FA: “No hay una sola razón documentada” para crear investigadora

Actualidad

20/03/2019 20:24

FA: “No hay una sola razón documentada” para crear investigadora

Se cuestionan las “opiniones políticas y ejercicios especulativos” utilizadas contra un Mides que nació para “terminar con una tragedia”.

Por “falta de méritos”, la bancada del Frente Amplio recomendará al Parlamento rechazar la creación de una Comisión Investigadora respecto a las dos ultimas gestiones del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Si bien se especifican varias razones para esa decisión, se destaca una fundamental. “No hay, en la extensa documentación presentada por el diputado denunciante, una sola razón documentada para que ello ocurra”.

Así se expresa en el informe en mayoría con el que, en 79 páginas, el oficialismo defenderá su postura el mes que viene cuando el asunto sea discutido en la Cámara Alta.

La conclusión del oficialismo, a la que accedió ECOS, es que el diputado nacionalista Martín Lema, promotor de la Investigadora, se limitó a reiterar planteos que ya fueron respondidos a través de pedidos de informes o diversas comparecencias del ministerio ante el Parlamento.

También se le cuestiona que en su informe incluyera “opiniones políticas, cuestionamientos, discrepancias y ejercicios especulativos”.

Para el oficialismo, todo eso puede ser legítimo en una acción política, pero en ningún caso justifica la formación de una investigadora.

Allí se le aclara a Lema que el Mides no nació como una “buena idea”, sino como “un respuesta imperiosa a la existencia de uno de cada tres uruguayos bajo la línea de pobreza, a un 4% de personas que, de acuerdo a la manera de medir de fines de 2004, no contaban con un plato de comida por día”.

Su cometido fue, se afirma, “terminar con la tragedia generada que expulsó del trabajo, del hogar, del estudio, de la salud, y del tejido social, a miles de personas”, que hoy están “en el mundo del trabajo, en la capacitación, en los centros educativos”.

En el marco de una fuerte defensa política de las gestiones del ministerio, el informe del Frente Amplio responde punto por punto a las denuncias de Lema. Entre ellas a los cuestionamientos sobre la presunta falta de control a los beneficiarios de la Tarjeta Uruguay Social (TUS).

En ese marco se asegura que, desde 2012 hasta el pasado diciembre, el Mides realizó más de 269 mil visitas a los hogares que cuentan con esta beneficio. En seis años, se le dio de baja a casi 45 mil tarjetas. Otras 2000 de monto duplicado pasaron a ser simples, y 12500 pasaron a ser dobles.

Según las cifras, citadas, en todo este tiempo fueran entregadas 45.300 tarjetas nuevas, con lo que el número de beneficiarios sigue siendo constante.

A diciembre, según el informe del oficialismo, el 96% de hogares con TUS habían sido visitados al menos una vez por el Mides para determinar si les correspondía continuar con el beneficio. También lo fueron el 65% de los hogares que perciben Asignaciones Familiares.

El instrumento principal que se utiliza para seleccionar a la población es el Índice de Carencias Críticas (ICC) y es construido y actualizado por la Universidad de la República.

El Frente Amplio rechaza en su informe que el Mides desoiga sistemáticamente las observaciones del Tribunal de Cuentas. En caso de razones fundadas y de necesidad, algunos gastos fueron reiterados, amparados en lo previsto por la Constitución.

Con respecto a la Asociación Civil Grupoca, contratada por el ministerio, se reconoce que estuvo integrada por un funcionario del Mides, aunque se repara que la adjudicación fue realizada por compra directa cuando cambió la conformación de su comisión directiva.

Con respecto al pago de boletos a trabajadores de ONG que prestaban servicio al Mides, se señala que dicha práctica nunca fue observada por el Tribunal entre 2005 y 2013.

Sí lo fue a partir de ese año, por un cambio de criterio en el organismo. Luego de acordar la forma de registrar el gasto, las observaciones desaparecieron a partir de 2017.

El TCR, los cubanos y la CND

El informe procura despejar también las dudas sobre el convenio que el Mides firmó con el Ministerio de Salud de Cuba para la llegada de técnicos en prótesis de ese país.

El convenio data de 2012. Uruguay le transfiere en forma anual a Cuba 124 mil dólares, destinados a pagar pasajes y estipendio de los cubanos.

El acuerdo fue justificado en que, hasta entonces, las prótesis eran realizadas por idóneos, dado que a nivel local no existían profesionales en la materia.

El oficialismo también justificó el convenio firmado entre el Mides y la Corporación Nacional para el Desarrollo, para la gestión de un préstamo por casi 45 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo para el Programa Integral de Infancia, Adolescencia y Familia en Riesgo Social.

Las contrataciones realizadas por esa vía fueron observadas, ya que el Tribunal de Cuentas argumentó que el 80% podría haberlas hecha el Mides en forma directa.

Al respecto, desde el oficialismo se asegura que la única manera de haber evitado las observaciones era “dejando sin contrato a unos mil trabajadores y, por lo tanto, dejando de atender a miles de familias”.