Prisión preventiva a policía por enviar pornografía a menores

Publicado: 20/08/2018 20:08
Prisión preventiva a policía por enviar pornografía a menores

A otro policía se le decretó prisión domiciliaria por 120 días por revelarle a su compañero que había una investigación en su contra.

La Justicia dispuso prisión preventiva de 90 días para un funcionario policial que compartió material pornográfico con dos menores, de 13 y 15 años, domiciliadas en el departamento de Flores, a través de redes sociales, informó este lunes la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior (Unicom).

La Fiscalía determinó la medida cautelar para el funcionario identificado como F.W.R.D., de 25 años, perteneciente a la Jefatura de Policía de Montevideo, por “la presunta comisión de reiterados delitos previstos en el Artículo 277 bis del Código Penal, en la redacción dada por la Ley 19.580”, según detalla el comunicado.

Ese policía tenía tres años de servicio.

El articulo, incluido en la Ley de Violencia hacia las mujeres basada en género, establece una pena de entre “seis meses de prisión y cuatro años de penitenciaría” para quien contacte a un menor de edad a través de cualquier dispositivo tecnológico “con el propósito de cometer cualquier delito contra su integridad sexual, actos con connotaciones sexuales, obtener material pornográfico u obligarlo a hacer o no hacer algo en contra de su voluntad”.

En el domicilio del imputado, los agentes policiales incautaron una notebook, dos teléfonos celulares y dos memorias extraíbles (pendrives) que se encuentran a disposición de la Policía Científica.

A su vez, la Fiscalía dictó 120 días prisión domiciliaria para un segundo policía, de 28 años, que habría alertado a F.W.R.D. sobre la causa por la que se lo investigaba, cometiendo un delito de “revelación de secretos”.

Tras ser alertado por su compañero, F.W.R.D. procedió a eliminar el material de su computadora y otros dispositivos tecnológicos.

Sin embargo, la Sección de Delitos Tecnológicos (SDT), perteneciente a la a Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado, en operación conjunta con la Interpol, pudo recuperar la mayor parte de los archivos borrados, que se encuentran en poder de la Justicia.

EFE