Mujica aceptó una “changa grande” pese a “la edad y el esqueleto”

Actualidad

7/11/2019 12:39

Mujica aceptó una “changa grande” pese a “la edad y el esqueleto”

FocoUy

El ex presidente volverá a sería ministro de Ganadería en un gobierno de Martínez, pero dio a entender que no completaría el mandato.

El candidato presidencial del Frente Amplio, Daniel Martínez, sigue “mostrando equipo” y confirmó este jueves a dos viejos conocidos de la coalición como integrantes de su eventual gabinete de gobierno.

Se trata de José Mujica y Danilo Astori, “dos viejos conocidos que no necesitan presentación” y que, según el postulante, aportarán el “balance y el soporte político” que le permita a su equipo combinar experiencia y capacidad técnica. Todo para insistir en la práctica de “ofrecer certezas” a la ciudadanía de cara a la segunda vuelta electoral.

El ex presidente y senador electo estará al frente del Ministerio de Ganadería y Pesca. Un lugar que supo ocupar entre 2005 y 2008, al que renunció para dedicarse a la campaña que lo llevó a ser presidente de la República.

“Todos sabemos lo que ha aportado Pepe como persona y su compromiso con el desarrollo agropecuario”, señaló Martínez.

En su exposición, Mujica enumeró los motivos que lo llevaron a aceptar el ofrecimiento. “Por razones de edad, de esqueleto y de tripa, esta es una changa que me queda grande”, afirmó. “Habrá que tropear mucho el país, pero no puedo decirle que no a mi querido compañero”.

Mujica dio a entender que no estará al frente del ministerio todo el eventual período. “Debo ser un trampolín para que otro me sustituya, con más ventaja y juventud”, expresó.

En su eventual gestión, insistirá con una discusión que nunca pudo hacer cuajar: el concepto de valor agregado. “Por sus características, Uruguay debe intentar parecerse más a Holanda que a otra cosa”, dijo. “El desarrollo no está en las chimeneas, está en la biología”, apuntó.

Puso como ejemplo el kilo de semillas de maíz híbridas que tuvo que comprar este miércoles para su chacra, a un costo de más de 2000 pesos. “Allí hay talento, hay valor”, destacó.

Mujica llamó a defender las más de 500 cabañas ganaderas existentes en el país, que no son una “protuberancia de la oligarquía vacuna”, sino la “punta de lanza del desarrollo genético”.

El nominado ministro abogó, en ese sentido, por la creación de un laboratorio genético que opere sobre el genoma de los animales y asegure así el progreso genético.

A su vez, advirtió que Uruguay es uno de los pocos países que cuenta con trazabilidad ganadera. Sin embargo, carece de la trazabilidad más importante: la población de la campaña, que está detrás del ganado.

Mujica describió al trabajador rural como una “variedad humana en extinción” a la que habrá que cuidar ya que, debido a los desafíos de la tecnología, su vida nunca podrá ser como la de sus abuelos.

“Una de las pocas cosas en las que concuerdo con Talvi es que la producción rural sigue siendo determinante para la economía del país”, subrayó. “Tan determinante, que necesita cambios”.

Uno de los principales problemas que habrá que afrontar, son los más de US$ 700 millones al año que se pagan por arrendamientos rurales, dijo. “Hay una concentración de la tierra que tiende a crecer y el grueso de los productores está ejerciendo su labor en tierra ajena”, remarcó.

También habló de multiplicar experiencias como la Universidad Tecnológica (UTEC) y así combatir la “idea infantil” de que la gente de campo “tiene que ser bruta, leer poco y hablar poco”.

Si es ministro, será acompañado por una de las personas de su mayor confianza, el diputado Luis Alfredo Fratti.

Mujica, además, tendrá un rol más preponderante en la campaña hacia noviembre, y en esta misma jornada comenzará a acompañar a Martínez en sus recorridas por el interior.

Embajadores temáticos

Martínez confirmó, asimismo, a Astori como probable titular de Relaciones Exteriores. Si triunfa el Frente Amplio, el líder de Asamblea Uruguay repetirá la experiencia de Rodolfo Nin Novoa, que dirigió la Cancillería luego de haber sido vicepresidente de la República.

Según el candidato presidencial, en esta etapa la Cancillería deberá ocupar un lugar más que importante, profundizando la transformación del servicio exterior y profesionalizándolo aún más, ante el desafío de incrementar la inserción internacional del país. “Danilo es la persona más idónea para eso”, aseguró.

De ser electo, Martínez anunció que habrá “embajadores temáticos”, que “sepan lo que pasa en el mundo y que generen oportunidades de negocios, con una nueva visión de política exterior”.

Astori agradeció la confianza y aseguró que “pondrá todo el esfuerzo que se requiera” en un área absolutamente esencial.

Su primer lineamiento, dijo, será profundizar la apertura al mundo. Una condición “obligatoria” para un país pequeño como Uruguay.

Una apertura que deberá ser en primer lugar política y que le permita al país remarcar su identidad con valores y principios como aquellos que “unen a los frenteamplistas”, señaló.

Entre ellos libertad, republicanismo, democracia, diálogo, resolución pacífica de los conflictos y la no injerencia en los asuntos de otros países. También el multilateralismo.

En materia de comercio e inversiones, apuntó: “Uruguay deberá salir al mundo a llevar lo suyo, y traer todo aquello con lo que pueda aprender para mejorar”.