Cannabis: recursos generados superan por primera vez aportes estatales

Actualidad

15/04/2019 14:28

Cannabis: recursos generados superan por primera vez aportes estatales

El IRCCA tuvo el año pasado ingresos genuinos por $ 17 millones mientras que fondos públicos se redujeron y pasaron a $ 15 millones.

Por primera vez desde su puesta en funcionamiento en 2014, los ingresos genuinos del Instituto Nacional de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) superaron el año pasado la partida presupuestal anual asignada por el Estado para su funcionamiento.

Así, lo generado por las actividades del instituto se incrementó 252% con respecto a 2017: pasando de 5 a 17 millones de pesos. Los fondos provenientes de Rentas Generales, en tanto, se redujeron de 17 a 15 millones en el mismo período.

Las previsiones indican además que para 2019 los ingresos genuinos alcancen una proporción aún mayor del financiamiento total, pese a que se trata de un organismo concebido como de financiamiento mixto.

Así lo indica un informe divulgado en los últimos días por el instituto, que da cuenta de los fondos con los que cuenta, su origen, destino y forma de gestión en estos últimos cinco años.

Con un nivel 14% menor de fondos públicos, la conclusión es que la institución logró desplegar todos los aspectos relativos a la regulación e incluso incrementó sus actividades.

El IRCCA funciona como una persona jurídica de derecho público no estatal. Sus cometidos son variados y su cumplimiento impacta en toda las dimensiones de la regulación.

Sus fondos provienen de la administración de licencias relativas al cannabis recreativo vendido en farmacias, recursos provenientes de Rentas Generales y otras fuentes relacionadas a la administración de autorizaciones a distintas entidades privadas vinculadas al cannabis medicinal e investigación científica.

Con respecto al ingreso por la producción y distribución de cannabis no medicinal, comenzó con apenas 1,2 millones de pesos en 2016, cifra que pasó a ser de 4,4 millones en 2017 y de 14,5 millones el año pasado. Por este rubro, el IRCCA totalizó ingresos por 20,2 millones de pesos.

A su vez, desde 2016 generó ingresos por 8,7 millones de pesos en concepto de licencias y autorizaciones relativas a cannabis medicinal e investigación científica.

Al 31 de diciembre del año pasado el instituto presentó ingresos operativos netos por 38 millones de pesos.

A eso se deben descontar 32 millones por gastos operativos. Las “amortizaciones” fueron la principal erogación, con 8,5 millones, seguida de los 6,5 millones en Retribuciones y Cargas Sociales, unos 4 millones por comisiones a Correos por el registro de usuarios, unos 3,5 millones por el soporte de software y 2,8 millones de pesos por publicidad y comunicación institucional.

Todo eso hace que el resultado neto del IRCCA al cierre del año pasado sea de 5,8 millones de pesos.

En cuanto al Estado de Situación Financiera, el organismo cerró el año pasado con un total de Activos Corrientes por 42,8 millones de pesos, que se componen principalmente de disponibilidades y créditos por ventas.,

Si se suman el Activo No Corriente, como propiedades, planta y equipo, se llega a los 78 millones de pesos.

El IRCCA mantiene deudas comerciales por 29 millones de pesos que, sumados a 12 millones de adeudos por otros conceptos, totalizan un pasivo de 41 millones de pesos.

En resumen, el resultado del pasado Ejercicio fue de 5,8 millones de pesos, que sumados a los 30 millones acumulados de años anteriores hacen un patrimonio de casi 36 millones de pesos.

La última actualización, correspondiente al 7 de abril, indicó que el IRCCA mantiene vigentes cuatro licencias para la producción de cannabis psicoactivo, 15 para no psicoactivo, tres para industrialización y once para investigación.

Hay 35744 adquirentes registrados a través de 17 farmacias adheridas a la red de distribución.

Existen 7025 cultivadores domésticos y 3548 miembros de 114 clubes de membresía.