Pit-Cnt, empresarios y políticos alzan su voz luego de anuncio de OIT

Actualidad

11/06/2019 17:37

Pit-Cnt, empresarios y políticos alzan su voz luego de anuncio de OIT

EFE

El director de la OIT, Guy Ryder, en la conferencia anual de ese organismo internacional

La central salió al cruce fuerte y el sector empresarial le respondió, aunque de forma más mesurada. Los políticos se volcaron a las redes.

Las repercusiones luego que Uruguay ingresara en la nómina de países que serán estudiados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no demoraron en llegar. El Pit-Cnt salió al cruce fuerte y el sector empresarial le respondió, aunque de forma más mesurada. También, se expresaron a favor y en contra de la posición del gobierno distintos actores políticos del oficialismo y la oposición.

"Es un anuncio bastante extraño y que, en principio, llama poderosamente la atención", dijo a ECOS el sindicalista Fabio Riverón, que viajó en representación del Pit-Cnt junto al secretario general, Marcelo Abdala y el asesor de la central sindical, Héctor Zapirain.

Para el sindicalista, Uruguay queda incorporado en una lista que "no debería estar" producto "de una presión desmesurada y extremamente subjetiva de las cámaras empresariales".

Riverón aseguró que en esta queja se refleja "pura y exclusivamente" la situación del sector empresarial y, por el contrario, no tiene una visión global del "país".

"Nosotros hace años venimos diciendo que hay un ataque del sector empresarial y de algunos actores políticos intentando que el país se retrotraiga a los 90, a lo peor del neoliberalismo y esto es una perla más en este collar", aseguró.

Respaldando su posición, el dirigente sindical dijo que es llamativo que, en esta misma lista no esté Colombia, un país donde asesinan a dirigentes sindicales todos los meses. "Este escenario parecería bastante más complicado para la negociación colectiva que cualquier otro".

En este mismo sentido, recalcó que Uruguay quedó en la misma situación que Brasil, que aprobó una reforma laboral que retrotrajo casi 60 años al país. "Es bastante complicado entender cómo está Uruguay ahí", consideró.

En contraposición, el hecho que la Asamblea de la OIT trate el tema para el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, "significa que Uruguay está en falta en el cumplimiento de los convenios".

"Ya hemos visto lo que ha venido pasando con el tema de las ocupaciones y cada vez se ha ido avanzando más. Cualquiera ocupa una fábrica, termina siendo un acto de vandalismo", opinó en entrevista a Radio Carve.

Murara alertó que "que miran estas cosas para invertir" y aseguró que "son consecuencias indirectas que perjudican al país en "inversiones tanto locales como internacionales". Pese a esto, recordó que la OIT "no tiene poder sancionatorio".

Sin embargo, esta posición no es respaldada por todo el sector empresarial. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, Julio César Lestido, consideró que esto no desfavorecerá a Uruguay. "Tampoco hay que alarmarse, es un mecanismo y una herramienta válida para todas las partes. La pregunta es si una ocupación no frena una inversión".

"Nosotros bregamos por la libertad de la empresa, por la propiedad privada y el derecho al trabajo". El sector no es la primera vez que insiste en el tema, sino que su queja se remonta al 2009, cuando elevaron una denuncia en relación a la negociación colectiva y la libertad sindical. "Es un paso más, todo lo que se le agregue es cuento aparte", dijo el empresario sobre este nuevo anuncio de la OIT.

Desde las cámaras empresariales ahora se espera que el organismo internacional evalúe el caso de Uruguay y haga lugar al reclamo de hace diez años, colocando al país en la denominada "lista negra".

En caso que el resultado no sea el esperado Lestido aseguró que seguirán con las medidas que los han caracterizado por la vía legal y presentando su reclamo en los organismos que corresponden. "Nosotros no hacemos paros, huelgas, ni ocupaciones, trabajamos", afirmó.

Desde el movimiento sindical, se cuestionó el accionar del sector aduciendo que están jugando de cara a las elecciones. Lestido, por su parte, negó esta acusación aunque no quiso "entrar en polémica".

Lestido indicó que Uruguay llega a esta situación porque el gobierno no tomó las medidas adecuadas cuando la OIT le pidió que legislara en esta materia. En este sentido, cuestionó que el propio estado tengas dos criterios diferentes en lo que refiere a ocupaciones. En el caso de las instituciones públicas los trabajadores no pueden llevar adelante esta medida, mientras que en el sector privado sí. "No entiendo cuál es la diferencia", dijo.

Dentro de tres días, las tres partes que representan al país -gobierno, empresarios y dirigentes sindicales- tendrán la posibilidad de defender la postura o argumentar en contra. En los próximos días, la comisión de Aplicación de Normas del organismo internacional discutirá la situación laboral de Uruguay y el viernes se decidirá si, finalmente, ingresa en la "lista negra".

Repercusiones políticas

Los políticos tampoco demoraron en hacerse eco del anuncio, opinando a favor y en contra, de la posición del gobierno con respecto a este tema.

El senador nacionalista Alvaro Delgado, anunció que convocará al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) al Parlamento con la intención de que el gobierno envíe "las modificaciones necesarias a la ley de negociación colectiva".

"Las ocupaciones alejan inversiones y empleo. La resolución de OIT debe hacernos meditar a todos como país", aseguró el expresidente y precandidato colorado, Julio María Sanguinetti.

Del otro lado, defendiendo a su compañero de partido apareció el precandidato frenteamplista, Mario Bergara que tildó de "oportuna y mesurada" la reacción del ministro Murro. "Objetivos claros de defender los intereses del país y reivindicar la negociación colectiva y el tripartismo", sostuvo.

Otro que salió al cruce fue Guido Manini Ríos. "Las reglas laborales en cualquier país deben ser claras. En ningún caso el Gobierno puede permitir que un poder paralelo, no previsto en la Constitución, obstaculice el accionar de los poderes democráticos que sí están previstos en nuestra Carta Magna", escribió.

En la misma línea crítica se expresó Enrique Antía apuntando al Frente Amplio y recordando que el Partido Nacional había advertido sobre esta situación. "Una señal negativa a los inversores del mundo que eligen bien donde invertir. Un paso atrás a la esperanza de los desempleados que cada vez son más", manifestó.

En contrapartida, el diputado del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), Luis Puig, apuntó contra las cámaras empresariales y afirmó que su accionar fue "vergonzoso". "Los empleadores del mundo que todos los años protegen al gobierno colombiano, para que no esté en esa lista a pesar de los cientos de asesinatos de sindicalistas, ponen allí a Uruguay", opinó.