Uruguay tendrá su primera biblioteca digital para ciegos

Actualidad

5/08/2016 06:33

Uruguay tendrá su primera biblioteca digital para ciegos

Posibilitará el acceso a textos de estudio de Primaria y Secundaria, a personas con discapacidad visual.

A la educación media acceden cerca del 80% de los jóvenes con discapacidad visual pero el 20% culmina sus estudios secundarios. Y solo el 12% de los ciegos o personas con baja visión del país -en total hay 65.000- ingresa a la educación terciaria o universitaria.

La imposibilidad de acceder a textos de estudios es una de las causas fundamentales del bajo ingreso terciario. El proyecto Biblioteca Digital y Accesible surge de una alianza entre la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay y UdelaR con el objetivo de desarrollar la primera Biblioteca Digital Accesible. Este proyecto se orienta a favorecer el acceso en formatos accesibles a los textos de estudio por parte de personas con discapacidad visual.

La Biblioteca permitirá la creación de un sistema de digitalización de libros y su puesta a disposición en línea a través de un repositorio de libros y otros materiales en formatos accesibles. La misma será implementada por el Núcleo de Recursos Educativos Abiertos y Accesibles de la UdelaR (Núcleo REA).

En una primera etapa se alojarán los textos de estudio de enseñanza primaria y media digitalizados en acuerdo con la Biblioteca Central de Secundaria. Posteriormente, se continuarán incorporando nuevas colecciones de acuerdo a las necesidades de la población objetivo, en particular aquellas que favorezcan el acceso y permanencia en la educación superior.

“Esta biblioteca será muy importante para los ciegos uruguayos. Se subirán a esta plataforma unos 500 textos de estudios de Primaria y Secundaria”, dijo el presidente de UNCU, Gabriel Soto, a ECOS.
Más allá de los textos oficiales, hay acuerdos con editoriales para sumar más libros a la plataforma, como con Fin de Siglo y Santillana

Más allá de los textos oficiales, hay acuerdos con editoriales para sumar más libros a la plataforma, como con Fin de Siglo y Santillana. "Estamos hablando con el Consejo de Derechos de Autor”.

BIDYA fue una de las tres propuestas aprobadas entre más de 500 de toda la región, que se presentaron a la subvención del Programa Fridairdc. La Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU), integrante del Núcleo REA, fue la institución responsable de presentar el proyecto al fondo. Este programa tienen como objetivo brindar apoyo financiero a proyectos de investigación e iniciativas innovadoras que buscan explorar el potencial de las tecnologías de la información y la comunicación para promover el desarrollo social y económico de la región, y el acceso a internet.
La idea es antes de fin de año digitalizar los materiales y conectar esta plataforma con otras ya existentes para que crezca la iniciativa, y a principios del año que viene se irán subiendo

En tanto, Virginia Rodés, coordinadora del Núcleo REA destacó que este proyecto se viene trabajando desde hace dos años entre todos los que integran la REA, como ser la Facultad de Ingeniería, ProEVA, Facultad de Humanidades, de Ciencias Sociales, de Comunicación, y desde la sociedad civil está la UTU, Discapacidad del Mides, UNCU y Creative Commons”.

“La idea es antes de fin de año digitalizar los materiales y conectar esta plataforma con otras ya existentes para que crezca la iniciativa, y a principios del año que viene se irán subiendo a la plataforma. Este trabajo lo van a hacer profesores y estudiantes, los que serán capacitados. A esto se sumarán otros que ya estén digitalizados. La idea es que todos estos materiales estén disponibles en todo el país”, afirmó.

“Nuestra idea es ver como mantener este proyecto, extenderlos y aumentar la concesión con otras bibliotecas así el acervo sigue creciendo. Esto no sería posible si no hubiera una gran contribución en horas de las instituciones y organizaciones que hacen parte de esta iniciativa, y están comprometidas con esta idea”, explicó Rodés.

El objetivo principal de BIDYA es ofrecer herramientas que favorezcan la reinserción, tránsito y permanencia en el sistema educativo formal, de la población con discapacidad visual o baja visión, garantizando la igualdad de oportunidades.

La escasa disponibilidad de material de estudio en Braille, audio, soporte electrónico o caracteres ampliados es una de las mayores dificultades con que se encuentran aquellos estudiantes con discapacidad visual insertos en el sistema educativo.

El proyecto BIDYA esta enmarcado en el Tratado de Marrakech, que exige, con estatus de ley, facilitar el acceso a las obras autorales en formatos como el Braille, letra grande y audiolibros para personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso. Al momento ya cuenta con la ratificación de 20 países de los cuales Uruguay fue el primer país Latinoamericano en ratificarlo y el próximo 30 de setiembre entrará en funcionamiento.

El Tratado exige a las partes contratantes la modificación de sus legislaciones a los efectos de permitir la reproducción, la distribución y la puesta a disposición del público de obras publicadas en formato accesible sin ser necesaria la autorización de los titulares de derechos de autor.