Cirque du Soleil estrenó el espectáculo de Soda Stereo en Buenos Aires

Publicado: 10/03/2017 07:16
Video: EFE

No cabía ni un alfiler. El estadio Luna Park de Buenos Aires fue testigo del particular reencuentro del público argentino con Soda.

Diez años después de su despedida definitiva, la banda argentina Soda Stereo ha dado un nuevo giro de tuerca. Las acrobacias, contorsiones, columpios y ciclos gigantes del emblemático Cirque du Soleil elevaron desde este jueves sus canciones a un planeta donde la nostalgia, la belleza y la emoción se dan la mano.

No cabía ni un alfiler. Y no es para menos. El estadio Luna Park de Buenos Aires fue testigo del particular reencuentro del público argentino con el trío que durante 15 años, en plena efervescencia de los 80 y 90 del pasado siglo, puso patas arriba el panorama del rock de toda Latinoamérica.

Un total de 35 artistas en escena, acompañados de un vestuario de estética espacial, futurista y multicolor, fueron los encargados de transportar a las miles de personas congregadas en números con diábolos, saltos estratosféricos y cuadros visuales únicos, a un lugar en el que los mayores éxitos de la banda y algunas de sus canciones de culto cobraron otra dimensión.

"SEP7IMO DIA - No descansaré", el nuevo espectáculo de la compañía canadiense, codirigido por Michel Laprise y Chantal Tremblay, llevaba cuatro años trabajando con la estrecha colaboración de los miembros de la banda Charly Alberti y Zeta Bosio, que como no podía ser de otro modo no faltaron a la cita del debut y fueron objeto de todas las miradas y aplausos.

Sin embargo, alguien estuvo presente de forma especial en el imponente estadio durante la hora y media de duración del show. Gustavo Cerati, cantante y guitarrista del grupo, fallecido en 2014 a los 55 años por un accidente cerebrovascular tras cuatro años en coma, sobrevoló los corazones desde el minuto cero, cuando su voz empezó a sonar en la canción "Séptimo día", que da nombre a la producción.

EFE