Letristas no dejan títere con cabeza

Por: Cristian Panzardo
Publicado: 14/01/2018 09:53
Letristas no dejan títere con cabeza

Bascou, la parodia de un consejo de ministros, Más Unidos que Nunca, Sendic, Novick, cincuentones y Master Chef serán parte del repertorio.

“Araca es una murga que siempre se paró enfrente al poder, incluso este año haremos un cuplé llamado “La Foca”, donde se critica la falta de autocrítica que posee la izquierda. Este ha sido el mejor gobierno, y en mi caso lo voy a seguir votando. Sin embargo , eso no implica hacerle una crítica”, dijo Massimiliano Gambaro, integrante de Araca La Cana.

La murga es la categoría madre que posee el Carnaval uruguayo, y cuando comienza esta fiesta se espera con ansiedad lo que dicen sus textos, que repasan los principales acontecimientos del año que pasó.

Desde que el Frente Amplio asumió como gobierno en 2005, se instauró la polémica sobre si las murgas iban a criticar tanto a esta fuerza política, como lo habían hecho con los partidos tradicionales. En los primeros años costó mostrar su desacuerdo con el Frente, ya que muchas estaban vinculadas a su línea de pensamiento. Con el correr del tiempo eso se ha modificado, y hoy es una realidad instalada. La crítica de la murga está presente y existe también hacia los gobernantes.

ECOS recorrió varios ensayos y recogió la visión de artista y murgueros. “Les damos tremendo palo a todos los ministros como se lo merecen, por más que sean del color de uno”, manifestó Nicolás Grandal, integrante de La Gran Muñeca, quien tendrá un cuplé dedicado al gabinete gubernamental; cada uno de los murguistas tendrá un títere con la cara y el nombre de cada uno de los secretarios de Estado, donde realizarán escenas imaginando un Consejo de Ministros. Una de las escenas recomendables de esta actuación será cuando se burlen de la rendición de cuentas, que lleva a las discusiones entre los diferentes jerarcas, que en múltiples oportunidades salen a la opinión pública.

Una de las plumas más reconocidas sin dudas es la de Eduardo Rigaud, quien integra el cuerpo de letrista de Saltimbanquis y Patos Cabreros. “Cuando hacés murga hay que castigar y criticar a todos, no importa del lado que sea. En ese aspecto tanto Saltimbanquis como los Patos Cabreros levantan la bandera de la crítica como siempre fue el Carnaval”, afirmó.

En cuanto a los espectáculos que se verán en algunas semanas en los distintos escenarios barriales montevideanos, en gran parte de los repertorios se coinciden en varios temas. Marcel Keoroglián es uno de los libretistas de Saltimbanquis y sobre esta repetición comentó: “son los temas más embolantes del mundo, y son los que pasaron en el año, y ya fueron recontra repasados, porque en la actualidad con la tecnología (redes sociales) se repasan día a día. Vos, antes, en un popurrí nombrabas el tema del año y la gente se reía. Hoy en día tenés que tener una originalidad diferente que lleva muchas horas de trabajo”.

Un ejemplo es el de Raúl Sendic, quien ya desde hace tres años viene siendo mencionado por la gran mayoría de las murgas. En primera instancia fueron las irregularidades de su gestión en ANCAP (2016), luego sobre el caso de su título (2017) y para este año, sobre su renuncia a la vicepresidencia de la República.

El proyecto de ley que abarca a los cincuentones será otro de los items que se tocará en el próximo Carnaval, apuntando a las diferencias que existieron dentro del oficialismo. Allí se jugará con la ironía y la multiplicidad de criterios que hubo respecto a este ítem.

Las idas y vueltas de la situación del Intendente de Soriano, Agustín Bascou, también estarán señaladas en el próximo febrero. Este inconveniente que llevó al enfrentamiento público entre los dos principales líderes del Partido Nacional, fue una de las tantas fuentes de inspiración para los creadores de los libretos.

Edgardo Novick ha sido blanco de muchos palos por parte de las murgas, primeramente por su aparición en la política cuando fue candidato a la Intendencia de Montevideo en mayo de 2015, y en estos tiempos por la búsqueda de candidatos a la comuna capitalina a través de la página web del Partido de la Gente. Esto llevará a la ironía mezclada con crítica por parte de las distintas agrupaciones.

La llegada del programa Master Chef a Uruguay también tendrá su parte, debido al alto grado de televidentes que tuvo durante sus dos ciclos, así como el perfil de cada uno de sus ganadores.

El conflicto entre los futbolistas y la Mutual Uruguaya de Fútbolistas Profesionales también será abarcado por los letristas, sobre lo sucedido con los derechos de imagen de estos, que llevó a la paralización del deporte más popular durante un tiempo. Cayó la Cabra tiene un espacio dedicado a este tema, donde cada una de las cuartetas “debería finalizar” con la palabra Paco (haciendo referencia al empresario Francisco Casal), pero no lo hace, ya que sus integrantes se muerden los labios para no nombrarlo, obviamente jugando con la burla.

La clasificación directa de la selección uruguaya al campeonato del mundo, estará presente en los distintos textos murgueros, y el gusto diferente que tuvo no jugar el repechaje luego de cuatro eliminatorias seguidas, donde es tuvo que disputar ese desempate.

Hay grupos que se referirán a puntos específicos, como por ejemplo Falta y Resto, quien retornará a la fiesta de Momo luego de un año. La murga de las cuatro estaciones apelará a la integración femenina, y contará con la presencia de seis mujeres con el objetivo de reafirmar y profundizar reclamos de igualdad de género, siendo estas grandes protagonistas del espectáculo.

“Si hubiera sabido lo que aportaba el género femenino a la murga, lo hubiera hecho muchos años antes, es maravilloso el espíritu de trabajo que tienen, de sacrificio, de laburo, de solidaridad, de igualdad, de falta de estrellatos. Nos han hecho un bien bárbaro a la Falta”, concluyó Raúl “Tintabrava” Castro, el director responsable de la murga, que históricamente juega con esos riesgos a la hora de concursar.

Se viene Dios Momo, y esto es lo que se comenta por los barrios.