Responsable de celebración médica: "Organizamos la fiesta, no el robo"

Publicado: 20/08/2018 15:10
Responsable de celebración médica: "Organizamos la fiesta, no el robo"
ECOS (archivo)

El festejo de los médicos que se recibían trajo polémica: se robaron insumos del Maciel. El SMU dice que el hecho amerita una revisión.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, calificó de “preocupante” al extraño episodio ocurrido en el Hospital Maciel. Jóvenes egresados robaron de ese centro hospitalario material para utilizar durante los festejos por haber alcanzado la meta de tener el título de doctores en medicina.

“Este tipo de acontecimientos no le hace bien a la realidad”, dijo el ministro durante una rueda de prensa. Esas situaciones “tienen que revertirse y no son buenas noticias”, concluyó.

El hecho fue protagonizado por un grupo de jóvenes que el pasado 31 de julio finalizaron los estudios en la carrera de medicina de la Universidad de la República (Udelar) que realizaban el internado en el Maciel. Ellos fueron quienes hurtaron material médico de ese lugar. Así lo informó el diario El País y lo confirmó el propio director de la institución, Álvaro Villar.

La ya tradicional fiesta de recibimiento se desarrolla cada 31 de julio en el Mercado del Puerto y es la celebración de la culminación de la etapa estudiantil para darle comienzo a la vida profesional. Este evento tiene muchas críticas de vecinos y ciudadanos que, entre otras cosas, cuestionan el descontrol, la suciedad y los excesos de consumo de alcohol de la celebración.

“Nosotros organizamos todo para que no haya ningún inconveniente. Nos ocupamos de la música, la infraestructura y la limpieza”, dijo a ECOS Soledad Pérez, una de las estudiantes que estuvo al frente de la organización.

“Una de las cosas que siempre se critica es la limpieza. (Entonces) Contratamos a una empresa privada que dejó todo impecable y recibimos la felicitación de la intendencia”, explicó. Pérez reconoció que en las horas posteriores a la celebración había una gran suciedad porque se tira harina, huevos, papeles y más. “Se limpió varias veces para que quedara todo bien”, aseguró.

En las últimas horas trascendió lo del robo en el Maciel para esa celebración. Villar dialogó con El Observador y señaló que algunos jóvenes se hicieron responsables del faltante y pagaron $32.000, que fue lo calculado por la institución. “Dos días después de los festejos, un grupo de 20 estudiantes se acercó hasta el hospital y se hizo responsable de lo sucedido. Se los veía realmente muy arrepentidos y avergonzados”, expresó el médico.

“Nosotros organizamos la fiesta, no este robo”, dijo Pérez deslindando responsabilidad a la organización, pero reconociendo que el hecho sucedió. “Siempre se utilizan estos elementos en los festejos”, agregó.

ECOS dialogó con algunos de los médicos que se recibieron este año y participaron de la celebración. Bolsas de orina, tubos de tórax y tuboladuras fueron los elementos que señalaron que se pudieron ver durante esa jornada en el Mercado del Puerto. Los mismos son utilizados para tomar bebidas alcohólicas.

“Lo que nos parece es que se le está dando mucha trascendencia a una situación muy particular dentro de un festejo que no tuvo ningún inconveniente”, expresó uno de ellos, quienes prefirieron quedar en el anonimato.

“El hecho estuvo mal, pero se están manejando cifras muy disparatadas. Lo digo con propiedad porque tengo gente conocida involucrada en esa situación”, dijo Pérez.

El ministro Basso indicó que está a la espera de contar con más elementos para poder emitir un juicio sobre lo sucedido. “Va a haber que analizarlo, pero en principio parece una situación muy desgraciada”, agregó.

En la misma línea, el presidente del Sindicato Médico del Uruguay, Gustavo Grecco, expresó que este hecho “amerita una profunda revisión”.

Para el médico se tiene que tener una revisión de los límites del festejo por el recibimiento en ese día tan importante para sus carreras. “Hay límites que no se pueden transgredir y no todo vale en un festejo”.

Por otra parte, los médicos recién recibidos consideran que la sanción ya fue aplicada al tener que abonar lo hurtado y que es una situación que “hay que dejar pasar”, según expresó uno de ellos.

Villar consideró que, al haber devuelto el dinero correspondiente al material hurtado, no hay motivos para realizar una denuncia penal.