técnico que trabajo en el caso no hubo dobles versiones ni aportes fantasiosos, sino que los pequeños relataron con detalles la situación de abuso y violencia que tuvieron que soportar.

La denuncia original no contemplaba la figura del abuso sexual porque esta no había sido denunciada. Se llegó a esa información debido al acompañamiento terapéutico que tuvieron los menores afectados con asistentes sociales y psicólogos. Fue allí, en ese marco de confianza, que los menores detallaron los abusos sexuales a los que fueron sometidos.

"Fue un trabajo en equipo, desarrollado desde julio. Si bien se anunció por maltrato infantil, esto termina derivando en un nuevo informe donde nos ilustra que además fueron sometidos a diferentes tipos de abuso sexual. Todo este trabajo que realizó Fiscalía también tuvo un muy buen apoyo del equipo del programa Escuelas Disfrutables que nos brindó el soporte de psicólogos y trabajadores sociales para hacer un trabajo conjunto con los niños y llegar a esta formalización", agregó el fiscal del caso.

El psicólogo Néstor Rodríguez, integrante del equipo que trabajo junto al fiscal Romano, dijo que "se montó un dispositivo mixto para permitir abrir una escucha a los niños afectados y para permitir recabar testimonios útiles para procesar la investigación. Siempre intentando minimizar los daños en los niños y en sus familias".

"Cuando hablamos de abuso sexual infantil uno de los principales indicadores es el relato de los niños y niñas. Hay un viejo mito que existe que dice que el abuso sexual infantil únicamente puede ser probado si existe una lesión física. El relato es un indicador específico en materia de abuso y violencia sexual. Es un relato coincidente, que se repite con detalle espontáneo y que se sostiene a lo largo del tiempo", cerró el especialista.