Justicia española archivó el caso contra el padre de niña restituida

Publicado: 19/09/2018 18:56 | Actualizado:
Justicia española archivó el caso contra el padre de niña restituida
Municipio de Vielha

La madre piensa apelar el fallo. Redes feministas en Uruguay cuestionaron duramente la decisión judicial emitida en Vielha.

La Justicia española archivó la causa por violencia doméstica y abuso contra el padre de la niña restituida de Uruguay a España en junio, según informó este miércoles TNU y confirmó ECOS.

La niña, de seis años, volvió a España luego de que la Suprema Corte de Justicia de Uruguay rechazara el recurso de revisión del proceso de restitución a España. La pequeña y su madre, una uruguaya de nombre María, habían venido a Uruguay en abril de 2016.

Los peritajes judiciales realizados en España no permitieron concluir que había habido abuso del padre hacia la menor. Tampoco en Uruguay se pudo afirmar ese extremo, que tampoco fue descartado.

Esta decisión permitiría la recuperación del vínculo del padre -un español de nombre Pablo- con la pequeña, bajo supervisión técnica. También deja sin efecto las medidas cautelares de restricción -como la prohibición de contacto y acercamiento a 500 metros- que se habían impuesto en la Justicia uruguaya.

El juzgado actuante fue el de la localidad catalana de Vielha, en la provincia de Lleida, donde la pareja residía hasta 2016 con la pequeña. La mujer y la niña están viviendo en una provincia vecina.

Fuentes relacionados al caso, aseguraron a este portal que la madre piensa apelar esa decisión, para lo que tiene plazo hasta el lunes. Según informó Telemundo, la Justicia española quiere investigar a la madre por un eventual delito de acusación y denuncia falsa.

Rechazo

En un comunicado, la Intersocial Feminista y la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual expresaron "su más profunda preocupación" por las consecuencias de este fallo en la pequeña.

Las organizaciones feministas cuestionaron que esta decisión judicial se basara en las teorías psiquiátricas del médico estadounidense Richard Gardner, quien acuñó el término "Síndrome de Alienación Parental", en el cual los niños son "adoctrinados" por un padre con espíritu vengativo -que en un 90% es la madre- contra el otro.

Este "pretendido síndrome", según las feministas, "no ha sido reconocido por ninguna asociación profesional ni científica, habiendo sido rechazada su inclusión en los dos grandes sistemas diagnósticos de salud mental utilizados en todo el mundo, el DSM-V de la Asociación Americana de Psiquiatría, y el ICE-10 de la Organización Mundial de la Salud".

Los peritajes realizados en España dicen que en los que se practicaron en Uruguay "queda clara la interferencia materna en el relato de la niña, no mostrando demasiado conciencia del trauma psicológico que puede representar para la niña la repetición del relato, y no preservando ningún detalle de la relación niña-encausado”.

Luego de señalar que María y su hija quedaron "expuestas a nuevos maltratos y agresiones ya que se han levantado las medidas cautelares que el acusado debía cumplir", la Intersocial Feminista y la Red Uruguaya denunciaron que la niña "no ha podido ser escolarizada debido a que el progenitor (en referencia al padre) ha bloqueado judicialmente su inscripción en Primaria". En España las clases aún no comenzaron, lo que consideran una violación de derechos "alarmante".