Kike Teruel de Los Nocheros: "Estoy podrido de los políticos"

Publicado: 11/10/2016 10:17 | Actualizado:
Kike Teruel de Los Nocheros: "Estoy podrido de los políticos"
Nora Lezano

El integrante del grupo de folclore habla del género, de los 30 años que celebran en Montevideo, y de la Argentina y la región de hoy.

Por Alejandra Volpi

Este sábado Los Nocheros celebrarán tres décadas de trayectoria en el Teatro de Verano (un día antes, el viernes, lo harán en el Anfiteatro del Río Uruguay de Paysandú).

El grupo originario de Salta, Argentina, publicó 25 discos, actuó en vivo para más de 30 millones de espectadores, ganó varios premios Grammy y algunos Gardel, pero sobre todo lleva el mérito de haber universalizado al folclore. ¿Cómo? Cambiando el discurso rural del género por un repertorio amoroso, dejando atrás la vestimenta gauchesca e incorporando nuevos instrumentos, sonidos y arreglos hasta crear su propia identidad folclórica pop.

Suena el teléfono y atiende Kike Teruel, quien además participó como jurado del programa Talento Argentino. “Tenemos la autoestima altísima. No puede ser de otra forma cuando todo el mundo que te cruza por la calle quiere ir a tu cumpleaños”, dice, simpático.

A su entender, “el balance siempre es positivo para un cantor”. “No puede haber un balance malo. En un balance financiero a veces ganás más y otras menos. Pero a nosotros nos quieren muchísimo en Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay así que sólo puedo decir cosas positivas. Si alguna vez tuvimos que tener paciencia fue cuando estábamos empezando”.
Al folclore no lo pasan en las radios

-¿Porque las radios no los pasaban?

-Hay que ser honestos: cuando estábamos empezando no nos pasaban pero ahora tampoco. Al folclore no lo pasan en las radios. Solo en las radios del interior de Argentina, pero no en las de Buenos Aires. El folclore nunca fue de difusión masiva. Con el Chaqueño, La Sole y Abel Pintos nos volvimos mediáticos porque aparecemos en algunos programas, pero eso no quiere decir que la música popular sea difundida. Yo pongo el ejemplo de Sandro: era el número uno y no lo pasaban en las radios en los últimos cinco o seis años de su vida. Suena lo que está de moda, lo que las compañías van pautando. Y cuando arrancamos era peor porque las compañías tampoco querían grabarnos. Nosotros hemos comercializado, en el buen sentido, al folclore.

-Rompieron con la tradición. ¿Especularon con eso?

-No pensamos ‘si hacemos esto la rompemos’, porque no sabíamos cómo sería. Nosotros vivíamos a 1.600 kilómetros al norte de Buenos Aires, yo conocí capital a los 25 años, los programas de tele eran inalcanzables. Ganamos por ser espontáneos y directos, porque el folclore venía del estilo poético paisajista, te hacían pasear por un cerro, mirar un caballo, la luna, y nosotros salimos y dijimos ‘hagamos el amor como sueña tu cuerpo’. Para el folclore eso fue algo totalmente nuevo.

-Ahí atraparon a otro público.

-Sí, ahí agarramos a los chicos. Acercamos la juventud al folclore. Se vendían fotos de nosotros y no lo podíamos creer. Una vez Mirtha Legrand nos dijo: ¿Qué les pasa a las chicas que los ven lindos? La música hace magia. Vos cantás eso y creen que sos así en la casa y no es verdad. Generamos una revolución masiva. Un cambio de códigos y de vocabulario en la música popular. Ahora para salir a cantarle al sol y la luna, salvo el Chaqueño Palavecino, tenés que hacer algo que esté muy piola. Nosotros somos urbanos, no rurales. Usamos una maquinaria pop y el folclore cobró otro rumbo.

-Cuando se fue Jorge Rojas, ¿fue un quiebre muy importante?

-Para nosotros fue normal porque él ocupaba el lugar de otro cantante que se había ido antes.
Si yo te digo:‘voy a comerte el corazón a besos, vos sabés que somos nosotros

-¿Nunca pensaron en disolverse?

-Nunca. Rubén, Mario y yo siempre dijimos de seguir. Los Nocheros ya hemos superado una cara. Somos un sonido, una canción. Si yo te digo: ‘voy a comerte el corazón a besos’, vos sabés que somos nosotros.

-Axel les compuso “Gracias, lo siento, te amo” como bandera de esta gira. ¿Por qué él?

-Porque lo sentimos un Nochero. Él fue a ayudar en mi fundación en Salta, donde hice un comedor muy grande en el sur de la provincia. Descubrimos una persona muy cálida.

-¿Le hicieron una canción a Carlos Tévez?

-Sí, le compuse una canción con mi sobrina, la hija de Mario, Jimena, y la cantamos en el programa de Ale Fantino. Tévez es muy representativo de los sueños de la gente, lo siguen mucho los chicos. Nos dio ganas de hacerle la canción porque los cuatro somos de Boca. Pero no la vamos a grabar, eso lo manejamos con cuidado porque capaz algún hincha de River se enoja, (se ríe).
No sé si a este gobierno le alcanzará el tiempo para limpiar todo

-¿Qué opinás de la Argentina de hoy?

-Me estoy sintiendo incómodo, pero no peor que los otros años. Estoy incómodo porque todavía no se puede limpiar todo por completo. Es espantoso lo que nos está pasando. Y no sé si a este gobierno le alcanzará el tiempo para limpiar todo. Creo que empezó por el costado, no de frente. Y apalió a mucha gente también. Me siento incómodo, pero menos peor que con el gobierno anterior, que subsidió la corrupción y la mala educación. Tenemos dos generaciones que se perdieron en manos de ese gobierno, donde los chicos no saben nada, no tienen ganas de estudiar, y los grandes no tienen ganas de trabajar. Eso me pone mal, triste. A veces me dan ganas de irme, pero como tenemos una idiosincrasia divina me quedo.

-¿Estás decepcionado de la clase política?

-La verdad es que estoy podrido de los políticos porque siempre cuando nos gusta uno vienen diez sucios por detrás. Brasil está moralmente destruido. En Chile están a los cabezazos. Venezuela se excluyó de Latinoamérica y ustedes están pegando en el palo.