Mujica dijo que es blanco y disparó: "Bordaberry está enfermo de odio"

Actualidad

8/08/2019 09:36

Mujica dijo que es blanco y disparó: "Bordaberry está enfermo de odio"

Dante Fernández / FocoUy

José Mujica junto al hijo de Wilson, Juan Raúl Ferreira.

Además habló de Luis Lacalle Pou, de Ernesto Talvi, del rol del Estado y de la "enfermedad" que ataca al Frente Amplio.

"Es muy bueno porque es muy malo. Es muy trabajador, es un tipo que se toma a pecho la tarea. Pero tiene una visión de la realidad...está enfermo de odio. Es un hombre inteligente, laborioso y tiene mucho valor, pero está enfermo de odio. Supongo que ha sufrido mucho. Yo también sufrí mucho, pero aprendí que el odio es peligrosísimo, porque destruye", disparó José Mujica al ser consultado por el senador colorado Pedro Bordaberry.

El expresidente da que hablar cada vez que concede una entrevista y en este caso no fue la excepción. En diálogo con el Semanario Búsqueda el líder del Movimiento de Participación Popular dijo que se siente blanco y que "el segundo batllismo" puede llevar al Frente Amplio a una derrota electoral.

"Voy a pelear por el Frente y todavía no doy la batalla por perdida", dijo Mujica a 80 días de las elecciones nacionales de octubre pero advirtió que su partido está "muy pachorriento".

"Hay un poco de enfermedad del segundo batllismo. El Estado lo achancha. Pero no soy politólogo, no hago política. El primer batllismo fue la punta de lanza para el crecimiento del país. El segundo batllismo se empezó a achanchar con el clientelismo y la maquinaria del Estado y el derecho de los trabajadores públicos", explicó Mujica al semanario.

El líder del Frente Amplio dijo además que el Estado "debe tener el coraje de apuntalar cosas que sirvan para el Uruguay o que aumenten su nivel de exportación".

"Que el Estado ponga recursos y después se sume capital privado que cotice en la Bolsa de Valores, que es el mayor control que puede haber. El Estado es mal gestor, pero puede dar seguridad a los que ponen plata", sostuvo.

Consultado sobre sus orígenes políticos y sobre su definición del Uruguay, Mujica dijo que es blanco "en la interpretación de la historia del país".

"Voy a aclarar algo, y sé que esto le pega en los riñones a la gente del Frente Amplio, yo soy blanco en la interpretación de la historia del país. Federal. Admirador de Bernando Berro y todo lo demás. El Partido Nacional es un acuerdo entre colorados y blancos, doctores contra los caudillos. Contra Timoteo Aparicio, que era una expresión de la veta popular. Después los colorados volvieron a su rescoldo y por eso quedó mezclado. Pero no es lo mismo blanco que Partido Nacional. No obstante, Batlle y Ordoñez es la figura política más importante en la historia del país después de Artigas. Porque es el contrabandista político más grande: agarró un partido conservador y reaccionario y le metió de todo adentro. Lo dije en Naciones Unidas, si fuéramos un país de 40 millones, dirían que la socialdemocracia se creó en Uruguay. Hay que ubicarse en el Uruguay de 1910 para encarar las cosas que encaró, por eso le tengo una admiración brutal", confesó.

Mujica también tuvo tiempo para hablar de Luis Lacalle Pou y de Ernesto Talvi, rivales políticos de Daniel Martínez en la carrera presidencial.

"Talvi es colorado, dejó de ser batllista aunque él diga que lo es. Cuando digo batllista, me refiero a don Pepe. Lacalle, por acción de las circunstancias, hace rato que dejó de ser herrerista. Más o menos tienen la misma visión en economía y reparto social. Talvi tiene la imagen de la novedad, aunque sea una figura conocida", expresó.

A la hora de hablar sobre Guido Manini Ríos, Mujica dijo que "va a ser el que defina las votaciones para un lado y para el otro. No se dan cuenta de que como viene la cosa este señor general (Guido Manini Ríos) que se tiró a político va a cumplir el sueño del Partido Independiente. Si tiene un par de senadores y diputados, va a ser el que defina las votaciones para un lado y para el otro".