Clientes del BROU estafados por $ 1.403.500

Publicado: 7/12/2017 13:37
Clientes del BROU estafados por $ 1.403.500
OPP

Una banda de peruanos obtenían datos de usuarios y se giraban dinero a sí mismos. Vinieron de su país especialmente a hacer los retiros.

Este miércoles dos ciudadanos peruanos, de 24 y 20 años, fueron condenados a 15 meses de prisión por una estafa a usuarios del Banco República (BROU) que ascendió a 1.403.500 pesos. Ambos habían llegado al país entre el 4 y el 5 de noviembre. Para el día siguiente, el 6, los abogados del BROU realizaron la denuncia correspondiente ante la Policía.

Los delincuentes obtuvieron información sobre cuentas y contraseñas de los usuarios damnificados para concretar la estafa. Según le dijo a ECOS el fiscal que estuvo en el caso, Enrique Rodríguez, aún se está investigando cómo obtenían los códigos desde Perú, hacia donde se dirigen las averiguaciones.

Se baraja que fue a través de la técnica conocida como “phishing”, una maniobra delictiva que consiste en obtener información de cuentas y contraseñas de estos usuarios, simulando ser información institucional. Una vez conseguidos esos datos, los delincuentes realizan transferencias de dinero a otros beneficiarios –que resultan ser ellos- a través de la operativa “giro móvil”, donde un teléfono celular recibe un código para recibir ese dinero.

En otra situación paralela, también el miércoles 6 de diciembre, el BROU denunció penalmente una maniobra de estafa a sus clientes a través de una clonación de tarjetas de débito, según informó El Observador y confirmó ECOS. Desde la institución no se quiso formular más declaraciones ni indicar cuántas personas habían sido perjudicadas, a las que se anunció se les reintegrará el dinero.

Desde Perú

Según el texto de la acusación del fiscal, el IP para esas transferencias correspondía a celulares cuyo IP (dirección del dispositivo electrónico) es de Perú, aunque “el cobro de los giros sí se realizaba en cajeros en Uruguay”.

Cuatro personas, tres hombres y una mujer, declararon como damnificados ante Rodríguez. De la caja de ahorros de uno de ellos se realizaron nueve transacciones entre el 4 y el 6 de noviembre; a otro le retiraron dos veces dinero de su caja de ahorro en pesos y tres desde su cuenta en dólares, entre los días 5 y 6; los otros dos casos fueron idénticos: tres extracciones de su caja de ahorro en pesos, por igual monto y el mismo día, el 3 de noviembre. En total, a esos cuatro damnificados se les estafó por 80.135 pesos y 405,97 dólares, todo esto entre el 3 y el 6 de noviembre de este año.

Hay más personas perjudicadas cuyos casos aún están siendo investigados, según indicó en su acusación Rodríguez.

A través de las cámaras de vigilancia del Ministerio del Interior, se detectó que los ciudadanos peruanos Y.R.C.G. (24) y R.F.G.Q. (20), eran quienes hacían los retiros en los cajeros automáticas. Esas cámaras los mostraban también ingresando al hotel donde se alojaban.

Ambos, que no tenían antecedentes en Uruguay, fueron detenidos salieron de un cambio. El primero tenía una mochila con 280 mil pesos, dos mil dólares, un celular, una constancia de giro por tres mil dólares a nombre de una persona de iniciales J.J.G.O., de Perú, y varios chips telefónicos. Al segundo se le encontraron sesenta mil pesos. En la habitación del hotel había más plata ($ 762.000 y US$ 1.000) y diez sobres de chips telefónicos.
Según declararon ante la Justicia, ambos habían acordado participar de la maniobra con una tercera persona que permanecía en Perú, obteniendo a cambio el 30% de los beneficios, lo que serían unos 40 mil dólares.

La formalización de la causa fue el 8 de noviembre, donde se les impuso una prisión preventiva de 90 días como medida cautelar. El miércoles 6 de diciembre la Justicia dio lugar al pedido de la Fiscalia.