Sartori pidió unidad; Alem García: "lamentable" respuesta del partido

Actualidad

12/06/2019 21:26

Sartori pidió unidad;  Alem García: "lamentable" respuesta del partido

El precandidato inauguró sede en Pocitos horas después que el directorio blanco calificara de "improcedente" denuncia de su dirigente.

El ambiente era festivo el miércoles de noche en Berro y Avenida Brasil. En pleno Pocitos, el precandidato a la presidencia por el partido Nacional Juan Sartori inauguraba una sede. El dueño de casa, el dirigente Martín Elgue, reía y llamaba "Droopy" a su líder, "está en todos lados". "Yo quiero un presidente así, con ese dinamismo", afirmaba.

Tanto su discurso como el de Sartori, ante casi un centenar de personas, giraron en torno a la unidad partidaria. Este miércoles había sido otro día de tensión entre el comando del precandidato y el directorio partidario.

"A este movimiento algunos no lo ven, lo ignoran, están asustados. Esto es un movimiento único, que no ha pasado en la historia del país", arrancó Sartori en un tono de arenga. Luego pasó a uno más contemporizador: "Tenemos que tener un partido unido, ¿no puede hacerse con respeto?".

"No podemos dejar que los mismos de siempre entren en los enfrentamientos de siempre que nos han costado tantas elecciones. De mí van a tener solo una respuesta: ganar esta elección", agregó el postulante. "Y luego del 30 (de junio) trabajaremos juntos sin rencores".

La senadora Verónica Alonso, el diputado Álvaro Dastugue y los dirigentes Oscar Costa y Alem García, además de Elgue y otros referentes locales, aplaudían cada una de sus intervenciones.

Al choque, en todo caso, fue uno de sus dirigentes, Alem García, quien calificó como "realmente lamentable" la respuesta recibida este miércoles a sus reclamos por parte del directorio del Partido Nacional.

Los pactos no existen

El máximo órgano partidario había reiterado este miércoles no estar al tanto de "pactos conspirativos" porque estos "no existen", en respuesta a un reclamo realizado por el comando de campaña del precandidato.

El lunes pasado, el exlegislador Alem García, presentó una carta en el directorio del Partido Nacional, que sesionaba ese día, donde denunciaba un acuerdo entre el resto de los sectores del lema para "hacer como que no existe" el más joven de los postulantes blancos. Así lo había indicado una nota publicada el domingo por el diario El País citando a un senador del Partido. A criterio de García, esto configura "un verdadero escándalo que alarma a los buenos blancos y conmociona a la opinión pública" porque "otra vez, se crea la nota de la duda sobre la capacidad del Partido Nacional para dirigir el país en nombre de todos los uruguayos".

El directorio del Partido Nacional resolvió la "inmediata devolución" de la nota del comando de campaña de Sartori del lunes 10 por "improcedente e impertinente".

La respuesta se basa en que la carta se sustenta en lo que el directorio calificó como "inexistente", en referencia a una presunta confabulación de todos los demás sectores partidarios contra la precandidatura de Juan Sartori.

“Sin embargo, no proporciona una sola prueba o evidencia –tampoco elemento de juicio convincente alguno- que permita fundamentar seriamente un planteamiento de semejante tenor, salvo un recorte de prensa con un comentario periodístico”, indica la respuesta.

En un duro tono, el partido indica que ese extremo podría haberse verificado "por métodos bastante más sencillos y, sobre todo, mucho menos estridentes”, que "tampoco están dadas las condiciones para que se genere la situación de alarma, escándalo o conmoción" que señalaba la denuncia, que rechazaba "las calificaciones agraviantes -que parecen reiterarse- e insultantes" hacia el resto de la colectividad y les exhortó "a la prudencia".

La carta está firmada por la presidenta del Partido Nacional, Beatriz Argimón, y los directores Pablo Iturralde, Pablo Abdala (diputados) y José Luis Falero (intendente de San José).

El pasado lunes, aun antes de estudiar la carta, la presidenta Argimón dijo en conferencia de prensa tener claro que no hay "ningún pacto de silencio" entre precandidatos para perjudicar a uno de ellos.

Lavarse las manos

En rueda de prensa, García cuestionó también en duros términos la respuesta del órgano partidario: "Lamentable, realmente lamentable. Creo que esta respuesta del partido no tiene precedentes. Es increíble que califiquen mi proceder de improcedente", expresó.

Además de decir que el directorio "se lava las manos" ante la denuncia, que "no hay peor ciego que el que no quiere ver" y que la respuesta recibida era de "una rabia furibunda", afirmó que el partido debió haber indagado un poco más y haber "velado" por más imparcialidad: "¿cómo el directorio no va a hacer lo posible para bregar por la unidad partidaria?".

Consultado por ECOS si el equipo de Sartori iba a realizar una nueva acción tras esta respuesta el directorio, García respondió: "Con toda la calma posible, vamos a dar una respuesta el día de mañana (por el jueves), naturalmente".