Montevideo vive a pleno 400 años de muerte de Cervantes

Publicado: 23/04/2016 10:17
Montevideo vive a pleno 400 años de muerte de Cervantes
Maratón de lectura en la Biblioteca Nacional y concierto en la Catedral en cuarto centenario.

Solo tres localidades en el mundo ostentan el reconocimiento de Ciudad Cervantina. La capital uruguaya es una de ellas y celebra homenaje.

Juan Ignacio Mazzoni

Montevideo vive hoy el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes con una nutrida programación de actividades, tras su nombramiento como Ciudad Cervantina en julio de 2015, un reconocimiento que solo ostentan otras tres localidades en el mundo además de la capital uruguaya.

Un funeral "de talento presente" -a falta del cuerpo del escritor-, una maratón de lectura del Quijote, y una intensificación de las actividades que normalmente realizan las instituciones cervantinas este día ponen de relieve el reconocimiento que se le dio a Montevideo, compartido por Alcalá de Henares (España), Guanajuato (México) y Azul (Argentina).

La designación, otorgada por la Sociedad Cervantina, responde a los fuertes vínculos que existen entre la ciudad uruguaya y la obra del máximo exponente de las letras hispánicas, explicó Ricardo Ramón Jarne, director del Centro Cultural de España (CCE) en Montevideo.

Cuando Ramón Jarne llegó a la ciudad, supo que ésta albergaba la colección Xalambrí, una biblioteca de más de 12.000 volúmenes, gran parte dedicados a la obra de Cervantes (1547-1616), con 1.053 libros relacionados exclusivamente con Don Quijote.

Esta joya incluye, entre otras particularidades, una versión de 1611 publicada en Bruselas, ejemplares en braille, taquigrafiados y publicados en papel corcho y ediciones del Quijote en otras 24 lenguas además del castellano.

El acervo fue conservado y nutrido por el escritor Arturo Xalambrí (1888-1975), y tras su muerte legado a un monasterio, aunque en la actualidad es parte del Centro de Documentación y Estudios de Iberoamérica (Cedei) de la Universidad de Montevideo (UM).

"La colección es increíble, creo que no hay una como esa en el mundo. A partir de eso fui indagando y me pregunté qué más tendría Montevideo. Entonces me di cuenta de que tenía más que las otras sedes americanas, salvo Alcalá de Henares, que es donde nació Cervantes", aseveró Ramón Jarne.

De este modo fue que Ramón Jarne armó un dossier con todos los detalles que encontró y propuso a Montevideo como Ciudad Cervantina, petición que fue "inmediatamente" aprobada.

Sin embargo, el español afirmó ser un "soldado de primera línea" que fue a batallar por el trabajo sostenido de las instituciones que sustentaron el nombramiento.

"Toda la gente que estaba detrás de mí es la gente que ha trabajado durante todos estos años sobre Cervantes: las universidades, el Colegio Cervantes o el barrio Larrañaga, que es tan entusiasta con las figuras del escritor que les deberíamos dar a todos (los de ese distrito) la nacionalidad española", aseguró.

En este último barrio, las calles Galatea, Sancho Panza, Quijote y Dulcinea confluyen en la Plaza Alcalá de Henares, donde una intervención urbana versiona los paisajes quijotescos y donde se pueden leer trechos emblemáticos cervantinos.

Asimismo, el Colegio Cervantes, una emblemática institución de la colectividad española en Uruguay, que desde 2001 ofrece a unos 750 alumnos el título de bachiller expedido por el Ministerio de Educación de España, intensificó en estos días su tradición de homenaje al manco de Lepanto.

Por ejemplo, con una maratón de lectura del Quijote en idioma inglés, así como con representaciones teatrales de niños de todas las edades.

"Además de las actividades de carácter interno, tenemos muchas otras que se hacen con la comunidad. También hicimos y tenemos previsto repetir una visita a Azul, la ciudad cervantina de Argentina", comentó el director de esta institución, Carlos Cambón.

En ese sentido, un grupo de 20 alumnos visitó este mes la ciudad de Alcalá de Henares, para estrechar los vínculos con la cuna de Cervantes.

Hoy se realizará una maratón de lectura en la Biblioteca Nacional de Uruguay en Montevideo de 8 a 20 horas, así como un "réquiem" de música barroca en la Catedral de la ciudad, a las 20 horas con entrada libre, donde se homenajeará en el día de su fallecimiento tanto a Cervantes como a William Shakespeare (1564-1616), cuyas fechas de deceso coinciden.

"No podemos hacer un funeral de cuerpo presente porque no tenemos el cuerpo ni de Shakespeare ni de Cervantes. Entonces va a ser un funeral de talento presente, un gran concierto con dos piezas de música sacra", aseguró Ramón Jarne.

EFE